PRI: Delegados y Diputados (Cita en el Libanés)

imagen-pri

Una reunión más que interesante y llena de mensajes acerca del futuro inmediato del PRI en Puebla es la que tiene lugar este martes en el Centro Mexicano Libanés.

Y es que en busca de construir –al estilo de S. Freud- su nueva realidad, que sustituya el mundo de fantasía en que viven desde hace meses, los priístas celebran un cónclave privado que sin duda va a definir el porvenir de un partido caduco, esclerótico e incapaz de renovarse para volver a ser competitivo y encarar los retos electorales por venir en el estado.

Mudos, sin agenda mediática ni política, extraviados en sus propios laberintos y con un liderazgo cuestionado por propios y extraños, tanto el delegado presidente, Pablo Fernández del Campo, como el delegado del CEN, el colimense Fernando Moreno Peña, no sólo no salen todavía del shock que les causó la derrota del pasado 7 de julio, sino que siguen siendo poco efectivos para convertir la crisis en oportunidad y para aglutinar y realinear a un ejército de militantes, hoy más huérfanos que nunca ante el desinterés personal del presidente Enrique Peña Nieto de lo que le pase a su partido en las entidades del país.

Es ahí que poco a poco empieza a cobrar relevancia la figura del empresario y diputado electo Pepe Chedraui Budib, quien no ha tenido más que llenar los vacíos generados por los “dirigentes” formales del PRI en Puebla, constituyéndose en un puente efectivo entre el gobierno federal y un priísmo abandonado, sin brújula, ni estrategia para empezar a pensar en recuperar el poder perdido desde 2010.

Muestra de ello es que este martes, a convocatoria del citado personaje, quien ya ejerce de facto como coordinador de los legisladores electos, están citados 20 de los principales delegados federales en Puebla para realizar una sesión de trabajo con los priístas y verdeecologistas que formarán parte de la próxima Legislatura local: además del citado Chedraui, Leobardo Soto, Silvia Tanús, Víctor Giorgana, Rosalío Zanata, Fernández del Campo, Sergio Salomón y Juan Carlos Natale.

Dicha reunión cuenta con el aval del todopoderoso e influyente Luis Enrique Miranda Nava, subsecretario de Gobierno de la Segob, quien simplemente les ha pedido hacer lo que hasta hoy no han sido capaces de realizar Pablo Fernández ni Moreno Peña: defender los programas y las reformas de Enrique Peña Nieto, el presidente quizá peor calificado en Puebla de los últimos tres sexenios en su primer año de gobierno, como lo demuestran todas las encuestas.

A la reunión del Libanés están citados los siguientes delegados: Juan Molina (Segob), Juan Manuel Vega Rayet (Sedesol), Alberto Jiménez Merino (Sagarpa), Juan José Tapia González (CDI), Juan Pablo Jiménez Concha (SE), Germán Sierra Sánchez (Conagua), Nancy de la Sierra (Oportunidades), Alma Lucía Arzaluz (Profepa), José Lorenzo Rivera Sosa (SRA), René Lechuga Fosado (RAN), Rubén Barroso (Capufe), René Torres Sosa (Diconsa), Juan de Dios Bravo Jiménez (Liconsa) y Cutberto Cantorán Espinosa (Conafe), entre otros.

Es la primera reunión de este tipo, pero seguramente no sera la última, pues urge que el PRI se encuentre a si mismo, que se sacuda las inercias y los vicios que arrastra desde hace varios años, que resurja de las cenizas, y sobre todo que el gobierno peñista empiece a verse, a escucharse y a sentirse en Puebla, algo que hasta ahora no ha sucedido, de ninguna manera.

***

También este martes, solo que en otro frente, se estará dando un paso enorme en la búsqueda de una solución definitiva al añejo conflicto limítrofe entre Puebla y San Andrés Cholula.

Y es que el Comité de Administración del Congreso del estado autorizará la firma de contratos con la UNAM, BUAP, UDLAP y la Escuela Libre de Derecho de Puebla para que esta misma semana comiencen los análisis relativos a la disputa entre ambos municipios.

Estas instituciones, que gozan de enorme prestigio, estarán coadyuvando en diferentes ámbitos, como el geográfico, histórico, económico, social y legal para definir qué le pertenece a cada quien.

De la misma forma va a participar el Catastro, principalmente en la fase del desahogo de pruebas, la parte quizá más complicada de todo el proceso

Aunque parezca imposible, el desenlace de esta auténtica historia sin fin parece estar cerca, y de ahí la importancia de la participación de las universidades, pues de su credibilidad dependerá la credibilidad de la solución final que el poder Legislativo le dé al pleito entre Puebla y Cholula.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply