EL EFECTO CHAPULÍN QUE ABRIRÁ UN BOQUETE DE REPRESENTACIÓN EN EL CONGRESO LOCAL

foto-congreso6616

Una desbandada de al menos 16 diputados del Congreso local -aunque podrían ser más-, quienes dejarán sus curules para buscar acomodo en alguna candidatura para 2018, ocurrirá desde la primera quincena de diciembre, lo que generará un boquete importante en la LIX Legislatura, pues no todos los suplentes estarían en disposición de acudir al relevo que les corresponde por ley por casi un año, ya que, o bien también buscan aparecer en las boletas, o son personajes incómodos o inconvenientes para sus partidos, o los ahora titulares ya eran suplentes y ya no hay quien entre al quite. Un auténtico desastre en una las más mediocres Legislaturas de la historia reciente de Puebla.

De manera inédita, el actual ejercicio parlamentario estatal podría entonces, en un caso extremo, quedar con únicamente 25 de los 41 diputados que rindieron protesta en 2014, apenas tres arriba del número mínimo necesario para declarar un quórum legal en el Poder Legislativo.

Es caso más visible y que delata un conflicto de intereses y nulas coincidencias en proyectos, es el del presidente de la Junta de Gobierno del Congreso, el panista Jorge Aguilar Chedraui, y su suplente, Bernardo Arrubarrena García.

El primero anunció esta semana que solicitará licencia en febrero próximo, para ir en pos de la candidatura de alcaldía capitalina, pero ni a él, ni al morenovallismo, ni al Partido Acción Nacional (PAN) les conviene que el suplente ocupe la curul.

Arrubarrena es un insigne miembro de la organización de ultraderecha El Yunque y “prócer” del grupo de Lalo Rivera, por la vía de su hermana, la regidora Guadalupe.

Son abiertamente antagonistas.

Se ha dicho con todas sus letras en la oficina de Jorge Aguilar que “no es de confianza y no conviene que llegue”.

De ahí que extrañe (y mucho) su declaración de que se irá para aparecer en la boleta.

¿Van a entregar esa curul a El Yunque?

Es pregunta.

Hay otros casos, como el del priísta Francisco Jiménez Huerta, quien llegó cómo suplente y quiere buscar una diputación federal.

De conseguir la candidatura, la representación del Distrito 16 local de la capital quedaría acéfala, pues solamente se puede convocar a elecciones extraordinarias para cubrir una vacante legislativa de mayoría relativa, cuando el ejercicio no ha excedido la mitad.

No es el caso.

La lista de los aspirantes con posibilidades y suspirantes con deseos es larga.

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) estarán por solicitar licencia la coordinadora Silvia Tanús Osorio, para ser al menos candidata a diputada federal, ya que se ve difícil para ella la senaduría, y Maritza Marín Marcelo, dirigente de la CNC en el estado, quien buscará la curul federal por el Distrito 14, con cabecera en Acatlán de Osorio.

Con una posibilidad remota, Rosalío Zanatta Vidaurri, también del tricolor, aspira a ir a San Lázaro por el distrito de Ajalpan. También podría separarse de su encargo.

Sergio Salomón Céspedes haría lo propio, pues aspira a ser alcalde de Tepeaca.

Por el PAN hay bastantes que solicitarían licencia: Pablo Rodríguez Regordosa, quien sueña en una senaduría; Corona Salazar Álvarez quiere ser presidenta de Teziutlán; el ¿ex panista? Víctor León Castañeda una diputación federal, al igual que Carolina Beauregard, quien sí llegó como suplente a la legislatura.

Anote también a los panistas Rocío Aguilar Nava y Mario Rincón.

Del PVEM quieren saltar a la siguiente posición los dos representantes: Juan Carlos Natale y Geraldine González.

De Compromiso por Puebla están en el supuesto Evelia Rodríguez y Germán Jiménez García.

Y cierran la lista la petista Lizeth Sánchez y Julián Peña Hidalgo, ahora del Movimiento Regeneración Nacional.

El efecto chapulín con todo en estos tiempos, pues además 2018 es sumamente atractivo, ya que quienes alcancen una posición de alcaldía o legislativa podrán aspirar a reelegirse hasta por dos periodos.

Nada mal.

El problema es ver quién se queda en el Congreso para apagar la luz y bajar la cortina.

Ah, y para mantener la legalidad, el orden y el control del Poder Legislativo.

Casi nada.

GIORGANA A LA BURBUJA DE LA CNOP

foto-giorgana6617

El coordinador de los diputados federales del PRI por Puebla, Víctor Giorgana Jiménez, fue nombrado este jueves secretario General Adjunto del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

Con la designación que hizo el líder ceneopista Arturo Zamora Jiménez, Giorgana se convierte en el priísta poblano con más alto rango en cualquiera de los tres sectores del tricolor.

Giorgana ahora tendrá acceso directo y voz en las reuniones de estrategia que la CNOP realice con la dirigencia del PRI, en el contexto de los procesos de 2018.

Esta posición de estatura nacional en la CNOP es una bocanada de aire fresco para la aspiración a la alcaldía de la capital, que Víctor Giorgana viene trabajando desde hace mucho tiempo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply