Si tu pareja te deja, que no se vaya con tu dinero

Por  Staff Puebla On Line | Publicado el 14-02-2017
Foto: Agencia Enfoque

Usted habrá escuchado más de una vez esas historias en las que dos personas, en su momento llevados por la emoción de un “juntos por siempre”, adquieren un bien en conjunto o empiezan a flexibilizar las barreras de sus finanzas personales. Tiempo después, al terminar la relación, alguno de ellos se queda con el bien y no hay manera de que la otra parte pueda ver el retorno de su inversión.

Parece ser un tema por demás común. Especialistas en finanzas personales coinciden en que evadir el tema del dinero podría no ser bueno para una sana convivencia; no obstante, esto podría estar muy alejado de la realidad una vez que la integración monetaria llega al grado de adquirir un inmueble en conjunto, o bien, el financiamiento de un automóvil.

En el caso de estar unido por un vínculo legal, como el matrimonio, la regulación legal en la materia garantiza que, gane o pierda, habrá una repartición de bienes “justa”. Sin embargo, ¿qué pasa en el caso de las parejas que viven en unión libre y han acordado repartir gastos y obligaciones financieras?

En el 2016, conforme a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo elaborada y publicada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), 58.1% de la población se encontraba en una relación. El Instituto destaca también que “un mayor número de personas decide vivir en unión libre, dando paso a menor número de uniones legales”. Así que la importancia de hablar de las finanzas de estas sociedades no resulta menor.

Si es su caso, los especialistas le recomiendan que marque un límite claro sobre su dinero, que evite el tabú de que hablar sobre ello es de mala educación, pues esto le puede causar conversaciones aún más incómodas a la hora de encarar los gastos de la relación que termina.

Gabriela Aguado, presidenta y directora general del Instituto de Finanzas Personales (IFP), y Berenice Naranjo, directora administrativa también de esta entidad, aconsejan que al empezar a compartir costos con su pareja haga un acuerdo previo al respecto, sí, como un contrato con todo y firma, sobre las obligaciones que adquiere cada quien. Esto no sólo para los gastos cotidianos, como renta, servicios y víveres, sino para tener en cuenta cuál es el margen para adquirir otro bien en conjunto.

Por otro lado, Kathy Quintero, vocera de Resuelve tu Deuda, recomienda conocer la relación de su pareja con el dinero: cómo tiende a endeudarse, saber cuánto gana cada parte y qué rubros del gasto se pueden compartir, así como establecer si existirá un margen para el ahorro personal. Todo esto es de ayuda al momento de homologar gastos.

Si su pareja se va, que no se vaya su dinero

Ahora bien, si usted se encontraba en una relación y con su ruptura amorosa también ve una próxima deuda o pérdidas de bienes en los que invirtió gran parte de sus ingresos, Aguado y Naranjo consideran que lo primero que debe hacer es “una lista de todos los bienes, responsabilidades legales, fiscales (...) que tienen de manera individual y en pareja, para que a partir de ello (usted pueda) determinar qué cosas son susceptibles de repartir y qué cosas conserva cada quien”.

Procure hacerlo de una manera conciliatoria con cosas pequeñas: “Cuenta de Netflix, Spotify, el celular, enseres menores de la casa”, y vea si esto puede escalar a un acuerdo sobre temas más delicados como una hipoteca, propiedades adquiridas en conjunto, o bien, el financiamiento de un automóvil.

Tenga en cuenta qué quiere, pero sobre todo sea sincero con respecto a lo que puede conservar. Por lo general, los productos financieros que necesitan una importante cuota se contratan justamente con otra persona, porque probablemente con un único sueldo no se podrían adquirir. En muchas ocasiones se puede llegar a un acuerdo para que alguno de los involucrados se quede con el bien, pero en muchas otras una de las alternativas más sencillas es la venta, consideran Aguado y Naranjo.

En el caso de otras deudas contraídas en conjunto, las especialistas del IFP recomiendan llegar a un acuerdo de cómo y quién las cubrirá, asegurarse de cancelar, congelar y cerrar cuentas que puedan afectar su historial crediticio o pondrían en riesgo su patrimonio en otro momento.

Algo fundamental —y no es por desconfiar, sino por seguridad— es que usted guarde todos los comprobantes de transferencias y bienes que se destinaron a la adquisición de un bien específico, así como no dejar de “invertir cualquier suma que le haya tocado en la liquidación de bienes de la separación (...), ya que ayudará a conservar algo de lo recuperado” y evitará que usted pierda del todo, recomiendan las especialistas.

Por último, independientemente de que no exista una relación “legal”, al momento de involucrarse en temas como hipotecas o la repartición de bienes y deudas que representan una importante cantidad de dinero, las especialistas del IFP recomiendan no dejar el proceso a la buena voluntad de ambas partes, sino asesorarse con un abogado que ayude a transitar las situaciones espinosas sin mayor problema.

Fuente: http://eleconomista.com.mx/finanzas-personales/

comments powered by Disqus
  • Así inició la liberación del precio de las gasolinas en Puebla

  • #SinVotoNoHayDinero, Puebla ahorraría 91 mdp en partidos políticos

  • Gali inicia operativo Escudo Zaragoza en Teziutlán Puebla

  • Peña Nieto y Tony Gali conmemoran CVI Aniversario del Ejército Nacional en Puebla

  • Club Puebla vs Jaguares 3-0, Jornada 7, Liga MX 2017, Goles

  • Pericos de Puebla será protagonista y buscará campeonato en la LMB 2017

Servicios

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA PUEBLA