EL GOBIERNO BARBOSISTA Y LA META DE LOS 100 MIL MDP

foto-dinero

En el escenario de “lo posible”, Puebla en el primer año completo del barbosismo puede aspirar a obtener un presupuesto para 2020 por alrededor de 100 mil millones de pesos, entre recursos propios, ordinarios desde la Federación y extraordinarios para obras. En el Ejercicio Fiscal 2019, el actual, la entidad tuvo, sin contar con el dinero extra, que fue muy poco en el también primer Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del lopezobradorismo, una bolsa de 91 mil 735 millones 281 mil 135 pesos, que se reflejó en la Ley de Egresos local. En el cabildeo de los recursos para el próximo año, la administración de Miguel Barbosa puede equilibrar las finanzas que, dicho por él mismo, le dejaron casi en ceros, y para ello, el mismo mandatario y su equipo se han destacado como buenos gestores, desde sus tiempos como legislador.

En este tema, la entidad ha venido recibiendo buenas noticias desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En Xicotepec de Juárez, apenas en el segundo día de mandato del gobernador, el Presidente de la República anunció un incremento de 80 mil millones de pesos (mdp) para el Sector Salud, en los próximos dos años.

Sin conocer cifra específica para Puebla, por supuesto la entidad se verá beneficiada.

Luego, ya con números claros y directos, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, anunció una inversión de 7. 4 mil mdp para la construcción de cuatro nosocomios en la entidad.

El ex compañero de bancada de Barbosa en el Senado de la República y su amigo muy cercano, estuvo con esta buena nueva el 7 de agosto pasado.

Con esa inversión y obras en los municipios de Puebla, San Andrés Cholula y Amozoc, que sustituyen al Hospital de San Alejandro, Puebla será la entidad con más camas del IMSS del país, pues de 214 que tiene hoy, pasará a mil 182.

Esas dos bolsas presupuestales ya se reflejarán en el PEF 2020 y se reportarán para Puebla en la era barbosista.

En este esfuerzo, Barbosa además de contar con 22 diputados federales (15 de mayoría y 7 plurinominales), tiene en su primer equipo a verdaderos especialistas, con mucha experiencia, en el cabildeo de recursos.

Ahí están los titulares de Finanzas, María Teresa Castro Corro, quien viene de trabajar directamente en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y de Infraestructura, Heliodoro Luna Vite, quien ya cuenta muchos años al lado del mandatario en esta y otras tareas.

El mismo Miguel Barbosa fue un exitoso gestor para la entidad en su paso por el Palacio Legislativo de San Lázaro en la LVIII Legislatura (2000-2003) y en su periodo como senador en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018).

Las relaciones que el gobernador ha venido construyendo con los años, en su carrera política, con los hoy titulares de secretarías y de sectores favorecen la expectativa de que, por primera vez Puebla, alcance los tres dígitos millonarios para su presupuesto.

Esta búsqueda de recursos para la entidad, comenzó en la administración barbosista prácticamente desde su asunción, el pasado 1 de agosto, coincidente casi con el cierre del año fiscal 2019.

Es intensa y contrarreloj.

Pero la expectativa es halagüeña.

Y necesaria.

Aunque la meta sea alta.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply