EL HAREM DEL LÍDER SINDICAL DE LA SEMARNAT

foto-lider-sindical

Cosechando las mieles de su éxito como dirigente sindical, ya nada queda del tímido profesionista Mario González Maldonado que, en julio del 2013, fue elegido como Secretario General de la sección 37 del SNTMARN (Sindicato Nacional de Trabajadores del Medio Ambiente y Recursos Naturales).

En ese entonces, con muy poco dinero en los bolsillos, a duras penas le alcanzaba para frecuentar algún botanero los días de quincena, lugar al que solía hacerse acompañar de su entonces pareja sentimental, la analista Adelaida Castro Vega, quien posteriormente saltó a la fama en octubre del año pasado por sus excesos como “primera dama” del sindicato, misma que incluso protagonizó un video que se viralizó por medio del hastag #LADYSEMARNAT.

Pero hoy todo es diferente para Mario González Maldonado, pues enredado en la bandera de la defensa de los derechos de los trabajadores que dice representar, se ha sabido manejar muy bien y ha logrado innumerables beneficios económicos, que han quedado distribuidos solo entre su camarilla de los más allegados.

Viáticos fantasmas, vehículos, gasolina, pagos de horas extras y las plazas de tabulador con mejores percepciones económicas, son negociadas directamente con los titulares de las delegaciones federales sectorizadas a la SEMARNAT, para beneficio solo de sus cómplices y miembros de la mesa directiva.

Pero lo mejor de lo mejor, no es eso, sino de la prueba de su éxito es el harem que ha logrado conjuntar en apenas año y medio de fungir como dirigente sindical.

1.- La primera conquista que se apuntó fue la de LOL, actual secretaria de Seguridad e Higiene de la misma sección 37 del Sindicato de la SEMARNAT.

2.- La segunda fue la contadora CM, quien antes de que el ingeniero Mario González llegara al poder era una simple analista en el área de recursos financieros de la SEMARNAT.

Actualmente cobra 25 mil pesos mensuales como Jefe de Proyecto en el área de Recaudación Fiscal, a donde fue enviada en calidad de “comisionada”, aunque sus servicios no eran requeridos ni necesitados en esa oficina.

3.- La tercera, y es la que hoy presume por todos lados como su nuevo “trofeo”, al ser la más joven y exuberante de todas, responde al nombre de YS, pero a ella no la tiene en la nómina de ninguna dependencia, sino que le paga con recursos propios del sindicato, más bien con el producto de las cuotas que aportan los propios trabajadores.

¿Han escuchado alguna vez ese dicho de que los caballeros las prefieren rubias?

Pues ¿qué creen?

Los líderes sindicales, también.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply