La madre de todas las guerras

Arturo Luna Silva


Reunida el pasado lunes en Metepec, la clase política priísta cerró filas en torno a sus dos referentes más importantes: el gobernador Mario Marín Torres y el candidato a sucederlo en el poder, Javier López Zavala.

En la víspera del arranque de las campañas, los 217 candidatos a presidentes municipales y los 26 aspirantes a diputados locales, todos de la alianza “Puebla Avanza”, se declararon listos para encarar la serie de batallas que, esperan, los lleven al triunfo el próximo 4 de julio.

La estructura está aceitada, la maquinaria está en marcha, la unidad es un hecho, la campaña arranca el lunes siguiente, y que nadie dude que los generales y los soldados del Revolucionario Institucional van por todo, con todo.

Porque ésta, ésta sí que es, será, la madre de todas las guerras.

***

Factores nacionales, como la sucesión presidencial en el 2012, y locales, como la ratificación de la hegemonía tricolor y los intereses en juego, influirán sin duda para el resultado final. La clave, empero, está y estará en la unidad que los priístas poblanos consiguieron, a pesar de todos los pronósticos y todos los obstáculos.

No hubo la anunciada gran fractura, el cisma esperado, el pandemónium soñado.

En el PAN lo saben, y por eso no es extraño que hasta entre sus militantes haya dudas sobre la viabilidad de la coalición “Compromiso por Puebla”, que lleva como su candidato al ex priísta Rafael Moreno Valle Rosas. Este es un correo que, generado desde las cloacas de Acción Nacional, empezó a circular ayer entre la base blanquiazul:

“Ahora que los principios de doctrina, valores, ideario y mística son moneda de cambio con que el mentiroso presidente nacional del PAN, César Nava Vázquez, suscribe acuerdos bajo la mesa con dirigentes priístas, es lamentable que Acción Nacional haya dejado de ser aquél baluarte del ideal, para transformarse en un grosero tiradero a cielo abierto de políticos repudiados de otros partidos.

“El fantoche de proceso interno de un partido que se preciaba de ser democrático fue una afrenta al panismo, debido a que tanto El Tigre como el Patrullero 777 fingieron ser como dos señoritas que después de desgreñarse nunca se hicieron daño, jamás hubo pelea y el Tigre no fue rival para el entenado de los guerrilleros de Cristo Rey, dueños de facto de Acción Nacional, cuya ‘victoria’ estuvo teledirigida desde el Paraíso orgánico.

“La ‘victoria’ de Lalo Rivera rubrica la existencia de un pacto tan inmoral como la alianza con el PRD, PANAL y Convergencia, signado entre los barones del Yunque y el inquilino sexenal que mora en Casa Puebla para allanarle el camino a Mario Montero Serrano y que este peón del marinismo, sea por fin presidente municipal de Puebla.

“Mientras los cerebros electorales de la Diagonal Defensores se aprestan a partirle la madre a la alianza, en Acción Nacional las armas con las que se pretende echar al marinismo de Casa Puebla, mas no al PRI, son dos dientes de ajo, un kilo y medio de chayotes, un kilo de cebolla finamente picada, así como sal y pimienta al gusto.

“Así es, en una falta de respeto a la militancia y a la ciudadanía, las propuestas del Patrullero 777 son un vulgar ‘recetario’ de platillos como el chilorio, ensalada argentina, sopa de chayote y fideos a los tres chiles, ajenos a la rica tradición gastronómica de Puebla. Luego entonces, no debe extrañar que Rafiruchis acabe dando consejos de belleza para que los caballeros se transformen en soñados metrosexuales.

“Es decir, Acción Nacional combatirá al monstruo marinista con recetas para evitar la diabetes, el colesterol alto y los triglicéridos, en tanto el PRI hará lo propio con talegas de millones de pesos, tinacos, bultos de cemento, varilla, despensas, elementos indispensables y útiles con que ha comprado las mentes, la dignidad y las conciencias de cuatro generaciones de poblanos.

“No hay duda. En Puebla habrá PRI para 100 años, con la complicidad del Yunque, la ultraderecha poblana, los despelotados dirigentes que despachan en las oficinas de Bugambilias y Santiago (en Puebla) y en la colonia del Valle de la Ciudad de México, todos ante la mirada complaciente del solitario de Palacio.

“Sí, Felipe Calderón Hinojosa, el presidente incapaz de derrotar tanto al crimen organizado como al Yunque. En tanto, los panistas están apendejados durmiendo el sueño de los justos, esperando que La Pantera reparta las migajas del pastel en su oportunidad (si es que la hay).

“¡El tiempo nos dará la razón cuando el reloj marque las 8 de la tarde del domingo 4 de julio! ¡El que avisa no es traidor!” (sic).

***

Con grandes expectativas de triunfo, Mariano González Zarur se convirtió ayer, finalmente, en el candidato del PRI al gobierno de Tlaxcala.

Mariano parte con ventaja pero con el enorme reto de recuperar para el tricolor un estado gobernado hoy por el Partido Acción Nacional.

De entrada, el abanderado priísta suma a su favor dos puntos: el primero, que tiene en Beatriz Paredes Rangel, la ex gobernadora de esa entidad y actual lideresa nacional del PRI, a su mejor aliada, pues es la principal interesada en su victoria; y el segundo, que a su lado está ya un operador de lujo en materia de medios de comunicación y marketing electoral: Raymundo Vega y Crespo, maestro de periodistas, de larga y exitosa carrera, y, por eso mismo, reconocido tanto en lo profesional como en lo personal por propios y extraños, tanto en Puebla como en Tlaxcala y el D.F.

No hay duda: la suerte le sonríe a González Zarur, quien ayer, por si fuera poco, recibió su constancia como candidato al lado del experimentado Arnoldo Ochoa González, representante personal de Beatriz Paredes.

***

Esta columna, que es católica, apostólica y romana, reaparecerá el próximo lunes 5 de abril.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply