TONY GALI: 8 ARRIBA DE BLANCA ALCALÁ

foto-tony-gali

¿Qué sabe Tony Gali Fayad que los simples mortales no sabemos? ¿Por qué en los últimos días se le ve más echado para adelante, más seguro y, sobre todo, más confiado de cara a su postulación como candidato a la minigubernatura de Puebla en los comicios de 2016? ¿Serán los resultados de las más recientes encuestas, que ya lo colocan por encima de quien, hasta hoy, luce como la favorita en la puja priísta por la candidatura, la senadora Blanca Alcalá Ruiz?

Según los enterados, el pasado fin de semana el presidente municipal recibió muy buenas noticias, entre ellas los datos de una importante, y muy influyente, empresa nacional que, al cierre de este 2015, lo confirman como el rival más fuerte –el rival a vencer- en la elección del próximo año.

Se trata, dicen, de la primera medición real desde que Casa Puebla y el propio ayuntamiento capitalino echaron a andar una amplia estrategia de reconciliación con los ciudadanos y que pasa, como se sabe, por la entrega de uniformes, mochilas y morrales para alumnos de primaria y secundaria de escuelas públicas, boletos para partidos de futbol y conciertos, acceso a museos sin costo, paquetes de apoyo para recién nacidos, escrituras gratuitas y un largo, largo etcétera.

De acuerdo con esa medición, que ha puesto contento a más de uno en el grupo morenovallista, pues se empiezan a ver los resultados de dicha estrategia, Tony Gali ya aventaja por 8 puntos a Blanca Alcalá, sobre todo cuando a ambos se les presenta como candidatos de coaliciones: el alcalde al frente de un alianza conformada por PAN, PRD, PSI y CPP, y la legisladora como abanderada del PRI-PVEM -–y a la espera de saber con quién se la va a jugar el Partido Nueva Alianza-.

Y es que si hoy fueran las elecciones, Tony Gali ganaría con el 31% de la votación, mientras que Blanca Alcalá alcanzaría el 23%, por 16% de Abraham Quiroz, de Morena; 6% de José Juan Espinosa, de Movimiento Ciudadano, y un 24% de indecisos.

imagen-encuesta-1-copia

Hasta hace unas semanas, prácticamente todas las encuestas –las publicadas y las reservadas- daban un virtual empate técnico entre Gali y Alcalá.

La que fue entregada hace unos días al alcalde capitalino es la primera que ya lo coloca por encima de la senadora -supuestamente la mejor carta que tiene el PRI-, con una tendencia creciente; de hecho, se calcula que a inicios de febrero próximo, la ventaja podría duplicarse, pues las famosas medidas “en apoyo a la economía familiar” van a continuar hasta después del quinto informe del gobernador Rafael Moreno Valle, quien además se dispone a inaugurar obras importantes, y mediáticamente muy “vendibles”, como el Teleférico, el Museo Barroco, el Tren Turístico Puebla-Cholula y el Hospital de Traumatología, entre otras.

Un aspecto relevante de la encuesta estatal es que Tony Gali gana hasta en la mención espontánea, y no sólo a Alcalá, sino al resto de los aspirantes como Enrique Doger, Eduardo Rivera, Alberto Jiménez, Juan Carlos Lastiri y un hipotético candidato independiente, tal y como se observa en esta gráfica:

imagen-encuesta-2-copia

Los números, estos números, no son una casualidad, sino producto del trabajo realizado en los últimos meses por Gali, quien, pese a que las cosas se le siguen acomodando, no se confía ni hace cuentas alegres y, por eso mismo, por el momento está dedicado a entregar resultados y, sobre todo, a cumplir sus 18 compromisos de campaña de cara a su segundo informe de gobierno, su licencia definitiva y su inevitable postulación como candidato a la minigubernatura en los comicios de 2016.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply