El que va a la China…

Otro ejemplo más –por si hacía falta- de las estupendas relaciones entre Rafael Moreno Valle y Enrique Agüera, se pudo observar este jueves con claridad en el Congreso del estado.

Aunque ellos van a negarlo, por obvias razones, la elección de la maestra María Belinda Aguilar Díaz como nueva magistrada del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) no se puede entender sin un previo acuerdo entre el gobernador y el rector de la BUAP.

Aguilar Díaz es una destacada profesional que fue secretaria académica de la Facultad de Derecho y, sobre todo, defensora de los Derechos Universitarios de la máxima casa de estudios, cargo este último al que la noche del pasado miércoles renunció en tiempo y forma ante el Consejo Universitario.

En el proceso de sustitución de vacantes en el poder Judicial, la ahora “Magistrada BUAP” contó con todo el apoyo del rector, por lo que no hubo ninguna objeción para que fuera propuesta por el titular del Ejecutivo a los señores diputados, quienes la eligieron sin problemas.

Bueno, tan planchado estaba el tema entre Moreno Valle y Agüera que la citada Aguilar Díaz salvó el veto que llegó a existir dado su conocido parentesco con Francisco Díaz Gil –es su esposa-, subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobernación en tiempos del marinismo.

El gobernador y el rector operaron y volvieron a demostrar que su alianza vive sus mejores momentos.

Y algo más: que el que se va a la China –¡hasta China!- no pierde su silla.

***

El gobierno morenovallista ganó una batalla más para ratificar la posesión legal de la vieja casona conocida como “El Mesón del Cristo”, que hasta hace unos meses funcionaba en comodato como oficinas del periódico del empresario Ricardo Henaine Mezher, El Heraldo de Puebla, uno de los de mayor tradición.

Resulta que hace algunos meses Grupo Rihemez perdió una acción de rescisión del comodato por no pagar el agua ni el predial del inmueble.

Eso fue en primera instancia (expediente 565/2011) en el juzgado 12 de lo civil en Puebla.

Contra esa sentencia, los abogados de Henaine –que son suertudos pero no sesudos- presentaron una apelación (la 721/2011) en la Cuarta Sala de lo Civil.

Pero este jueves esa misma sala le dio la razón al gobierno del estado y confirmó que la rescisión se ejecutó conforme a derecho, por lo que asestó un fuerte golpe al empresario en su lucha por recuperar el edificio ubicado en la 8 Oriente 216, en el Centro Histórico de Puebla.

Según los enterados, ahora solo queda la última instancia -un último juicio de amparo-, por lo que el largo y cansado litigio por este caso en particular está por llegar a su punto final, con los vientos a favor del gobierno del estado.

Al tiempo.

***

Algo extraño pasó al interior de los tres poderes del Estado o de plano la historia no se les da ni tantito, porque después de las celebraciones por los 101 años de la Revolución Mexicana, pensaron que las efemérides revolucionarias terminaban en la Casa de los Hermanos Serdán.

Por eso, cuando se enteraron que el virtual candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, asistirá este lunes 28 de noviembre al olvidado pueblo de Ayoxuxtla, del municipio de Huehuetlán El Chico, para celebrar los 100 años del Plan de Ayala –ahí se promulgó-, con mucha rapidez operaron y llamaron a los representantes de MORENA en Puebla, para solicitarles por favor que el evento de AMLO se lleve a cabo en la tarde de ese día, pues siempre sí se acordaron y los representantes de los tres poderes sí se trasladarán a dicha comunidad, solo que por la mañana, para celebrar al caudillo revolucionario Emiliano Zapata.

Cuentan que la gente de MORENA cedió, y entonces cada quien hará su show aparte, sin molestas interferencias ajenas.

En el Congreso del estado, la verdad, los legisladores ni pensaban asistir, salvo algunos dos o tres, pero este jueves hasta aprobaron un punto de acuerdo para que todos, o la mayoría, vayan a ensuciarse los zapatos hasta Ayoxuxtla.

De hecho, Víctor Hugo Islas, Jesús Morales, Héctor Alonso, Zeferino Martínez y José Juan Espinosa se desgarraron las vestiduras, se sintieron agraristas y casi, casi lloran en plena sesión por los pobrecitos campesinos poblanos.

Que les crea quien no los conozca.

***

Y además de que la República Amorosa de López Obrador aún no tiene casa de campaña en Puebla, los liderazgos de MORENA, el PRD, PT y Movimiento Ciudadano (antes Convergencia) tampoco se han reunido oficialmente para empezar a trabajar en el estado a favor del proyecto de su candidato.

El representante personal del tabasqueño en Puebla, José Agustín Ortiz Pinchetti, cuentan, seguirá coordinando a los poblanos de las izquierdas, para que nadie se salga de control.

Pero lo cierto es que mientras llega del Distrito Federal para ponerse a trabajar, todos hacen lo que quieren y como quieren: es más, algunas redes de apoyo y dirigentes partidarios del PRD y PT andan muy, pero muy molestos con la actitud que últimamente asume José Juan Espinosa, quien se siente amo y señor del movimiento y, cual Gran Elector, parte y reparte candidaturas al mejor postor y ¡a nombre de López Obrador!

Para el próximo lunes, Espinosa –que de un día para el otro le bajó no kilos, sino toneladas a su antimorenovallismo- ha ofrecido transportación a las organizaciones campesinas independientes del Consejo Agrario Poblano, para que asistan en calidad de acarreados a Ayoxuxtla.

El diputado anda en campaña, no hay duda, pero mucho bien se haría a sí mismo si abandonara esa pose de perdonavidas, signo inequívoco de su ya conocida inmadurez.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply