CRÓNICA DE UNA EPÍSTOLA PRIÍSTA A MEADE: “VAS EN TERCERO Y CADA VEZ TE HUNDES MÁS”

foto-meade-1

El candidato presidencial de PRI, José Antonio Meade Kuribreña, se la pensará dos veces para realizar una próxima visita a Puebla, en donde fue testigo y blanco de reproches por la descomposición que vive el tricolor. Por más que niegue que hay negociación con el morenovallismo para entregar la plaza, no convence ni a quienes estaban convencidos de lo contrario.

En su gira de este miércoles, el ex secretario de Hacienda recibió por escrito de manos del ex candidato ciudadano a presidente municipal de San Andrés Cholula, Eduardo García Casas, una denuncia valiente, de esas que los demás no se atreven a hacer y en la que le sentencia sin cortapisas y con mucha razón: “vas en tercero y cada vez te hundes más”.

La epístola del candidato que fue bajado de última hora, por acomodos del dirigente estatal, Jorge Estefan Chidiac, se entregó en Atlixco, al final de la gira que Meade comenzó con empresarios y en la que no logró emocionar ni a los de casa.

Fue una visita, sin embargo, reveladora.

El abanderado del PRI a Los Pinos, cuya cabeza -se asegura- ya negocia el presidente Enrique Peña Nieto para que decline a favor del panista Ricardo Anaya, volvió y con él, las dudas sobre el verdadero interés de su partido por ganar Casa Puebla.

Fue incapaz de derrumbar la versión de que la gubernatura está, otra vez, negociada con el grupo morenovallista.

No tocó, ni con el pétalo de una crítica, al ex gobernador Rafael Moreno Valle ni a la candidata del PAN-PRD-MC, Martha Érika Alonso.

Nuevamente, Meade vino a dar atole con el dedo a los priístas.

De ahí la fuerza y la oportunidad de esa carta, escrita con la mente y las emociones también, en que García Casas le pinta a Meade el escenario, sin oropel, sin maquillaje, y le expone su caso.

Le dice y le anexa el documento que demuestra que era él la mejor opción del PRI en San Andrés, pero Estefan lo bajó, para poder colocar como regidor a su compadre José Antonio López Malo Capellini, también secretario de Finanzas del Comité Directivo Estatal (CDE).

La misiva que seguramente dejó mucho qué pensar al candidato “ciudadano” a Los Pinos dice:

“Estimado Pepe:

“Te escribo esta carta, mitad con rabia y mitad con desilusión, de haber confiado en las candidaturas ciudadanas del PRI y haber creído que tú lo eras.

“Hoy me doy cuenta que fue un vil dedazo disfrazado, porque cuando los ciudadanos como un servidor de a pie que realmente conocemos la ciudad intentamos participar, nos encontramos con la total cerrazón del PRI.

“El presidente del partido en Puebla, Estefan Chidiac, nos sacó de la jugada a pesar de ir número uno en todas las encuestas y a ser mencionado en todos los medios como candidato ciudadano de unidad, para poder poner a su compadre del alma como regidor plurinominal.

“Esto debido a que si yo era candidato la pluri le correspondía a una mujer y no a un hombre, sólo viendo intereses personales y no de estado. El resultado es que la candidata que se inventaron va en último lugar de todos.

“Te anexo encuesta y te anexo mi registro como candidato ciudadano por el PRI, donde nadie tuvo la amabilidad de informarme que me habían sacado de la jugada”.

imagen-encuesta

Luego, viene el diagnóstico seco, sin eufemismos:

“Se ve muy claro que Puebla ya está negociada al morenovallismo y este sentir no es mío es de todos los priístas molestos por la forma en que se ha conducido el PRI los números no mienten.

“Vas en tercero y cada vez te hundes más. Ojalá des un golpe de timón, todavía estás a tiempo.

“Te aclaro que seguiré en el PRI pero alejado por el momento de todas las cochinadas que están pasando en mi querido estado de Puebla y en México en general”.

Concluye y firma Eduardo García Casas, precandidato del PRI a Presidente Municipal de San Andrés Cholula, Puebla.

imagen-queja

Como él, en otros municipios, al menos una decena, se vive el mismo caso o peores.

La dirigencia estatal no supo conciliar sus intereses con los de la militancia y los cuadros competitivos.

A José Antonio Meade, los priístas poblanos solamente le venden arengas, pero no hay sustancia ni unidad, ni diagnósticos certeros.

Siguen convencidos de que su partido sólo es comparsa del morenovallismo.

Pero Meade no ayuda ni se ayuda.

Siembra las mismas dudas que en su pasada visita.

Les deja a los priístas poblanos la sensación de que están huérfanos, abandonados.

Con su habitual tibieza, a la hora de tocar el tema del huachicol y el crecimiento de este delito, ante empresarios evadió responsabilizar al ex mandatario Moreno Valle con la frase: “hay que ver hacia adelante”.

Meade volvió a escurrir el bulto.

Mientras, Enrique Doger, candidato del PRI a Casa Puebla, trató de enarbolar un discurso más o menos crítico hacia la pasada administración, aunque en el fondo sin verdadera consistencia.

Las renuncias, nos dicen, por decenas están cercanas, no solamente la de Juan Manuel Vega Rayert a la candidatura a la diputación federal por Atlixco, sino incluso esa posibilidad ronda la mente de Guillermo Deloya, abanderado en la capital.

No hay apoyos, ni económicos ni morales, e incluso hay ninguneos.

El PRI pareciera buscar su desaparición como fuerza política importante en Puebla.

Ahí están los hechos.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply