Los dos argumentos (legales) contra Doger

Carlos Gómez

Al interior del PRI, y del equipo jurídico de Javier López Zavala, hay confianza de que no procederá el juicio que promovió Enrique Doger Guerrero en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Son dos los argumentos legales en los que el grupo de López Zavala tiene sembradas todas sus esperanzas para que el magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar deseche la queja de Enrique Doger.

El primero de ellos, es que Enrique Doger no cumplió el punto número 5 de las bases de la convocatoria emitida por el Comité Ejecutivo Nacional del PRI y que establecen que los aspirantes deberían contar con:

a) 25 % de la Estructura Territorial, identificada a través de los Comités Municipales; y/o
b) 25 % de los Sectores y/o el Movimiento Territorial, la Organización Nacional de Mujeres Priistas, el Frente Juvenil Revolucionario y la Unidad Revolucionaria; y/o
c) 25 % del total de los Consejeros Políticos Estatales del Partido; y/o
d) 10 % de afiliados inscritos en el Registro Partidario en el Estado”.
Hasta aquí el primer argumento.

El segundo es que Doger no cumplió con los requisitos establecidos por la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral para que proceda su Juicio de Protección de los Derechos Político Electorales de los Ciudadanos.

En particular, confían en que el juicio sea rechazado porque Doger Guerrero no agotó los procesos en instancias internas del PRI, ni en el Tribunal Electoral del Estado y se apegó a la figura jurídica per saltum.

Un análisis de la Ley, refiere que en su artículo tercero habla de “El sistema de medios de impugnación regulado por esta ley tiene por objeto garantizar”.

Y en su inciso C, refiere “El juicio para la protección de los derechos político–electorales del ciudadano”.

La parte interesante, viene en el artículo 10, inciso D, de la misma ley que indica

Los medios de impugnación previstos en esta ley serán improcedentes en los siguientes casos:

d) Cuando no se hayan agotado las instancias previas establecidas por las leyes, federales o locales, o por las normas internas de los partidos políticos, según corresponda, para combatir los actos o resoluciones electorales o las determinaciones de estos últimos, en virtud de las cuales se pudieran haber modificado, revocado o anulado, salvo que se considere que los actos o resoluciones del partido político violen derechos político-electorales o los órganos partidistas competentes no estuvieren integrados e instalados con

antelación a los hechos litigiosos, o dichos órganos incurran en violaciones graves de procedimiento que dejen sin defensa al quejoso”.

En el artículo 80, inciso G, de la misma ley indica:

El juicio podrá ser promovido por el ciudadano cuando:

g) Considere que los actos o resoluciones del partido político al que está afiliado violan alguno de sus derechos político-electorales. Lo anterior es aplicable a los precandidatos y candidatos a cargos de elección popular aún cuando no estén afiliados al partido señalado como responsable.

2. El juicio sólo será procedente cuando el actor haya agotado todas las instancias previas y realizado las gestiones necesarias para estar en condiciones de ejercer el derecho político–electoral presuntamente violado, en la forma y en los plazos que las leyes respectivas establezcan para tal efecto.

3. En los casos previstos en el inciso g) del párrafo 1 de este artículo, el quejoso deberá haber agotado previamente las instancias de solución de conflictos previstas en las normas internas del partido de que se trate, salvo que los órganos partidistas competentes no estuvieren integrados e instalados con antelación a los hechos litigiosos, o dichos órganos incurran en violaciones graves de procedimiento que dejen sin defensa al quejoso”.

Y para rematar se alegarán que el artículo 83, en su inciso II, establece:

Son competentes para resolver el juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano:

II. En los casos señalados en los incisos e) y g) del párrafo 1 del artículo 80 de esta ley”.

Habrá que esperar qué tan efectiva resulta la defensa del PRI y del grupo zavalista.

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com