Entradas con la etiqueta ‘obra publica’

Los dos rostros de Mario Marín

Jueves, 14 de Enero de 2010

 

Carlos Gómez

 

Nadie se imagino el 14 de febrero de 2006 que Mario Marín Torres sobreviviría a una embestida mediática, política y legal sin precedentes en la historia de Puebla, por el escándalo de la periodista, Lydia Cacho.

 

Nadie pensó en los días siguientes a la difusión de las grabaciones con Kamel Nacif, que a casi cuatro años de distancia el mandatario llegara a su Quinto Informe con una fortaleza política real.

 

El pronóstico que se dio en las semanas siguientes al 14 de febrero era más que catastrófico para él.

 

Las apuestas no eran si Mario Marín resistiría la embestida. No. Las apuestas eran adivinar qué tiempo soportaría la presión antes de solicitar licencia para separarse del cargo.

 

Cuando su caso fue turnado de la Cámara de Diputados Federales a la Suprema Corte de Justicia de la Nación también se especuló que era el final del sexenio y la carrera política de Mario Marín.

 

Todo eso pasó en el 2006 y los ciudadanos le cobraron la factura y ese año perdió 12 diputaciones federales y los dos lugares en el Senado de la República.

 

El futuro era incierto a mediados de julio de 2006.

 

Sin embargo, Mario Marín logró un verdadero milagro político y las circunstancias le favorecieron porque el presidente, Felipe Calderón, llegó totalmente débil a la Presidencia de la República y el PRI supo rescatar de entre los muertos (hablando en términos políticos) al mandatario poblano para pactar su permanencia en el cargo en lo que restaba de su sexenio.

 

Como sea y con lo que sea, incluido el pacto con Felipe Calderón, Mario Marín sobrevivió al ataque mediático y legal y logró que el 29 de noviembre de 2007 la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo exonerara de cualquier responsabilidad legal del caso de la detención de la periodista Lydia Cacho.

 

Unos pocos días antes de esa victoria legal, Mario Marín borró del mapa electoral al PAN, al imponerse 26 a 0 en las diputaciones locales, retener la presidencia municipal de Puebla y recuperar las principales cabeceras distritales del estado para el PRI.

 

Ese noviembre de 2007, Mario Marín supo que la ciudadanía había olvidado el escándalo y lo perdonó y por eso confió en el PRI y en él, una vez más.

 

Mario Marín derrotó los más catastróficos pronósticos –como sea-, y no sólo permaneció en el cargo de gobernador de Puebla, sino que empezó a ejercer el poder real de ser mandatario porque durante dos años se alejó de la vida pública por el escarnio que recibía cada vez que se paraba en un evento entre febrero de 2006 y noviembre de 2007.

 

A partir de los primeros días de diciembre de 2007, Mario Marín volvió a ejercer el poder a plenitud y en los últimos dos años y un mes se ha dedicado a recuperar el tiempo perdido y a construir su proyecto transexenal.

 

El gobernador nuevamente aplicó una cátedra en materia política y barrió por segunda ocasión con el PAN al propinarle un contundente 16 a 0 en las elecciones federales de julio del año pasado.

 

Hoy que Mario Marín rendirá su Quinto Informe de Gobierno llega con una excelente salud política.

 

El mandatario puede presumir que tiene el control total y absoluto del Congreso.

 

Puede restregarle al PAN que tiene 16 diputados federales y la mayoría de las cabeceras distritales.

 

Puede reírse de los grupos priistas que soñaron con quitarle la candidatura del PRI a gobernador.

 

Puede vanagloriarse porque tiene todo listo para imponer en la candidatura del PRI a gobernador a su discípulo Javier López Zavala.

 

Que a Blanca Alcalá Ruiz  la espantó con el petate del muerto y se doblegó de miedo.

 

Que a Enrique Doger no le alcanzó para crecer en las encuestas como él lo hizo con Melquiades Morales Flores.

 

No obstante a Mario Marín sólo le faltan dos cosas para cerrar con broche de oro una gestión que es un ejemplo de supervivencia política: primero que Javier López Zavala se registre como candidato del PRI a gobernador; y, segundo, que gane las elecciones del 4 de julio de 2010.

 

**         **         **

 

Sin embargo, Mario Marín también tiene otra cara, y ésta opaca su brillante carrera política, la de sus magros resultados como gobernador.

 

Puebla es una vergüenza en materia de obra pública.

 

Las obras son caras, mal hechas y se tardan demasiado en ser terminadas.

 

La corrupción es el pan de cada día.

 

Tolera a más no poder la ineptitud y el enriquecimiento de su grupo.

 

Mario Marín encabeza una administración que teme a la transparencia.

 

La pobreza no fue combatida con efectividad.

 

En materia de educación, Puebla sigue como una de las peores entidades del país.

 

Puebla cayó en materia de competitividad.

 

La inseguridad y la delincuencia organizada ya son dueñas de Puebla.

 

No tuvo la capacidad de generar las condiciones para crear empleos.

 

La Célula es un elefante blanco y fue dinero tirado a la basura y buena parte se fue a los bolsillos de sus funcionarios.

 

El Centro Expositor no tiene para cuándo sea terminado y tiene una tan patética planeación que se les olvidó incluir un estacionamiento.

 

La Vía Atlixcáyotl (ahora llamada Bulevar Bicentenario) es la única obra decente, pero tardarse cinco años para ese tipio de obras habla de las pobres ideas que tiene para destacar y dejar un legado digno.

 

Los hospitales tan caros y con pésimo servicio.

 

En fin.

 

Mario Marín llega a su Quinto Informe con más deudas que resultados.

 

Los únicos que se pueden sentir satisfechos por sus cinco años de gobierno, son sus colaboradores, a ellos si les ha ido bien, porque el resto de los poblanos están igual o peor que cuando llegó a la gubernatura.

 

**         **         **

 

gomez_carlos79@hotmail.com

Revés jurídico a Blanca Alcalá

Martes, 30 de Junio de 2009

Carlos Gómez

La respuesta a la denuncia hecha en este espacio sobre el reclamo de la empresa Cimentaciones y Edificaciones Puebla S.A. de C.V., de una supuesta deuda por un proyecto elaborado y que no ha sido pagado, fue la negación total del caso apoyada por la amnesia del nuevo secretario de Gestión Urbana, Jorge Rodríguez y Morgado.

Según el funcionario municipal no hay tal deuda, el gobierno municipal no cometió ningún fraude y Sergio Vergara de La Luz Berdejo es casi un mártir y no entiende por qué se le critica a ese pobre hombre que hizo puras porquerías cuando fue el responsable de obra pública en el gobierno municipal y para muestra están los trabajos en el Centro Histórico, la lateral de la autopista y el parque de El Carmen.

Y si no hay más ejemplos de las porquerías que hizo, es porque lo corrieron cuando la presidenta municipal se dio cuenta -a la mitad de su gobierno- que no tenía secretario de Gestión Urbana, tenía un funcionario que sólo cobró y vivió del erario porque no hay una sola obra por la que destaque este gobierno municipal.

Jorge Rodríguez y Morgado aseguró que Sergio Vergara dejó todo en orden y sin ningún faltante.

Vaya, no cabe duda que hasta para mentir hay que saber cómo, pero Jorge Rodríguez y Morgado no sabe y sólo se exhibe.

Ni hay tal orden, ni todos los casos estaban cerrados.

Para información de Jorge Rodríguez y Morgado existe un juicio de amparo y una resolución en contra del Ayuntamiento de Puebla promovido por la empresa Cimentaciones y Edificaciones Puebla.

Desde febrero de 2009 está vigente el juicio de amparo 158/2009 en el Juzgado Primero de Distrito en el que se reclama la falta de pago por parte del gobierno municipal.

Y si eso no fuera poco, el pasado 19 de junio de 2009 el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito emitió el siguiente fallo:

“PRIMERO. Se revoca la sentencia sujeta a revisión.

SEGUNDO.- Se ordena reponer el procedimiento en el juicio de amparo 158/2009, del índice del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Puebla, promovido por Cimentaciones y Edificaciones de Puebla, Sociedad Anónima de Capital Variable, en los términos precisados en la parte final del considerando cuarto de esta ejecutoria”. En tales condiciones, y toda vez que la Superioridad revocó la sentencia recurrida, ordenó dejar insubsistente la audiencia constitucional y reponer el procedimiento en el juicio de garantías… se ordene la notificación en forma personal a la quejosa del informe justificado rendido por la autoridad responsable Presidenta Municipal del Ayuntamiento de Puebla (Blanca Alcalá) y con las constancias que se anexaron a éste, así como con el oficio de fecha diecisiete de febrero de dos mil nueve, suscrito por el Director General Jurídico Consultivo del Ayuntamiento del Municipio de Puebla, exhibido por la citada autoridad en autos, puesto que lo que reclama la quejosa es precisamente la omisión de dar respuesta a su petición y notificársela, para el efecto de que en caso de así creerlo conveniente, la impetrante está en la posibilidad de ampliar su demanda de amparo”.

Hasta aquí el resolutivo.

Así o más claro.

Si en el resolutivo del juicio se demuestra que la empresa Cimentaciones y Edificaciones Puebla S.A. de C.V., reclama injustificadamente el pago de un trabajo ellos el dueño y sus abogados serán los mentirosos y ladrones.

Pero si ganan el pleito legal, entonces los mentirosos serán los funcionarios municipales.

El tema es serio.

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com