El benjamín de los Morales

Lesly Mellado May

Los Morales, no los hijos de María, sino los que tienen como líder a Melquiades andan muy orondos queriendo ser candidatos en la elección de este 2012.

Jesús, el hermano del ex gobernador poblano, que ya es diputado local, quiere ser diputado federal.

Fernando, el hijo de Melquiades, también quiere ser senador como su padre y en su intento ya hasta inició un proceso legal que tiene como fin exhibir los desencuentros de Blanca Alcalá y Javier López Zavala que seguramente no abonarán al triunfo del PRI.

Tiene razón en buena parte de las críticas que hace a sus contrincantes para conseguir la candidatura, pero sucede que el benjamín no deja bien parados a los Morales, y es que como diputado local en la LVI Legislatura (2005-2008) se distinguió del resto de una manera muy especial: fue el más faltista.

Sí, cual estudiante rebelde, el legislador se iba de pinta y no llegaba a las sesiones del pleno, y si acudía lo hacía con retraso. Como ejemplo puedo citar que en un recuento realizado en 2006, se llevó el primer lugar en faltas, pues no llegó a 7 de las 28 sesiones ordinarias del Congreso.

Además, un par de veces se suspendió la sesión de la comisión de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente que discutía la iniciativa de ley de Residuos Sólidos porque el legislador no llegó.

Que Fernando respondiera o no “presente” en el pase de lista del Congreso daba lo mismo porque aunque llegara a la sesión, su curul permanecía vacía pues se retiraba del salón e ingresaba sólo en el momento en que se toma votación.

Sí, ese Morales, Fernando, quiere otra curul, ahora en el Senado ¿para dejarla vacía?

Un comentario para “El benjamín de los Morales”

  1. PIPOE dice:

    NO SE HA CANSADO DE ROBAR A MANOS LLENAS ESTE LADRON HIJO DE PUTA?

Deja un comentario