Entradas con la etiqueta ‘Vía Atlixcáyotl’

Los dos rostros de Mario Marín

Jueves, 14 de Enero de 2010

 

Carlos Gómez

 

Nadie se imagino el 14 de febrero de 2006 que Mario Marín Torres sobreviviría a una embestida mediática, política y legal sin precedentes en la historia de Puebla, por el escándalo de la periodista, Lydia Cacho.

 

Nadie pensó en los días siguientes a la difusión de las grabaciones con Kamel Nacif, que a casi cuatro años de distancia el mandatario llegara a su Quinto Informe con una fortaleza política real.

 

El pronóstico que se dio en las semanas siguientes al 14 de febrero era más que catastrófico para él.

 

Las apuestas no eran si Mario Marín resistiría la embestida. No. Las apuestas eran adivinar qué tiempo soportaría la presión antes de solicitar licencia para separarse del cargo.

 

Cuando su caso fue turnado de la Cámara de Diputados Federales a la Suprema Corte de Justicia de la Nación también se especuló que era el final del sexenio y la carrera política de Mario Marín.

 

Todo eso pasó en el 2006 y los ciudadanos le cobraron la factura y ese año perdió 12 diputaciones federales y los dos lugares en el Senado de la República.

 

El futuro era incierto a mediados de julio de 2006.

 

Sin embargo, Mario Marín logró un verdadero milagro político y las circunstancias le favorecieron porque el presidente, Felipe Calderón, llegó totalmente débil a la Presidencia de la República y el PRI supo rescatar de entre los muertos (hablando en términos políticos) al mandatario poblano para pactar su permanencia en el cargo en lo que restaba de su sexenio.

 

Como sea y con lo que sea, incluido el pacto con Felipe Calderón, Mario Marín sobrevivió al ataque mediático y legal y logró que el 29 de noviembre de 2007 la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo exonerara de cualquier responsabilidad legal del caso de la detención de la periodista Lydia Cacho.

 

Unos pocos días antes de esa victoria legal, Mario Marín borró del mapa electoral al PAN, al imponerse 26 a 0 en las diputaciones locales, retener la presidencia municipal de Puebla y recuperar las principales cabeceras distritales del estado para el PRI.

 

Ese noviembre de 2007, Mario Marín supo que la ciudadanía había olvidado el escándalo y lo perdonó y por eso confió en el PRI y en él, una vez más.

 

Mario Marín derrotó los más catastróficos pronósticos –como sea-, y no sólo permaneció en el cargo de gobernador de Puebla, sino que empezó a ejercer el poder real de ser mandatario porque durante dos años se alejó de la vida pública por el escarnio que recibía cada vez que se paraba en un evento entre febrero de 2006 y noviembre de 2007.

 

A partir de los primeros días de diciembre de 2007, Mario Marín volvió a ejercer el poder a plenitud y en los últimos dos años y un mes se ha dedicado a recuperar el tiempo perdido y a construir su proyecto transexenal.

 

El gobernador nuevamente aplicó una cátedra en materia política y barrió por segunda ocasión con el PAN al propinarle un contundente 16 a 0 en las elecciones federales de julio del año pasado.

 

Hoy que Mario Marín rendirá su Quinto Informe de Gobierno llega con una excelente salud política.

 

El mandatario puede presumir que tiene el control total y absoluto del Congreso.

 

Puede restregarle al PAN que tiene 16 diputados federales y la mayoría de las cabeceras distritales.

 

Puede reírse de los grupos priistas que soñaron con quitarle la candidatura del PRI a gobernador.

 

Puede vanagloriarse porque tiene todo listo para imponer en la candidatura del PRI a gobernador a su discípulo Javier López Zavala.

 

Que a Blanca Alcalá Ruiz  la espantó con el petate del muerto y se doblegó de miedo.

 

Que a Enrique Doger no le alcanzó para crecer en las encuestas como él lo hizo con Melquiades Morales Flores.

 

No obstante a Mario Marín sólo le faltan dos cosas para cerrar con broche de oro una gestión que es un ejemplo de supervivencia política: primero que Javier López Zavala se registre como candidato del PRI a gobernador; y, segundo, que gane las elecciones del 4 de julio de 2010.

 

**         **         **

 

Sin embargo, Mario Marín también tiene otra cara, y ésta opaca su brillante carrera política, la de sus magros resultados como gobernador.

 

Puebla es una vergüenza en materia de obra pública.

 

Las obras son caras, mal hechas y se tardan demasiado en ser terminadas.

 

La corrupción es el pan de cada día.

 

Tolera a más no poder la ineptitud y el enriquecimiento de su grupo.

