Galaxia La Calera, verdades a medias

Carlos Gómez

“Del marco geológico local, se concluye la existencia de tres fallas cercanas al predio (Galaxia La Calera), a saber: Tepoxúchitl, Clavijero y Totimehuacán, las cuales distan de éste entre 1 y 3 km. Estas fallas en ningún caso interesan la zona de viviendas y, además, no existen referencias históricas recientes de su posible actividad, por lo que no tienen influencia alguna en el comportamiento estructural de las mismas. Por otra parte, no se detectaron dentro del predio gruesos depósitos de talud, evidencias de colapsos cársticos, fallas de talud, ni fallas geológicas”.

Está larga, pero necesaria cita es tomada del “Estudio Geológico – Geotécnico para la revisión del estado actual de viviendas en los andadores 1º a 3º de Tauro, Manzana 70 fraccionamiento Galaxia La Calera en Puebla, Pue.”, que fue realizado por la empresa Ingeniería Civil en Desarrollo en septiembre de 2009, ante la exigencia de los vecinos de este conjunto habitacional para saber por qué aparecieron grietas en sus casas y su temor de vivir sobre fallas geológicas.

El resultado del estudio es muy interesante pero se puede prestar a diversas interpretaciones.

Por ejemplo, la empresa Diarel (antes SARE) no niega la existencia de las fallas geológicas de las casas de Galaxia La Calera, pero se defiende al asegurar que se encuentran a distancias de 1 a 3 kilómetros del lugar donde están las viviendas.

¿Eso qué implica?

¿Están o no en zona de riesgo?

Según la empresa Ingeniería Civil en Desarrollo, no.

Según los vecinos, sí.

Este fin de semana el tema del peligro de vivir cerca de las fallas geológicas y la contaminación que genera la empresa Diarel por descargar aguas negras en las barrancas cercanas volvieron a reactivarse porque peritos de la PGR sorprendieron a la inmobiliaria arrojando aguas contaminadas de 3 mil casas en la barranca conocida como Las Lajas.

No hay que olvidar que ya son 3 veces en que Diarel es sorprendida arrojando aguas sucias a las barrancas de esa zona.

Pero todo parte de un origen viciado de ese y otros fraccionamientos que ya están en la zona.

Todo empezó desde que Luis Paredes, y su Cabildo, autorizó el cambio de uso de suelo a buena parte de los bosques de La Calera.

Ahí empezó todo mal, porque se comenzó a construir en una zona boscosa y luego vinieron el resto de los problemas del drenaje y, por si fuera poco, se supo lo de las fallas geológicas cerca de ese lugar.

Por donde se le vea, el caso de Galaxia La Calera debe servir como un antecedente muy importante para las autoridades federales, estatales y municipales, y sobre todo para los posibles compradores en ese lugar de la ciudad, debido a que los problemas que tienen en dicho fraccionamiento muy probablemente se repitan.

No hay duda que el caso es muy delicado porque están en juego decenas de vidas de las personas que viven ahí y estamos ante un daño irreparable al medio ambiente.

Lo peor de todo es que ninguna autoridad hace algo.

Estamos ante funcionarios que son simples espectadores.

** ** **

De regreso después de un receso obligatorio.

Gracias a mis amigos por sus interminables muestra de apoyo y solidaridad.

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com

http//:twitter.com/gomezcarlos79