Presidente, ¿espurio en el PRI municipal de Puebla?

Carlos Gómez

Un hombre conocedor de las leyes.

Un abogado refugiado, y experto, en el derecho.

Un político, que a diferencia de otros, sabe de leyes.

Un hombre temible hace varios años por la forma de manejar los marcos jurídicos y los tiempos políticos.

Hoy enfrenta un dilema sencillo: la legitimidad.

Carlos Meza Viveros, abogado de profesión y político de nacimiento, enfrentará en las siguientes semanas el arreció de una campaña para saber por qué sigue al frente del PRI.

Benefactor, y a la vez beneficiario, del sistema.

Un personaje capaz de demandar a cualquiera por nada (hasta el autor de esta columna, si da motivos).

Ese hombre cercano a las leyes, y respaldado en el poder, deberá decir ¿por qué sigue en el poder?

¿Por qué?

Porque si perdió al igual que Alejandro Armenta Mier.

¿Qué diferencia hay entre Carlos Meza y Alejandro Armenta?

¿Qué diferencia hay entre Javier López Zavala y Mario Montero?

Ninguna.

Por las circunstancias que quería.

Por los pretextos que quería, será un perdedor como Alejandro Armenta Mier.

Ambos tenían todo, como lo tuvo Javier López Zavala, para ganar las elecciones de 2010 y perdió.

Quizá sí. Me equivocó. El abogado Carlos Meza, en los momentos más tristes de la derrota del 4 de julio, admitió que habían perdido la elección.

Pero la única diferencia es que no lo ha hecho público.

¿Dónde está Carlos Meza?

¿Dónde está Alejandro Armenta Mier (quién se sentía secretario de Gobernación y candidato a gobernador de Puebla)?

Como sea, el histórico 4 de julio, está ahí, en la historia del estado de Puebla.

Pero en el presente, la demanda del PRI es otra.

Necesita nuevos cuadros y liderazgos.

Por eso es necesario, para los priístas, saber ¿por qué Carlos Meza sigue en la presidencia del Comité Directivo Municipal?

Legalmente, o al menos dicen varios de los integrantes del Comité Municipal, no hay mucha no hay legal para justificar la presencia del líder municipal.

Políticamente, tal vez, tenga que decir algo.

Quizá.

Legalmente, él es experto, puede corregir al autor de esta columna.

Como sea, hay un acta firmada el 25 de junio de 2008 firmada por Sandra Montalvo en su calidad de Presidenta del Comité Directivo Municipal del PRI y del secretario Técnico, César Montemayor, en la que se establece que hay un periodo de vigencia para su presidencia y ya terminó.

Dice tal convocatoria:

“Elección del Presidente y Secretario General, sustitutos, del Comité Municipal, del Partido Revolucionario Institucional en Puebla, Puebla, para concluir el periodo estatutario de gestión 2006 – 2009”.

¿Sustitutos?

¿Por qué tiempo?

Carlos Meza debe explicar sus propios periodos de vigencia.

Abogado, usted debe aclararle qué tiempo y por qué sigue al frente del PRI.

¿No?

¿O será un presidente espurio?



** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com