La caída de Zavala y su futuro incierto

Carlos Gómez

A Blanca Alcalá, presidenta municipal de Puebla, le prometieron que sería la candidata a senadora de la República en el 2012.

A Enrique Agüera Ibáñez, rector de la BUAP, también le prometieron la candidatura a senador de la República en el 2012.

A ambos personajes les juraron que no había poder sobre la tierra que modificara esa decisión, pero a cambio les pidieron hacerse a un lado en la contienda interna del PRI para elegir al candidato a gobernador para que Javier López Zavala fuera el abanderado tricolor con el desenlace que todos conocemos.

Ahora, a Javier López Zavala le prometieron que será el candidato a senador en el 2012 a cambio de renunciar a sus aspiraciones a la dirigencia estatal del PRI.

¿Quién le asegura que le van a cumplir?

Javier López Zavala perdió hasta seriedad como político, debido a que previo a la reunión que sostuvo este lunes con presidentes municipales electos y en funciones le aseguró a los reporteros de la fuente política que hasta el viernes tomaría una decisión.

Minutos después, y ante los presidentes municipales, anunció que renunciaba a sus aspiraciones a la dirigencia estatal del PRI porque quiere ser senador de la República.

Después, a escondidas de los medios de comunicación, salió el ex candidato sin hacer pública su declinación, aunque los ediles que estuvieron en la reunión decidieron desenmascarar al otrora candidato a gobernador.

La tarde de ayer Zavala sufrió un revés más en su carrera política.

Uno más.

Hagamos cuentas.

Quería ser presidente municipal de Puebla en las elecciones de 2007.

Quería ser líder de la fracción del PRI en las elecciones de 2007

Quería ser gobernador de Puebla en el 2010.

Quería ser notario por Tehuacán en el 2010.

Quería ser líder del PRI en el 2010.

Ahora quiere ser senador del PRI en el 2012, ¿podrá?

Como sea, estamos ante la caída de un político que tuvo todo el poder en las manos y lo dejó ir.

** ** **

Por cierto, Juan Carlos Lastiri no aprende de los errores de Zavala.

Los poblanos y los priístas cobraron muy cara la imposición de Mario Marin para que Javier López Zavala fuera el candidato a gobernador.

Y pese a ese ejemplo, Juan Carlos Lastiri ni siquiera intenta engañar a los priístas con supuesto rompimiento con Zavala y Marín.

Al contrario, se presenta como el plan B de Zavala y Marín.

La imposición está en marcha.

Marín y Zavala así obtuvieron la candidatura a gobernador, pero perdieron el poder.

Ahora, Marín y Zavala repiten la misma fórmula por la dirigencia estatal del PRI, ¿volverán a perder el control?

** ** **

Con la novedad de que el secretario de Desarrollo Rural, Gustavo Jiménez Aguayo, no ganó de fondo el amparo que tramitó en el Juzgado Quinto de Distrito para evitar ser detenido por policías federales, ya que únicamente obtuvo una suspensión provisional para dejar sin efecto la orden de arresto que tiene en su contra.

En otras palabras, el funcionario poblano no puede ser detenido en estos momentos por elementos de la Delegación en Puebla de la Procuraduría General de la República (PGR), que ya tienen el oficio de detención y presentación ante el Juez Octavo de Distrito de Procesos Penales Federales, porque tiene la suspensión provisional.

Personas que conocen del caso, cuentan que Gustavo Jiménez no tiene de qué preocuparse porque el problema de la posesión de un predio, ubicado en Tételes de Ávila Castillo, no lo creó él. Sólo lo heredó y será cuestión de trámites administrativos para que regrese a manos de la empresaria de Jalisco para terminar con el conflicto.

La apuesta del secretario estatal es alargar todo lo posible el juicio de amparo para que la Secretaría de Gobernación agilice los trámites de restitución del predio a la empresaria para que quede liberado de la demanda y la orden de arresto.

Lo que necesita el secretario es tiempo y no perder el amparo para seguir en libertad.

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com

htt://twitter.com/gomezcarlos79


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,