LA SANGRÍA EN EL PRI DE PUEBLA

foto-pri

Divide al PRI y vencerás, tal es la receta aplicada por el morenovallismo para volver a ganar unas elecciones que, salvo algunos distritos como Tepeaca o Tehuacán, se anticipan como un auténtico día de campo para el grupo en el poder. Lo peor no es eso, el divide y vencerás, sino que no es la primera vez que la estrategia es puesta en marcha, con idénticos resultados exitosos, ante la pasividad, la incompetencia y hasta la falta de oficio político de las dirigencias nacional y local del tricolor.

Es una sangría de largo aliento que no sólo no termina, sino que se refleja en que semana a semana se van sumando a las filas de la oposición más y más priístas abandonados, ignorados o resentidos que vuelan, o literalmente “huyen”, de un partido como el PRI sin rumbo, sin liderazgo, sin proyecto de poder a corto plazo, encabezado por líderes de membrete, sin capacidad ni talento ni mando, como Ana Isabel Allende Cano, un auténtico cero a la izquierda –ni hablar del inútil de José Chedraui Budib- para frenar el salto de los “chapulines” del PRI hacia otras fuerzas políticas.

Hay un desinterés absoluto por parte del Comité Directivo Estatal ante este escenario que presagia tormenta; los que se han ido, y se irán, operarán con todo en contra del PRI, su ex partido; y sabiéndolo, Allende y sus huestes lucen totalmente indiferentes para contrarrestar la muda al PRD, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y sobre todo al PAN. Hay mucho, sí, de soberbia; de minimizar o vilipendiar a aquellos militantes con voz crítica o aspiraciones legítimas; del viejo cuento de que “ningún liderazgo es más importante que el partido”, pero en esencia todo se explica desde la incapacidad para convencer de que el PRI en Puebla todavía tiene futuro.

Véase, si no, el recuento del éxodo, del que –vale anotar- se excluye al priísta Fernando Morales Martínez, que de marinista pasó a morenovallista y ahora despacha como subsecretario de la Secretaría General de Gobierno.
Y es que en las últimas semanas más de una veintena de priístas emigraron o se postularon como candidatos federales por otros partidos para contender en la próxima elección del 7 de junio.

A continuación la lista:

AL PARTIDO NUEVA ALIANZA (PANAL):

Julián Haddad. Fue nombrado recientemente dirigente municipal de Nueva Alianza. Fue regidor en el ayuntamiento de la capital que encabezó la ahora senadora Blanca Alcalá.

Malinalli García. Fue nombrada secretaria general del PANAL. Fue diputada local por el PRI en la LVII legislatura. Militante del Revolucionario Institucional desde 1989.

CANDIDATOS A DIPUTADOS FEDERALES:

Distrito 4 Zacapoaxtla.

Mariela Mora Huidrobo. Ex aspirante a la alcaldía de Cuetzalan.

Distrito 6 Puebla.

Yadira Antonieta Galina Bonilla. El año pasado fue presidenta nacional de mujeres peñiatistas y aspirante a la dirigencia estatal del PRI en la reciente renovación.

Distrito 7 de Tepeaca.

María Eugenia Oliva. Ex lideresa juvenil del PRI en Tepeaca.

Distrito 9 Puebla.

Luis Tiffaine Álvarez. Hace un mes era dirigente juvenil del PRI, ligado al grupo de Mario Marín Torres.

Distrito 10 Cholula.

Ericka de la Vega. Ex lideresa municipal del PRI en San Pedro Cholula.

Distrito 11 Puebla.

Darío Carmona. Fue nombrado candidato suplente del ex futbolista Roberto Ruiz Esparza. Carmona fue titular de la SEP en el gobierno de Mario Marín y operador cercano a Javier López Zavala, uno de los grandes traidores del PRI desde 2013.

Distrito 12 Puebla.

María Luisa Conde. Priísta ligada a Leobardo Soto, líder de la CTM, y fue candidata a diputada en el 2010 por la alianza PRI-PVEM.

AL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA (PRD):

Distrito 2 Zacatlán.

Elvia Suárez. Diputada local en la LV y LVIII Legislatura. Se desempeñó como funcionaria en los gobiernos de Melquiades Morales y Mario Marín.

Distrito 3 Teziutlán.

Gabriel Reyes Cardoso. Diputado local de la LV legislatura.

Distrito 4 Zacapoaxtla.

Efrén Contreras. En el 2014 fue delegado de la Comisión Nacional de la Juventud, organización priísta.

Distrito 5 San Martín Texmelucan.

Carlos Talavera. Siempre ligado al PRI, cuenta con un negro historial. Es catalogado como porro de la BUAP. Tiene antecedentes penales por el delito de homicidio por el uso excesivo en la legítima defensa. Fue liberado tras pagar una fianza. Sin embargo tiene pendiente una orden de aprehensión del 2011 por intento de homicidio contra su ex esposa.

Distrito 7 Tepeaca.

Concepción Contreras. Diputada local suplente en la L legislatura, al pedir licencia Carlos Grajales, en la administración del gobernador Mariano Piña Olaya.

Distrito 8 Serdán.

Isidro Camarillo Mirón. Alcalde de Quecholac en el periodo 2005-2008.

Distrito 15 Tehuacán.

Jacobo Aguilar. Ex líder municipal del PRI en Tehuacán.

AL PARTIDO MOVIMIENTO CIUDADANO (MC):

Distrito 5 San Martín Texmelucan.

Noé Peñaloza. Fue priísta y se cambió al PANAL al no otorgarle su partido la candidatura por el municipio de San Martín Texmelucan.

Distrito 8 Ciudad Serdán.

Humberto Vázquez Arroyo. Trabajó para la administración del alcalde de Puebla Enrique Doger. Recientemente participó en la contienda interna de su partido, en la que fue favorecida Árely Ávila, cuadro cercano a Guillermo Deloya, presidente nacional del ICADEP. Fue delegado regional de la Sedesol y ex líder municipal del PRI, ligado en su momento a la ahora senadora Blanca Alcalá.

Distrito 10 San Pedro Cholula.

Luis Alberto Arriaga Lila. Fue diputado por el PRI en la LVII legislatura, apadrinado por Mario Marín. Recientemente fue candidato de Nueva Alianza por Cholula.

Distrito 13 Atlixco.

María Del Pilar Portillo Fernández. Fue candidata a diputada local suplente de la priísta Sandra Montalvo en el 2013, contienda que perdieron.

AL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL (PAN):

Distrito 1 Huachinango.

José Domingo Esquitín Lastiri. Ex edil del municipio por el PRI y fue diputado local en la LIV legislatura.

Distrito 2 Zacatlán.

Mario Alberto Cruz González. Ex alcalde de Zacatlán.

Distrito 3 Teziutlán.

Juan Pablo Piña Kurczyn. Hijo del ex gobernador priísta Mariano Piña Olaya. Fue líder nacional de la Fundación Colosio del PRI y jefe de la Oficina del gobernador Rafael Moreno Valle.

Distrito 4 Zacapoaxtla.

Hugo Alejo Domínguez. Tuvo importantes puestos sindicales en el SNTE. Fue edil del municipio de Chignautla.

Distrito 7 Tepeaca.

Mario Rincón González. Inició su carrera política al lado del ex gobernador príista Manuel Bartlett Díaz. Ha sido el “todólogo” de la actual administración estatal

Hoy, el PRI en Puebla es todo menos un partido unido, coherente, que haga frente con eficacia a sus disensos internos.

La sangría sufrida en los últimos días es sólo uno de los múltiples achaques que padece.

Prácticamente sin dirigencia, el partido se desmorona, se fragmenta y peor: alimenta a su propio Frankestein.

Sí, divide al PRI y vencerás.

Que alguien, por favor, pare la masacre.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply