Señales de Paz

panistas

Si bien las diferencias de fondo persisten y las heridas por los recientes agravios no han sanado del todo, las pláticas entre el morenovallismo y El Yunque avanzan en términos, digamos, cordiales; cada vez más cerca del acuerdo que del rompimiento.

Y es que ambos bandos, al parecer, han entendido que si bien tienen conceptos totalmente diferentes de qué es –y para qué sirve- el poder, por fin comparten la idea de que se necesitan para sobrevivir y para evitar un nuevo fracaso electoral, o al menos uno similar al de este 2012.

Una muestra de ello es el resultado de la reunión de este fin de semana en el CEN del PAN por parte de los integrantes de la Comisión Especial: Rafael Moreno Valle, Eduardo Rivera Pérez, Juan Carlos Mondragón, Javier Lozano Alarcón, Santiago Creel, Juan Molinar y Maximiliano Cortázar.

Con un proyecto que rebasa a su sexenio, el PRI de Enrique Peña Nieto irá por todo en 2013 en el estado y lo mejor que le puede pasar a quien mandará en el país a partir de diciembre, es encontrarse en Puebla a un PAN dividido, sin unidad interna, incapaz de llegar a acuerdos.

La historia no miente: cada vez que Acción Nacional llega fracturado, pierde los comicios, sean estos locales o federales. De la discordia, de la falta de consenso, ha nacido la ruina del partido azul.

El año que entra, la gran prioridad de Rafael Moreno Valle no es sino el Congreso del estado. Hará todo, y todo es todo, con tal de seguir controlando a un poder indispensable para poder gobernar como lo ha venido haciendo. Un ente por el que pasan las cuentas públicas y el marco legal constitucional para mantener –y ampliar, si se puede- el poder sin controles ni contrapesos.

El PAN, por su parte, quedará huérfano: cientos de militantes poblanos quedarán sin empleo –bien o medianamente bien pagado- una vez que el priísmo retorne a Los Pinos. La travesía por el desierto será especialmente difícil, y el gobierno de Eduardo Rivera Pérez será insuficiente para dar cabida a todos, incluso a la casta dorada.

Morenovallistas y yunquistas requieren sumar fuerzas para salir adelante y cumplir sus objetivos. Por caminos separados, ambos pierden. Se necesitan tanto como se repelen. Para ello, deben tener un partido fuerte y sin fisuras, donde quepan todos y donde existan al menos mínimos acuerdos. Acuerdos que dejen, si no felices, sí satisfechos y convencidos a todos los actores.

¿Es posible tal escenario idílico?

Todo parece indicar que .

Y es que si bien hasta el momento no han logrado ponerse totalmente de acuerdo en los temas más importantes y más espinosos, como la permanencia o el relevo de Juan Carlos Mondragón al frente del PAN estatal –al parecer será en diciembre cuando se dé el cambio y se integre una dirigencia compartida entre morenovallistas y yunquistas pero encabezada por el diputado federal Rafael Micalco-, las dos partes han podido avanzar en asuntos complementarios, ampliando el universo de la negociación y logrando con eso que exista más flexibilidad para poder llegar a un acuerdo final.

Sobre la mesa se han puesto posiciones en el gabinete estatal, así como candidaturas a diputados, presidentes municipales y regidores, y hasta algunos aspectos del relevo de consejeros tanto en el Instituto como en el Tribunal Electoral del Estado y proyectos de obra conjuntos entre Moreno Valle y Rivera Pérez en beneficio de la ciudad de Puebla.

El morenovallismo ha enviado diversas señales de paz, con el fin de despresurizar.

Uno de ellos es que la polémica reforma electoral –mejor conocida como #LeyMondragón- que el ignominioso Congreso local le aprobó a Moreno Valle para aplazar el inicio del proceso electoral de 2013 (de noviembre a febrero próximo), entrará en vigor hasta 2014, con lo que el diferendo, incluso ante la SCJN, quedaría salomónicamente superado.

Otra señal: en los próximos días, la propaganda subliminal de los tres funcionarios estatales que buscan la candidatura a la alcaldía de Puebla –Fernando Manzanilla, Tony Gali y Jorge Aguilar- se irá “bajando” paulatinamente hasta desaparecer por completo. No es que se hayan terminado los contratos con los arrendadores de los insufribles anuncios espectaculares; es que El Yunque interpretó el despliegue publicitario como una agresión más y pidió prescindir de ello.

Quienes aspiren a la candidatura, tanto de un grupo como del otro, deberán hacerlo en igualdad de condiciones, con reglas claras y, en su caso, en el marco de una precampaña regulada por el PAN. Es muy probable que una encuesta previa decida a los finalistas –no más de tres- y si existen las condiciones, habrá candidato de unidad, o contienda interna con el nuevo padrón que resulte de la revisión y/o depuración que ha iniciado la dirigencia estatal.

Hasta el momento, ambas partes han mostrado disposición y voluntad para entenderse, lo cual no significa que ya están en el paraíso.

La tregua es frágil, muy endeble, y los tambores de guerra pueden sonar otra vez en cualquier momento.

No es poco lo que está en juego (tanto Moreno Valle como Eduardo Rivera se juegan parte de su futuro político) y la desconfianza, la tensión y los arrebatos, siguen ahí, aguardando a sus presas. Por más que las constantes comidas, y sobre todo las sobremesas, entre Juan Carlos Mondragón y Javier Lozano Alarcón –negociador en jefe del gobernador- se estén dando en un tono que incluso roza lo amistoso, y por más que todos juntos sonrían para las fotos en el CEN panista.

En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca, decía Napoleón Bonaparte.

Y en esas andan morenovallistas y yunquistas.

Habrá que ver si lo logran.

***

El peor enemigo de Elba Esther Gordillo en Puebla.

En efecto: el más ácido y combativo crítico de la todopoderosa lideresa del SNTE estará en Puebla en breve.

Claudio X. González vendrá a ofrecer la conferencia “Desafíos y soluciones de la problemática educativa. Ahora es cuando”.

La charla del empresario será el próximo 16 de octubre, a las 10:00 horas, en la sala Francisco de Vitoria de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

Ante alumnos y académicos de la UPAEP, el presidente del organismo civil Mexicanos Primero promoverá la iniciativa “Fin del abuso”.

Es decir, el movimiento social y ciudadano que busca que unos mil 700 millones de pesos anuales que se destinan para pagar los salarios de 22 mil 353 comisionados sindicales en lugar de dar clases en las escuelas, se encausen a la educación de los niños.

Un tema que, como se sabe, le causa agruras y dolores de cabeza a Doña Perpetua, también conocida como Elba Esther Gordillo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply