Escala la crisis en la Canacope Puebla

imagenarturo

Sí, ya no hay modo de ocultar el cochinero en la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de Puebla.

Y es que hace unos días, cientos de cartas personalizadas como la que hoy se publica fueron enviadas a la Unidad de Asuntos Jurídicos y a la Dirección de Cámaras Empresariales y Desarrollo Regional de la Secretaría de Economía (SE) del gobierno federal, por socios de la Canacope.

¿La razón?

Exigir que la SE destituya al presidente del Consejo Directivo del organismo privado, Bernardo Bojalil Daou, pues ha sido incapaz de rendir cuentas sobre el manejo de las cuotas aportadas por los socios y del subsidio por 25 millones de pesos que recibió el pasado sexenio de manos de Mario Marín, el famoso “subsidio precioso”.

Ya aquí le había informado que el gobierno federal, en uso de sus facultades, abrió un expediente para indagar las transas de Bojalil y Asociados, un grupo de facinerosos que tiene secuestrada a una de las cámaras de mayor tradición de los poblanos.

En tiempo y forma, Bernando Bojalil fue requerido por la SE para esgrimir sus argumentos de defensa; sin embargo, no pudo ocultar los desfalcos que ha cometido.

De ahí que, en sus cartas, la mayoría de los socios señala que:

“Debido a que el consejo directivo de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño incumplió con la obligación de proporcionar información a la Secretaría (de Economía) y no dio cabal contestación al escrito girado por esta dependencia con fundamento en el artículo 42 de la Ley de Cámaras Empresariales y sus confederaciones y quedando demostrada la negativa del consejo, a cumplir sus obligaciones ante la secretaría, le solicito a esta dependencia de la manera más atenta se sirva a ordenar la destitución del consejo directivo de la cámara y convoque a una nueva asamblea extraordinaria con la finalidad de elegir el nuevo consejo directivo que asumirá la condición de la cámara”.

Así, ya no hay forma de que Bernardo Bojalil y sus cómplices evadan su responsabilidad en la crisis institucional del organismo.

No sería extraño que en poco tiempo la Secretaría de Economía dé un manotazo en la mesa y convoque, efectivamente, a una asamblea para elegir al nuevo órgano directivo.

Será la única forma en que la Canacope deje atrás por fin la etapa oscura, y penosa, que ha vivido en los últimos meses.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply