Entradas con la etiqueta ‘sucesión. Alberto amador’

Armenta es factor de riesgo

Martes, 18 de Agosto de 2009

* Para mi hijo Emiliano, que nació este lunes 17 agosto; a mi esposa Karla por darme dos ángeles (Iván y Emiliano), y a mis amigos por su apoyo incondicional.

Carlos Gómez

En pocos días se terminaron las porras y los halagos al trabajo del líder estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, porque simplemente el proceso de elección del candidato a gobernador se le salió de control.

Armenta puede ser todo: un político hecho, un ex presidente municipal que dio buenos resultados en Acatzingo, un legislador serio y que cumplió con su labor, un secretario de Desarrollo Social eficiente, un líder estatal exitoso y ganador, un precandidato a gobernador con posibilidades reales.

Pero le faltan dos cosas: credibilidad e imparcialidad.

Su posición es bastante incómoda y, sobre todo riesgosa.

Aunque Armenta no lo vea, él es el factor que pone en riesgo el proceso de elección del candidato del PRI a gobernador.

Veamos por qué.

¿Qué papel debería fungir Alejandro Armenta en estos momentos?

En teoría, y como líder estatal, de total y absoluta imparcialidad.

Llevar una sucesión lo más tersa posible, apagar fuegos, conciliar posturas, entre otras.

Pero la realidad es otra.

¿Qué es Alejandro Armenta?

Es uno de los miembros del grupo de Javier López Zavala y en repetidas ocasiones le juró lealtad.

Es líder estatal del PRI.

Es precandidato a gobernador y considerado como el plan B de Mario Marín Torres.

Y es integrante de la burbuja marinista.

Bajo esas condiciones, Alejandro Armenta no tiene credibilidad como líder y carece de imparcialidad para dirigir este proceso de sucesión.

Y es tan evidente, que Javier López Zavala lo ve ya con desconfianza y tiene metida la duda si lo traicionará en algún momento para evitar que sea el próximo gobernador.

Enrique Doger Guerrero, Alberto Amador Leal, Jesús Morales Flores, lo ven como un operador nato de Javier López Zavala y por eso lo ayuda en todo lo que puede.

Blanca Alcalá sabe que Armenta suena incongruente cuando le exige que defina públicamente si quiere o no ser gobernadora.

Y es incongruente porque Blanca Alcalá también puede pedir que Alejandro Armenta se defina si es líder estatal, operador de Javier López Zavala, aspirante del PRI a gobernador, o qué papel juega.
Sin percatarse, Alejandro Armenta Mier es el verdadero generador de divisiones dentro del PRI en este proceso de sucesión.

Sus llamados a mantener la calma y esperar los tiempos carecen de credibilidad, porque mientras con Enrique Doger, Jesús Morales, Alberto Amador y hasta Blanca Alcalá, lanza advertencias, con López Zavala no dice nada.

Armenta debería definir con claridad si le interesa ser o no candidato a gobernador, porque todo el tiempo en que no lo haga, será juez y parte y eso daña cualquier proceso  interno de los partidos políticos.

Alejandro Armenta se convertirá en un ejemplo de lo antidemocrático y no será el joven talentoso político cien por ciento poblano que tanto promueve la diputada federal electa Julieta Marín Torres para que sea el próximo gobernador de Puebla,

**    **    **

gomez_carlos79@hotmail.com