ESTAMPAS DE LA BATALLA DE PUEBLA

foto-columna

Que la pasada semana el ex diputado federal Enrique Doger recibió un mensaje siciliano. Si eres el candidato del PRI a la minigubernatura, le mandaron a decir, “te vamos a romper la madre, te vamos a hacer mierda”. Fueron las palabras textuales transmitidas al ex rector y ex alcalde por un diligente periodista que juró haberlas escuchado en corto durante una gira gubernamental por el interior del estado.

Cuentan que Doger acusó recibo y sólo manifestó estar preparado para todo, seguro de que “les va a salir muy caro ir por esa ruta”.

Pero quizá lo más significativo de la anécdota es que de la amenaza fue debidamente enterado el presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien tomó nota del tono que va adquiriendo La Batalla de Puebla, que por lo que ya se ve, y siente, no será una simulación sino un enfrentamiento directo, sin negociación de por medio.

Rudos contra rudos, máscara contra cabellera, tope donde tope.

***

Que en Casa Puebla están dispuestos a hacer todo, y todo es todo, con tal de ganar en 2016. Saben que con Tony Gali Fayad como virtual candidato parten con ventaja, pero que la contienda no va a ser fácil ni sencilla, sobre todo si el PRI lanza como su candidato a la senadora Blanca Alcalá o al citado Enrique Doger.

Cuentan que no se escatimará nada con tal de que el morenovallismo gane la minigubernatura. Están conscientes de que muchos poblanos no están contentos con muchas de las políticas públicas del gobierno y en esa lógica van algunas medidas anunciadas con el fin de lograr una especie de reconciliación con quienes votaron en 2010 por el “cambio” y hoy no estarían dispuestos a apoyar la continuidad del grupo en el poder.

La revisión del costo de las fotomultas, la reducción de las tarifas del agua principalmente para personas de la tercera edad, los descuentos para estudiantes en la RUTA, los uniformes gratis para alumnos de primaria, la entrega de paquetes con artículos para recién nacidos y la reducción de trámites gubernamentales y el costo de los mismos, son sólo algunas de las decisiones que buscan revertir los índices de reprobación en las últimas encuestas de opinión.

Pero no son todas. Juran que habrá más medidas en apoyo a la economía familiar, mismas que quedarán debidamente plasmadas en el paquete económico del 2016, año electoral.

No es una casualidad.

Está en juego la supervivencia del morenovallismo.

Y no es tiempo de regatear ni dosificar esfuerzos.

Van por todo, y con todo.

***

Que la caballada está flaca y Luis Banck Serrato sigue siendo el morenovallista más adelantado en la carrera por suceder a Tony Gali en la alcaldía de Puebla, una vez que este pida una licencia de 90 días para irse a hacer campaña por la minigubernatura.

Entre el gobernador y el presidente municipal parece haber consenso definitivo en torno al secretario de Infraestructura y Transporte, quien sin mover un solo dedo, y sin ser poblano de nacimiento, podría estar en la posibilidad de convertirse en alcalde de la ciudad más importante del estado.

En ese sentido, algunas voces influyentes al interior del morenovallismo señalan que, una vez perfilado como el más probable relevo en el ayuntamiento capitalino, Banck debe hacer esfuerzos extras para terminar de sacarse la lotería sin haber comprado boleto.

Es decir, pasar con éxito primero la aduana electoral de 2016, asumiendo la coordinación general de la campaña y coadyuvando al triunfo en las urnas de Tony Gali.

En otras palabras: debe ensuciarse los zapatos, al igual que el resto de los integrantes del equipo.

Eso, aseguran, le daría la suficiente fuerza para poder completar sin ningún cuestionamiento el periodo que Gali dejaría trunco, convirtiéndose en una solución y no en un problema de legitimidad.

Porque esa, la legitimidad, es la que a la fecha no tiene –porque no le ha interesado construirla- Luis Banck, de quien últimamente se ha especulado su regreso a la Secretaría de Desarrollo Social como parte de una serie de enroques que el gobernador sigue guardando para un mejor momento. Pero todos, claro, con sabor a 2016.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply