La sucesión en la BUAP está en marcha

Carlos Gómez

El próximo 4 de octubre será apenas el Primer Informe del Segundo Periodo del rectorado de Enrique Agüera Ibáñez al frente de la BUAP, sin embargo, el ánimo que existe en la institución es que los tiempos de la sucesión se han adelantado por dos factores: la derrota de Javier López Zavala y la campaña mediática por el dinero y las propiedades del rector.

Ambos factores han sido determinantes para obligar al rector y su grupo de trabajo a replantear los escenarios políticos, los tiempos, los actores y empezar de inmediato la sucesión ante la llegada del nuevo grupo político al gobierno estatal, encabezado por Rafael Moreno Valle Rosas, a partir de febrero de 2011.

Por lo pronto, está descartado en estos momentos (insisto, sólo por estos meses) que Enrique Agüera deje la Rectoría de la BUAP en el 2011 para buscar la candidatura del PRI al Senado de la República.

Y no lo hará porque tendría que dejar un rector interino con todos los riesgos políticos que representa dejar unos meses el control de la BUAP.

Y tampoco es falta de confianza a su plan A (que es el tesorero, Alfonso Esparza Ortiz), ya que el grupo político que lo acompaña está preparado para mantenerse al interior de la BUAP y garantizar el control de la máxima casa de estudios.

Simplemente, Enrique Agüera quiere terminar su segundo periodo al frente de la BUAP y evitar que los aspirantes a sucederlo retomen la guerra sin tregua en su contra el próximo año (la cual ya empezó desde hace algunas semanas).

Por eso, uno de los mensajes que se espera dé Enrique Agüera en su Informe del próximo 4 de octubre es que no se irá en el 2011, ni renunciará a su periodo por el que fue electo.

Como sea, es un hecho que la sucesión estará en marcha desde ese día, porque él ya no se puede reelegir, pero se jugará en los tiempos que él marque.

En otras palabras, el control de la sucesión estará en sus manos.

Y así lo deberán entender en estos momentos el vicerrector, Jaime Vázquez, el director de la Facultad de Derecho, Guillermo Nares Rodríguez, y el propio tesorero, Alfonso Esparza.

Y el mensaje también irá para Mario Marín Torres, quien deberá entender que la BUAP no será el último reducto del PRI en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas. Tampoco será la mina de donde se financie la dirigencia que pretende encabezar Javier López Zavala.

El mensaje también será para el gobernador electo, Rafael Moreno Valle Rosas, quien deberá tener claro que el rector también jugará su propia sucesión.

Finalmente vale la pena comentar que un ejemplo de que los tiempos de la sucesión en la BUAP se han adelantado, es que la semana pasada el director de la Facultad de Derecho, Guillermo Nares, organizó un concurso de oratoria.

Lo interesante del tema, es que Memo Nares hizo la convocatoria a todas las facultades de la BUAP y no sólo en la que dirige, situación que altera de alguna forma el pacto que tiene con Enrique Agüera.

Cuentan que Memo Nares busca ya a sus futuros líderes universitarios con buen discurso y dispuestos a sumarse a su proyecto político para ser el próximo rector.

La sucesión en la BUAP, insisto, está en marcha.

** ** **

Agentes de Vialidad ya están cansados de la cuota diaria de 200 pesos que les piden para seguir en sus cruceros y respectivos puestos de trabajo.

Por eso ya preparan un reporte detallado de toda la corrupción que se vive en la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad Municipal.

Y de la forma en que el secretario, Manuel Alonso García, tolera que el líder de la hermandad, Héctor Guerra, opere ya la sucesión en la dependencia a través del comandante Ignacio Pérez y de Francisco Valero.

Y de cómo se han ofrecidos ciertas prebendas a los agentes que se vuelvan sus soplones y entreguen a sus compañeros que se atrevan a denunciar los actos irregulares que se cometen en esa dependencia municipal.

Pese a tales amenazas, comenzarán a circular algunas anomalías como es el caso de los “aviadores” y que conocen muy bien Benito Pérez Tlapapatl y José Leonel Berriel Kuri.

** ** **

El viernes de la semana pasada publicamos una queja contra Francisco Vargas Aquino, director de la escuela primaria Carlos Peterssen, ubicada en la colonia México 68, por negarse indebidamente a registrar al niño David Fuentes González al quinto año.

La queja ya llegó a la SEP y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y ahora se sabe que Francisco Vargas Aquino, también cobra como síndico del municipio de Xochiltepec.

Es decir, Francisco Vargas es director de una escuela primaria y síndico al mismo tiempo.

¿Cómo le hace?

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,