 

Mario Marín encabeza una administración que teme a la transparencia.

 

La pobreza no fue combatida con efectividad.

 

En materia de educación, Puebla sigue como una de las peores entidades del país.

 

Puebla cayó en materia de competitividad.

 

La inseguridad y la delincuencia organizada ya son dueñas de Puebla.

 

No tuvo la capacidad de generar las condiciones para crear empleos.

 

La Célula es un elefante blanco y fue dinero tirado a la basura y buena parte se fue a los bolsillos de sus funcionarios.

 

El Centro Expositor no tiene para cuándo sea terminado y tiene una tan patética planeación que se les olvidó incluir un estacionamiento.

 

La Vía Atlixcáyotl (ahora llamada Bulevar Bicentenario) es la única obra decente, pero tardarse cinco años para ese tipio de obras habla de las pobres ideas que tiene para destacar y dejar un legado digno.

 

Los hospitales tan caros y con pésimo servicio.

 

En fin.

 

Mario Marín llega a su Quinto Informe con más deudas que resultados.

 

Los únicos que se pueden sentir satisfechos por sus cinco años de gobierno, son sus colaboradores, a ellos si les ha ido bien, porque el resto de los poblanos están igual o peor que cuando llegó a la gubernatura.

 

**         **         **

 

gomez_carlos79@hotmail.com

Desorden en el PRI

Jueves, 22 de Octubre de 2009

Carlos Gómez

Pues con la novedad de que a los líderes del PRI, Alejandro Armenta y Carlos Meza, nadie les hace caso.

Sus militantes los ignoran.

Cada quien hace la promoción que quiere.

Mario Montero con espectaculares, bardas, anuncios en radio y ahora en envolturas de paletas de caramelo.

Ya nada más le faltan las playeras, gorras y despensas (que ya no deben tardar).

Gerardo Pérez comenzó con espectaculares y como no le hace caso a Armenta y Meza de plano contrató publicidad en los camiones del transporte público.

Uno más, Pablo Fernández del Campo decidió seguir con las bardas para promocionar su nombre, pero sin su foto.

Y lo que faltaba, ahora hasta Crispin Campos contrató a unos jóvenes para colocarse en cruceros para promocionarse.

Todos ellos porque quieren ser N.

Y andan desatados.

Ni parece que tengan líderes de partido.

¿No sentirán feo Armenta y Meza de que nadie les hace caso?

Cuándo vea a Alejandro Armenta y a Carlos Meza pregúnteles ¿qué se siente ser ignorados?

** ** **

Que la fiesta organizada hace casi un mes en el salón social del fraccionamiento Los Pilares en honor del diputado federal, Alberto Jiménez Merino, no tuvo ningún sentido político, debido a que era su cumpleaños.

Que el legislador ya tiene más que claro que el proyecto de la gubernatura no está dentro de sus planes a corto plazo.

Que sus amigos, son eso, amigos y no promotores del voto o de su proyecto político.

Que el futuro de Alberto Jiménez está en las organizaciones agrarias.

Que a los que se ponen nerviosos o enojados con las reuniones de más de 200 personas, ya dejen de hacer corajes.

** ** **

Este día el ex presidente municipal de Puebla y aspirante del PRI a gobernador, Enrique Doger Guerrero, sostendrá una reunión con algunos de sus simpatizantes en San Pedro Cholula.

La cita es el zócalo de ese municipio.

Sin duda, el evento será ampliamente vigilado por su rival (entiéndase Javier López Zavala) para medir la convocatoria que tiene el ex edil capitalino.

** ** **

Que este gobierno estatal cierra de la peor forma posible.

Su magna obra de La Célula, simplemente será un elefante blanco.

El Centro Expositor no está listo porque se les olvidó incluir en el proyecto y el presupuesto el estacionamiento.

La Vía Atlixcáyotl sigue igual que antes, sólo cambiaron el pavimento por concreto hidráulico pero nada más. Eso sí, se llevaron las bolsas llenas de dinero con este robo descarado.

** ** **

¿De qué se sorprende Blanca Alcalá cuando (¡por fin!) descubrió que sus colaboradores trabajan para otros proyectos políticos.

Ella sabía que estaba rodeada de traidores.

Todos tienen dueño.

Ella lo sabía, pero creyó que algún día le serían fieles.

Tarde pero ya entendió que no es así. Hasta uno de sus hombres de confianza como era Fernando Ariza ya la cambió por el proyecto zavalista.

Blanca Alcalá está sola en el Palacio Municipal.

No tiene equipo político.

Lástima que tardo más de año y medio en entenderlo.

** ** **

gomez_carlos79@hotmail.com