“El Peje” vetó a Rodolfo Huerta por marinista

Arturo Luna Silva

Mario Marín y Javier López Zavala casi tenían en sus manos la candidatura del Partido del Trabajo (PT) a la gubernatura para el ex perredista Rodolfo Huerta Espinoza, pero a última hora se les cayó.

Todo estaba listo para su registro, después sería quien fustigara e hiciera campaña en contra de la candidatura de Rafael Moreno Valle Rosas, de la coalición “Compromiso por Puebla”.

Pero la operación política con el senador Alberto Anaya, mandamás del PT a nivel nacional, falló.

¿Qué pasó?

Nunca pensaron que uno de los grupos al interior del PT en Puebla se moviera y operara, nada más y nada menos que con el propio Andrés Manuel López Obrador.

Durante días y días, Rodolfo Huerta y Armando Méndez hicieron guardia en las oficinas del PT, ubicadas por el panteón de Agua Azul, con su principal contacto: el ex diputado Mariano Hernández, lo mismo que otros perredistas que buscaron que sus planillas municipales fueran aprobadas y registradas.

No fue Manuel Camacho Solís quien influyó para que no registraran a Huerta Espinoza.

Unos grupos, encabezados por Rafael Ramírez y María Eugenia Ochoa, se presentaron a la reunión de los miércoles de la Comisión Política Nacional del PT en el DF, para increpar a la dirigencia nacional petista y al propio Alberto Anaya, sobre la imposición casi segura del ex perredista.

Fuentes confiables afirman, empero, que el factor decisivo para tumbar al “gallo” de Casa Puebla fue la interlocución que se hizo con el mismísimo López Obrador.

Flor Coca se comunicó con Beatriz Gutiérrez Müeller, la pareja sentimental de “El Peje” y su compañera en la radio con Sergio Mastretta. Le solicitó apoyo y fueron recibidos y escuchados por el presidente “legítimo”, a quien le dijeron lo obvio: que Rodolfo Huerta formaba parte de la estrategia de Mario Marín para mantener el poder, pues sería el ariete del PRI para cobijar a López Zavala y para contener y atacar a Moreno Valle.

Otro que influyó fue Mario Vélez Merino, otro ex perredista que también proporcionó los antecedentes marinistas de Rodolfo Huerta, puesto que éste hace años lo traicionó y hoy fue el momento de la venganza.

Dicen que Andrés Manuel López Obrador, con la información suficiente, habló con el senador Alberto Anaya, le dijo que ya estaba enterado de la maniobra de Mario Marín… y ahí se vino abajo la candidatura de trong>Rodolfo Huerta.

Todavía el pasado viernes en el PRI estatal daban por hecho la candidatura de Rodolfo Huerta; nunca contaron con que López Obrador interviniera para vetarlo e imponer a Armando Etcheverry como el abanderado del PT a la gubernatura, un sujeto que en campaña atacará más al PRI y a su candidato López Zavala que al PAN y a Moreno Valle.

Si bien Etcheverry no es un líder social, pues los círculos donde se mueve son sólo las bases del lópezobradorismo y las redes de apoyo, sí tiene discurso. Hizo presencia durante la discusión de la pasada reforma energética, organizó foros de debate y se presenta como un especialista en temas energéticos. Su apoyo en el PT lo tiene con uno de los dos dirigentes locales que controlan dicho partido: Zeferino Martínez.

Todo parece indicar que al marinismo le salió el tiro por la culata: en lugar de un aliado en el PT, ahora tienen un enemigo, que les va a hacer ruido y no va a servir de patiño o de plomero.

Rodolfo Huerta terminó por registrarse como candidato del PT a la alcaldía de Puebla, donde ahora hará una función muy diferente a la que estaba diseñada para ayudar a su querido amigo Javier López Zavala.

***

Poblano”.

Amigo”.

Candidato”.

Tricolor”.

Triunfador”.

Y “Presidente”.

Así se llamaron los seis astados que la noche del viernes torearon José Luis Angelino, Eulalio López “El Zotoluco” y Julián López “El Juli”, ante cerca 5 mil aficionados a la fiesta brava.

Para quien sabe de publicidad subliminal, la faena fue perfecta.

Y es que en primera fila de barrera se encontraba, y muy saludador, el candidato del PRI a la presidencia municipal de Puebla, Mario Montero Serrano.

Gran, gran amigo de José María Huerta, el empresario taurino más importante del estado y organizador del exitoso festejo en “El Relicario”, que por cierto contó con toros de Montecristo.

***

El viernes y sábado Javier López Zavala estuvo en Los Ángeles, California, E.U., donde sostuvo importantes reuniones con grupos de migrantes poblanos encabezados por Carlos Orea e Ignacio Ruiz.

Y es que la creación de la Secretaría del Migrante está entre los planes del candidato del PRI al gobierno del estado.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply