LA GUERRA POR LA CANDIDATURA DE MORENA Y SU MAPA DESDE LAS TRINCHERAS

foto-morena1

Es ingenuo suponer que la definición del candidato a la gubernatura de Puebla, en una alianza que encabezará MORENA, y que podría sumar a más partidos que PT y PES, no será tomada en el principal escritorio de Palacio Nacional. Sin embargo, en esa decisión, por la que hoy están en disputa principalmente el senador Alejandro Armenta Mier y el ex abanderado, Luis Miguel Barbosa Huerta, además de escuchar a la dirigencia nacional que encabeza Yeidckol Polevnsky, estarán también en la balanza los respaldos que cada uno tiene entre los diputados, locales y federales, consejeros estatales morenistas y hasta otras fuerzas partidistas y ciudadanas, que están ya tomando bando en esta guerra. Aquí, el mapa de las trincheras, en este campo de batalla.

A pesar de que apenas el pasado jueves en el noticiero de Televisa Puebla, Armenta dijo “sí quiero” y que Barbosa no ha confirmado con letras completas su nueva aspiración, desde antes han estado perfilados sus ejércitos.

Los días en que la posibilidad de la anulación rondó Puebla, quedaron a la vista los apoyos para uno y otro.

Varios proyectaban ya la realización de un proceso extraordinario.

Luego de la tragedia del 24 de diciembre, las trincheras aparecen con los mismos efectivos.

Con base en actitudes, pronunciamientos y de acuerdo con varias fuentes, el panorama es claro.

Aunque se ha sumado recientemente a la disputa interna la senadora del Partido del Trabajo (PT), Nancy de la Sierra Arámburo, la realidad es que su opción es limitada.

A diferencia de sus correligionarios que se dividen la simpatía de legisladores, ayuntamientos y el Consejo Estatal, el respaldo para la ex priísta se reduce a los alcaldes de la zona conurbada de la capital.

Son los mismos que tienen afinidad con su esposo, el diputado local José Juan Espinosa.

Entre ellos, en primerísimo lugar, por supuesto, los presidentes y presidentas de San Pedro Cholula,Cuautlancingo, Huejotzingo y Coronango.

Sin embargo, la verdadera pelea y bandos en MORENA por la candidatura se notan y se viven más entre armentistas y los barbosistas.

En San Lázaro, Armenta cuenta con el respaldo completo de por lo menos cinco de los 18 legisladores lopezobradoristas federales.

Con él se cuenta a Inés Parra Juárez, con influencia en su distrito, con cabecera en Ajalpan.

Ella fue la primera, a principios de enero, en descalificar la posibilidad de una nueva candidatura del ex senador Barbosa.

También como armentista, se ve a Julieta Kristal Vences Valencia, del Distrito 8, con cabecera en Chalchicomula de Sesma.

Asimismo, a Nelly Maceda Carrera, de la Región Mixteca, aunque por momentos ha coqueteado con el barbosismo.

Y a Édgar Guzmán Valdez, del Distrito de Tepeaca.

Ellas y él de MORENA.

Del Partido Encuentro Social (PES) es considerado armentista Miguel Acundo González, de Huauchinango, región en la que, sin embargo, hay una sólida estructura barbosista.

Esa la encabeza allá Heliodoro Luna Vite, ex asesor parlamentario.

De los otros 13, al menos ocho estarían con Barbosa, encabezando esa lista el diputado con licencia y hoy secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto.

Los otros cinco, para tener la radiografía completa, de plano no se han manifestado o permanecen sin participación en este proceso, como el plurinominal Ignacio Mier Velazco.

En el Congreso local, con al menos 14 de los 22 integrantes del grupo lopezobradorista, las cosas favorecen ampliamente a Barbosa, aunque los armentistas son estridentes y los indefinidos peligrosos.

Por supuesto, la trinchera barbosista del Legislativo poblano la encabeza Gabriel Biestro Medinilla.

El resto, Emilio Maurer, Héctor Alonso Granados, María del Carmen Cabrera y otros permanecen atentos a la línea que el propio ex candidato baja a través del presidente de la Junta de Gobierno.

Armenta tiene un grupo de al menos seis diputados locales:

Miguel Trujillo de Ita (PES), Raymundo Atanacio Luna y Valentín Medel Hernández (PT los dos), y Yadira Lira Navarro, Cristina Tello Rosas y Arturo de Rosas Cuevas (los tres de MORENA).

En el recinto legislativo del Centro Histórico de la capital poblana, la duda por ahora es a dónde se inclinará José Juan Espinosa, si es que su esposa, la senadora De la Sierra, ceja en su intento de ser candidata.

El mismo ex presidente de San Pedro Cholula anunció que este lunes tendrá una definición sobre la disputa Barbosa-Armenta, Armenta-Barbosa.

El Consejo Estatal de MORENA, que por sus estatutos representa la primera aduana para conseguir la postulación, a diferencia del Congreso, tendría una mayoría favorable a Armenta.

Ahí al menos 80 de los 150 integrantes ven con buenos ojos al presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, comenzando por la simpatía de su presidente en funciones, Édgar Armendia de los Santos.

Ahí también participan legisladores y alcaldes, pero las cosas se voltean a favor del ex priísta, porque en su seno la mayoría se siente “ninguneada” por Barbosa.

Y para terminar, en cada trinchera hay también apoyos políticos de alcaldes y presidentas municipales.

De las 48 alcaldías que ganó el lopezobradorismo la repartición sería muy equilibrada, pero hay consideraciones.

Los de la zona conurbada, con Nancy, por afinidad con José Juan Espinosa.

Las Sierras Norte y Nororiental con Barbosa, así como la zona de Ciudad Serdán y parte del Valle de Tehuacán.

La Mixteca y las zonas de Tepeaca y Acatzingo, con Armenta.

El presidente municipal de Tehuacán, la segunda ciudad más grande de la entidad, Felipe de Jesús Patjane Martínez, también se cuenta como armentista.

Y Claudia Rivera Vivanco, quien ha evitado un pronunciamiento claro, en cambio se deja ver mucho en público con el senador morenista y una cosa es segura: es una contundente antibarbosista.

Ni el ex candidato puede verla, ni viceversa, luego de una larga cadena de desaires del primero a la segunda.

A nivel nacional, ya solamente contando las dos opciones fuertes, el ex perredista Barbosa tiene consigo a la presidenta nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky.

En tanto, Armenta goza del apoyo de su coordinador en la Cámara Alta, Ricardo Monreal Ávila, así como del influyente César Yáñez y el poderoro Alfonso Romo.

La alineación en las trincheras podría modificarse todavía.

Por supuesto, más si vienen otros destapes.

El tema, sin duda, se definirá arriba.

Ah, pero cómo cuenta lo que se mueva abajo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply