7 de Julio: el PREP, PROISI y el IEE mudo

fgar
La pasada semana, durante el coloquio “Voto, Escrutinio y Cómputo”, al que fueron convocados los reporteros de la fuente política para presenciar un simulacro de lo que sucederá el próximo 7 de julio con el proceso de emisión, registro y primeros conteos de los votos, se prendieron -ahora sí- todas las alarmas.

Y es que el secretario ejecutivo del IEE, Miguel David Jiménez López, reconoció que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que se contrató por 16.1 millones de pesos, tardará “más de lo previsto” en difundir los primeros resultados de la elección más importante de las últimas décadas en Puebla.

De hecho, la información prácticamente será nula -sí, nula- durante las cinco horas posteriores al cierre de casillas.

Esto es: durante largas cinco horas, horas seguramente de tensión y nerviosismo, el IEE se quedará totalmente mudo.

Será hasta las 23:00 horas, y no a las 20:30 horas como se ha realizado en todos los procesos electorales previos, que empezarán a fluir los primeros resultados.

Y peor aún: en términos reales, sólo tendrá capacidad para ofrecer datos sobre el 3% de las actas de escrutinio y cómputo, o sea, nada.

Sin duda un mal augurio tratándose, como se trata, ni más ni menos que del árbitro de la contienda.

La única voz autorizada y -digamos- creíble para empezar a decirnos quién se perfila para ganar y quién para perder.

Pero todo tiene una explicación: el IEE decidió contratar para esa tarea a Profesionales en Ingeniería y Sistemas S.A. de C.V, una empresa con los peor antecedentes en la materia.

Como aquí ya se dijo (http://www.pueblaonline.com.mx/garganta_prof/?p=5518), PROISI ha causado problemas, serios problemas, en todos los estados donde ha operado el PREP, entre ellos Veracruz, Yucatán, Baja California y Tamaulipas.

Pero como parece que no ha quedado claro, y menos nadie ha advertido el grave riesgo que corre todo el proceso poblano en términos de legalidad y legitimidad, véase este nuevo documento, a mi entender lo bastante claro como para prender los focos rojos:

¿A quién se le ocurrió contratar a una empresa con tan malos antecedentes, prácticamente vetada por todos los organismos electorales que la han tratado?

Todo mundo anda pensando en las campañas y no en lo que sucederá la tarde-noche del 7 de julio, que se anticipa caótica.

Y es extraño porque es indudable que PROISI no garantiza certidumbre ni confianza.

Hasta el propio IEE ha reconocido que el PREP no será lento sino lo que le sigue.

Pero ese, el de la rapidez, no será, a final de cuentas, el verdadero problema.

Tan mal se ven las cosas, que Puebla va a terminar por felicitarse si a PROISI no “se le cae el sistema”.

Como le ha sucedido de forma recurrente donde quiera que mete su cuchara.

¿O me equivoco?

Que luego no digan que no se les avisó a tiempo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply