Rincón: El “Todólogo” del Sexenio

foto-mario-rincon

Mario Rincón González se convirtió en el “todólogo” del gabinete estatal, una especie de mil usos, una suerte de apagafuegos.

Su tránsito por el sexenio ha sido frenético, por decirlo decentemente:

Subsecretario de Asuntos Políticos y Protección Civil de la Secretaría General de Gobierno.

Encargado de despacho de la Secretaría Ejecutiva de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Candidato de la coalición Puebla Unida a diputado local por el distrito de Amozoc.

Secretario de Desarrollo Social (Sedeso) –por escasos tres meses-.

Y ahora, increíblemente, secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, uno de los galimatías del sexenio.

Lo dicho: un “todólogo” hecho y derecho.

De Mario Rincón se dicen muchísimas cosas, muy pocas buenas o para presumirse, pero no cabe duda que sabe estar en el lugar y momentos adecuados, y que tiene maestría en todo y doctorado en nada.

Es de los sujetos con suerte, que cuando cae, cae parado, y que sigue la tradición de los viejos priístas, que como la humedad, se cuela donde sea sin necesidad de ser especialista ni experto en ninguna de las tareas encomendadas.

Mario Rincón puede saber poco o mucho de asuntos políticos, protección civil, seguridad pública, trabajo legislativo, combate a la pobreza y desarrollo rural, pero lo único cierto es que goza de la confianza de su jefe, el gobernador, quien –supongo- lo considera un operador eficaz y leal y por eso ahora lo manda a un lugar donde –también supongo- se le necesita.

Su nombramiento como el sucesor del diputado federal Julio Lorenzini –otro despropósito- al frente de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial fue sorpresivo y para muchos inexplicable, pues tenía muy poco tiempo que había sido enviado a la Sedeso para, se entendía, terminar por fin con el interminable desfile de titulares y encargados de despacho, una pasarela que empezó con Miriam Arabián y siguió con Néstor Gordillo, Germán Jiménez, Sergio Penagos, Salvador Escobedo y el multicitado Mario Rincón.

A quienes esperaban que el elegido para Desarrollo Rural sería el ex novio de Lucerito, el cantante Francisco Xavier Berganza, la decisión también cayó como una bomba: la versión salió de especulaciones de café, para descalificar a Rafael Moreno Valle, pero ahí mismo murió.

Ahora viene algo más difícil, casi, casi una misión imposible: encontrar al hombre o mujer adecuados para hacerse cargo –ahora sí en serio- de la Secretaría de Desarrollo Social, más que una dependencia en forma, una veleta que sólo ha servido como trampolín político (Arabián, Gordillo, Jiménez, Escobedo y Rincón ocupan u ocuparán en breve cargos de elección popular) y para que Puebla, penosamente, siga estando en los primeros lugares de generación de pobres a nivel nacional.

Se habla de un conocido empresario, que podría entrarle al quite, aunque nada puede darse por seguro.

Lo que sí es indudable es que será hasta enero que el gobernador dé a conocer el nombramiento, que además le permitirá tener nuevamente su gabinete completo luego de que por múltiples razones –políticas, electorales y personales-, el original se ha ido deshojando al paso de las estaciones del poder.

Del equipo de primer nivel nombrado al inicio del sexenio, sólo tres funcionarios permanecen en sus puestos: Roberto Moya Clemente (secretario de Finanzas), Bernardo Huerta Couttolenc (secretario del Transporte) y Víctor Antonio Carrancá Bourget (procurador General de Justicia).

No obstante, salvo alguna excepción, como la de Fernando Manzanilla –ex titular de la SGG-, la burbuja morenovallista se mantiene compacta, unida en torno a su líder y jugando roles de relevancia al interior del grupo, como Eukid Castañón Herrera (contralor), José Cabalán Macari Álvaro (pasó de la extinta Secretaría de Administración a la Secretaría de Infraestructura) y Marcelo García Almaguer (director general de Puebla Comunicaciones).

Se espera que con la designación en la Sedesol, en el 2014, también llegue la elección del titular de la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico, donde Miguel Chaín Carrillo funge como encargado de despacho desde la salida, también por razones electorales, de Pablo Rodríguez Regordosa, diputado electo. Se habla con insistencia de que el secretario será el actual subsecretario de Desarrollo Económico y Promoción de Negocios, Tony Gali López, hijo del presidente municipal electo de Puebla, Tony Gali Fayad.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply