¡Aguas¡ con el Soapap

Lesly Mellado May  

La deuda del Soapap es cercana a los 2 mil millones de pesos.

El dato que ha sido publicado por los medios de comunicación, oficialmente está oculto. En el sitio web del Órgano de Fiscalización Superior del estado no se puede consultar la cuenta pública del organismo, pues “se encuentra en construcción”. En la página oficial del Congreso local la información no está al alcance de una buscadora limitada como yo. Anduve navegando un par de horas y sólo encontré que es un documento que aparece en el listado de los temas de interés clasificado así por la oficina de transparencia, pero que no se puede consultar.

Notas periodísticas dan cuenta de que el Soapap tiene una deuda millonaria; y testimonios vecinales de que el desfalco está siendo endosado a los ciudadanos.

Todo parece indicar que el actual gobierno dirá a la siguiente administración que son los usuarios lo culpables de la millonaria deuda.

El asunto empezó a maquinarse desde el año pasado. Aunque miles de medidores aun funcionan, el Soapap dejó de enviar los estados de cuenta de los usuarios. Cuando éstos acudían a pagar recibían de los empleados dos versiones: que el organismo tenía problemas con la empresa de facturación y que los medidores ya no servían por eso habían dejado de pasar a tomar lecturas del consumo.

Así, le propinaron a miles de usuarios cuotas fijas 100% mayores a lo que pagaban con los medidores. Y aunque hubo valientes que se inconformaron y demostraron que sus medidores funcionaban, igual tuvieron que obedecer a los señores abastecedores de agua potable y alcantarillado.

El vericueto no terminó ahí.

Este año, empezaron a mandar avisos urgentes de pago con amenazas de suspender el servicio. Y es que el bimestre que en 2008 se pagaba en 200 pesos, y que en 2009 pasó  a 400 pesos, para este 2010, como si del acto divino de la multiplicación del pan y los peces se tratara, llegó hasta los 64 mil pesos.

Cuando los usuarios llegaban a las oficinas del Soapap eran notificados que debían cantidades desproporcionadas por uno o dos bimestres de servicio: “Disculpe es que su factura es de 64 mil pesos, pero ya nos dimos cuenta que es un error, y le están haciendo su ajuste”.

El ajuste daba nuevamente los 400 pesos, cuota fija para varias colonias populares. Para el siguiente bimestre los empleados del organismo salieron con el mismo cuento, facturas por 20 mil y hasta 100 mil pesos, que tenían que ser ajustadas al consumo “real”.

En los comprobantes de pago que reciben los usuarios no se detallan los “errores del sistema”. Errores que parecen regla y que los mal pensados dicen, se registran contablemente como deudas condonadas a los usuarios.

¿Y cómo pueden probar los usuarios que las condonaciones son ficticias si el Soapap no emite documentos que den cuenta del consumo o la cuota fija que se debe pagar?

Un comentario para “¡Aguas¡ con el Soapap”

  1. Alfredo Hidalgo dice:

    Lesly, solo para decir que fui de los ciudadanos “cautivos” que están siendo robados por esta empresa. Tal como lo describes me sucedió. De Enero a Junio he pagado ya con “los decuentos, ajustes” y todas las monerías después de que se dan “cuenta que es un error” la friolera de $5,870.
    Te dejo Lesly pues me acordaste que tengo ya tiempo de no obtener un nuevo recibo. Voy a revisar en Internet ahora cuanto debo.

Deja un comentario