La Vida Feliz del Doctor Gali

foto-gali1

¿Qué le podría estar faltando a Tony Gali Fayad para ser totalmente feliz?

Dejó huella a su paso por el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Acaba de ganar la elección del 7 de julio.

Se convertirá en presidente municipal de Puebla.

Será el primer alcalde que gozará de un periodo de 4 años y 8 meses.

Su esposa, sus hijos, todos sus familiares gozan de cabal salud.

Tiene el apoyo, la simpatía de sus amigos.

No hay nubarrones de tipo económico.

El equipo político al que pertenece vive uno de sus mejores momentos.

Y el futuro se le presenta luminoso, redondo, pleno como la luna de estos días.

Sí.

¿Qué le podría estar faltando a Tony Gali Fayad para ser totalmente feliz?

Tal vez terminar el Doctorado en Administración Pública que inició hace algunos meses.

El mismo que en efecto, pese a las complicaciones de la campaña, los desvelos, las desmañadas, la presión, el estrés y el maratón de poder en el que se metió, recién pudo concluir al cien por ciento.

Según cuentan, su tesis fue basada en el proyecto de modernización urbana de la ciudad de Puebla que le tocó ejecutar en su periodo como secretario de Infraestructura del gobierno estatal.

Las grandes obras, los puentes, los distribuidores viales, el CIS y un largo etcétera como modelo de desarrollo de la ciudad que gobernará a partir de 2014.

Y varias de las ideas que buscará aterrizar desde el momento en que ocupe la oficina principal de Palacio Municipal.

Este jueves 1 de agosto a las seis de la tarde, en el Centro de Convenciones, la graduación.

La culminación de ese otro anhelo, de esa otra poderosa razón para seguir sonriendo, en esta verdadera etapa de ensueño.

Si usted tiene la oportunidad de topárselo, felicítelo.

Al presidente municipal electo.

Al también conocido como Doctor Gali.

***

Esta columna observará un breve receso.

Volverá a actualizarse el lunes 5 de agosto.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply