VOTO POR VOTO, EL FIN DE LA INCERTIDUMBRE ELECTORAL Y CASA PUEBLA, OBRA EN NUEVE ACTOS (SIN INTERLUDIOS)

foto-candidatos

La decisión del TEPJF sobre la elección a la gubernatura es una muy buena noticia, por donde se le vea, porque finalmente Puebla saldrá del limbo y el desasosiego políticos, para encontrar ya una definición inapelable sobre su futuro. Del bando panista hubo satisfacción por este “voto por voto”, que realizará directamente el también conocido como Trife; mientras tanto, el ex candidato lopezobradorista quedó descontento, porque buscaba la anulación, no el nuevo escrutinio. En este tema, sin embargo, surge también en la mente de muchos la duda de si en esta decisión del recuento en los 26 distritos, atendiendo la impugnación de MORENA, está o no la mano del presidente electo.

La noche de este miércoles, la gobernadora electa, Martha Érika Alonso Hidalgo, celebró vía Twitter la definición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), porque ve que con el nuevo conteo su triunfo quedará más que legitimado.

“Celebro la decisión del @TEPJF_informa de abrir los paquetes electorales, se contará voto por voto. Estoy convencida que con esta resolución, se tendrá la plena y absoluta certeza del triunfo que obtuvimos para la gubernatura de Puebla”.

Y efectivamente, este ejercicio dará certeza absoluta al proceso poblano.

En tanto, en el morenista Luis Miguel Barbosa Huerta hubo manifiesta insatisfacción por esta decisión que tomaron los siete magistrados de la Sala Superior.

Planteó dudas sobre lo que se encontrará en este nuevo escrutinio.

También escribió en Twitter:

“Sostengo que la cadena de custodia del material electoral y el principio de certeza de los resultados electorales de la elección de gobernador en Puebla están perdidos. El día de hoy, el @TEPJF_informa ordenó el recuento de los votos en los 26 distritos electorales locales.

“El material electoral de la elección (sic) de gobernador que será objeto de nuevo cómputo en los 26 distritos electorales ha estado bajo la custodia y control de los mismos pillos del @Puebla_IEE y de los consejos distritales”.

Lo incontrovertible es que con esta votación del TEPJF, Puebla caminará finalmente a la certidumbre que tanto ha hecho falta, en días complicados y de encono.

Se acabará ya la inmovilidad que ha vivido el estado, cualquiera que sea la determinación y resultado de este conteo del próximo 24 de septiembre a partir de las 9:00 horas.

Incluso, si hay un camino todavía más largo, la elección será limpiada, como solicitó tanto el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

Una legítima duda surge, sin embargo: la influencia que en este tema pudo tener Andrés Manuel López Obrador.

Ya el presidente electo y su partido consiguieron el apoyo el Trife para eludir la multa de casi 200 millones de pesos por el presunto manejo irregular del Fideicomiso del 19S.

Las preguntas, con este antecedente, son inexorables.

CASA PUEBLA, OBRA EN NUEVE ACTOS (SIN INTERLUDIOS)

El morenovallismo entrega al lopezobradorismo la cabeza del fiscal Víctor Carrancá.

Un representante del galicismo sirve de puente de oro para que se produzca en CDMX una reunión entre un representante del lopezobradorismo y un representante del morenovallismo, los tres de primerísimo nivel. Los acuerdos se ponen sobre la mesa y empiezan a fluir como Dios manda.

Se aceita la maquinaria para que sea enviado a la guillotina el juez de consigna que fue utilizado por el morenovallismo para tomar o cobrar venganza contra sus enemigos o contra quienes atentaban contra sus intereses políticos y económicos, incluidos algunos lopezobradoristas.

El Tribunal Electoral del Estado cancela –muy oportunamente: ¿pues qué sabrá?- el anuncio que estaba previsto diera el sábado 15 de septiembre sosteniendo el resultado del pasado 1 de julio.

El presidente electo –ese gran gesticulador- expresa que las autoridades de Puebla no están en sus prioridades hasta en tanto no se resuelva la elección por la gubernatura.

Este miércoles 19 de septiembre la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordena un recuento total de votos en la elección de la gubernatura de Puebla.

La gobernadora electa recibe con beneplácito la decisión del TEPJF; dice que “con esta resolución, se tendrá la plena y absoluta certeza del triunfo que obtuvimos para la gubernatura de Puebla”. La decisión era la que se esperaba, la que se quería, la que se platicó. Como sucedió en los reconteos distritales que se realizaron tras el 1 de julio, la ventaja no sólo no se perderá, lo más probable es que aumente.

El ex candidato de Juntos Haremos Historia reacciona con notable desazón, desánimo, dudas, muchas dudas sobre la resolución del TEPJF; no festina ni celebra como era lo lógico. Dice que “la cadena de custodia del material electoral y el principio de certeza de los resultados electorales (…) están perdidos”. No confía en el reconteo voto por voto, ya intuye lo que sucederá. También intuye que hay acuerdos que lo rebasan. Él esperaba la anulación directa, sin estaciones de paso; lo que obtiene es un recuento. Sólo un recuento que el TEPJF parece estar utilizando para ir legitimando una decisión –última, final- que no agradará al senador con licencia.

Las redes sociales estallan; unos leen una derrota para un bando, otros un triunfo para el otro, o viceversa, y los tuits se llenan de insultos, agresiones, hasta amenazas… Las redes no saben, no entienden, que el poder siempre acaba –y acabará- arreglándose porque eso, el arreglo, garantiza la supervivencia colectiva de esta, una casta privilegiada, custodia de secretos que no llegan a la masa.

¿Cómo se llamó la obra?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply