¿Y si es una puercada?

Arturo Luna Silva

Escepticismo. E incredulidad.

Tales son las sensaciones de la mayoría de la población -que bastantes razones tiene para desconfiar de las versiones del gobierno- ante la emergencia sanitaria por la influenza porcina, que ha paralizado todo (o casi todo) en Puebla.

Y es que más allá de los que informan los medios, el público no deja de dudar de lo que se le está diciendo sobre el tema. El gobierno, que tiene (y maneja a su antojo) el monopolio de la información oficial, no goza empero del beneficio de la confianza social.

Desde ayer, por la red, empezaron a circular correos con visiones independientes que hablan, sí, de una increíble y peliculesca “conspiración mundial” (algo así como el thriller “Informe Pelícano” de John Grisham), pero que al mismo tiempo reflejan algo mucho más peligroso que cualquier virus:

La profunda crisis de credibilidad que sufren las autoridades de todos los niveles y todos los signos políticos, a las que el ciudadano común les cree poco o de plano nada, especialmente ante situaciones inéditas como las que hoy se viven en Puebla y México.

Hete aquí sólo uno de ellos:

“El pasado 2 de abril durante la reunión del grupo de G7 integrado por EU, R. Unido, Canadá, Alemania, Italia y Japón se dieron dos conclusiones fundamentales.

“1. La economía mundial necesitaba un cambio.

“2. El FMI destinaría 500,000 millones de dólares para ayudar a las economías emergentes (países pobres dispuestos a colaborar), pues bien los dados estaban en el aire.

“Luego vino la reunión privada del presidente Obama y Felipe Calderón el 16 y 17 de abril.

“Sorpresivamente el jueves 23 de abril el presidente de México convocó a una reunión de emergencia con su gabinete y por la noche el secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, anunciaba en cadena nacional la aparición del virus de la influenza, y las medidas inmediatas como la suspensión de las clases a todos los niveles en el DF y el estado de México.

“El 24 de abril el G7 declara que la economía mundial debería ponerse en marcha este año y que se lanzarían todas las acciones necesarias.

“Finalmente, el lunes 27 de abril la empresa farmacéutica Sanofi Aventis anuncia que inyectará 100 millones de euros en una nueva planta de vacunas y donaría 236,000 dosis a México como apoyo al control de la enfermedad.

“De todo lo anterior veamos lo siguiente:

“1. Desde hace más de 2 años la industria farmacéutica a nivel mundial tenía problemas financieros por la baja en la venta de medicamentos.

“2. Si no creas guerras, crea enfermedades (la economía mundial debería ponerse en marcha).

“3. México, el perfecto trampolín para lanzar la enfermedad; de aquí saldrían turistas a diferentes partes del mundo, curiosamente los países que reportan enfermos que estuvieron en México, y que están reforzando su cerco sanitario son los países que integran el G7; qué raro, ¿no?

“Lo que pasará esta semana. Muy probable la suspensión de actividades en todas las empresas del DF y estado de México, ya las clases se suspendieron hasta el día 6 de mayo, donde el gobierno hará un análisis de la farsa y verá conveniente el que siga, o la declaración tan estudiada “gracias a las medidas que se tomaron a tiempo y el apoyo de la ciudadanía pudimos controlar la enfermedad”.

“4. Ponte a pensar de qué se está hablando a nivel internacional ahora: ¿del virus o de la crisis financiera? Esto de antemano es un alivio para el Banco Mundial y las bolsas del mundo.

“Distribuye este correo a todos tus contactos, no se vale que nos quieran ver la cara como lo han hecho en el pasado (chupacabras, ovnis, leche contaminada, etc.). Y si puedes saca copias para la gente que no tiene Internet, esta gente como siempre es la más afectada, mira los noticieros y las ventas de las farmacias se han incrementado y el costo de los cubrebocas ya llegó a 7 pesos; imagínate las risas de quien esto orquestó al ver a la gente con cubrebocas.

“Si alguien debate que con el paro México perdería mucho, pues no, para eso es el fondo que destinó el FMI, e imagínate las ganancias de la farmacéutica a nivel mundial, y como lo acaba de anunciar el secretario de Economía de México: por dinero no paramos para combatir la enfermedad, y por último los empresarios considerarían este paro un alivio y muchos vivales como siempre pagarán la mitad a sus empleados.

“El presidente anunció que la enfermedad es curable, y siempre nos manejan cifras a medias: ¿dónde están los muertos y dónde están concentrados los enfermos?

“Yo anexo los siguientes puntos:

“Si realmente es tan contagioso, ¿cómo y dónde están las familias de los muertos?

“Si la influenza porcina es una mutación del virus original de los cerdos, entonces el brote de la infección debería haber comenzado en el campo y no en la ciudades.

“¿Por qué no han mostrado una entrevista con algún enfermo? (he visto que entrevistan a familiares, diciendo que su familiar está enfermo y que ya está estable gracias a los medicamentos, pero si el familiar ha estado en contacto directo con el virus, ¿que lo lógico no es que esté enfermo o en cuarentena?)

“Y ¿por qué no han dicho el nombre del retroviral que está “curando” a la gente enferma?” (sic).

Hasta ahí lo que no deja de ser, obviamente, una especulación.

Misma especulación que, sin embargo, no impide que nos preguntemos:

¿Y si resulta que todo es una puercada?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply