DOGER AL IMSS, SULAIMÁN A DICONSA… TODOS LOS CAMBIOS EN LAS DELEGACIONES FEDERALES EN PUEBLA

priistas

Una fuente cercana a la Secretaría de Gobernación federal asegura que es cuestión de días –tal vez horas- para que se concreten los esperados cambios en las delegaciones federales en el estado de Puebla.

Todo, claro, como parte de las negociaciones de la virtual candidata del PRI, Blanca Alcalá Ruiz, con los grupos del tricolor que la van a apoyar en su campaña, en una inacabada “Operación Cicatriz” que pretende curar las muchas heridas que dejó el proceso interno, especialmente en el ex alcalde Enrique Doger y el ex aspirante a Casa Puebla Javier López Zavala.

En ese sentido, la fuente –digna de todo crédito- afirma que hay que estar muy atentos al IMSS, de donde saldría Rodolfo Reyes Coria, pieza importante del dirigente municipal del PRI, Pepe Chedraui Budib, para dar paso al citado Enrique Doger, quien amenaza con convertirse en un fiero vocero informal de la campaña blanquista; o al menos eso se ha visto durante los recientes encontronazos tuiteros –por lo demás, ya una normalidad de esta época- con el coordinador de la campaña de Tony Gali, el senador Javier Lozano Alarcón.

Con una sonrisa de oreja en oreja en las últimas horas, Doger Guerrro estaría ahora mismo en la ciudad de México preparando el proceso de entrega-recepción de una de las delegaciones más codiciadas, tanto por su peso político como manejo financiero. Y es que llegar al IMSS le permitirá al ex rector de la BUAP, entre otras cosas, mantenerse vigente en todo el estado de Puebla y sostener su aspiración de pelear por la gubernatura –de seis años- en el 2018, o en su defecto, la senaduría.

De la misma forma, también se da como un hecho el arribo de la todavía dirigente estatal del PRI, Ana Isabel Allende Cano, a la delegación de la Secretaría de Gobernación, tras el “error” cometido por Bucareli de incumplirle el compromiso a Blanca Alcalá y sembrarle de la noche a la mañana a Juan Molina Arévalo, mejor conocido como “El té”, pues ni hace bien ni hace mal.

Sería este miércoles –a más tardar el jueves- cuando Allende Cano deje la presidencia del Comité Directivo Estatal para que el ex senador Ricardo Urzúa –posición de Emilio Gamboa, padrino “blanquista”- la sustituya, llevando como compañera de fórmula, en la influyente Secretaría General, a la ex diputada federal Rocío García Olmedo, quien así entraría en lugar de Víctor Gabriel Chedraui.

Otro cambio que se espera en breve es en la gerencia estatal de Diconsa, la red social de abasto de alimentos más grande del país y donde actualmente despacha René Torres Sosa, un ilustre desconocido. A Diconsa llegaría Héctor Sulaimán Safi, talentoso presidente de la Fundación Colosio del PRI en Puebla y hombre de todas las confianzas del diputado federal Jorge Estefan Chidiac, un personaje clave en el esquema estratégico y operativo de la virtual candidata del PRI, con la que Héctor Sulaimán colaboró en el ayuntamiento de Puebla como director del Organismo Operador del Servicio de Limpia.

Un movimiento importante será también el que muy probablemente se dé en la delegación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), cuyo titular es José Alarcón Hernández, un viejo y reconocido priísta a quien, sin embargo, muchos ven demasiado cerca del grupo morenovallista y en especial del gobernador de Puebla, a cuyas giras de trabajo con tema educativo es un infaltable.

En el sitio de Alarcón se prevé que quede Carlos Barrientos de la Rosa, un “blanquista” de cepa, pues fue compañero de la actual senadora con licencia cuando en la LII Legislatura ambos fueron diputados locales, además de que fungió como su coordinador en su campaña al Senado en 2012.

Otro movimiento que está cantado es el que ocurrirá en la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), de donde saldrá María del Carmen Izaguirre Francos, suplente de Blanca Alcalá en el Senado.

En su lugar llegará Santiago Barcena Álvarez, el famoso “Santi”, eterno secretario particular del ex candidato del PRI a Casa Puebla Javier López Zavala, quien apenas el pasado viernes dio su brazo a torcer y, al menos de palabra, se sumó a la abanderada priísta.

“Garganta profunda” asegura que  la posición para “Santi” –ojalá que no eche a perder el eficiente trabajo de “Carmenchu” en la SRE- forma parte evidentemente de los acuerdos con Zavala, quien también sería delegado federal, aunque todavía no se sabe si de la SEDATU o de la SEDESOL, lo que sin duda alguna afectaría fuertemente los intereses del grupo de Juan Carlos Lastiri Quirós y Juan Manuel Vega Rayet, quienes operaron buena parte de la movilización de priístas que se dio el pasado fin de semana en la caminata que concluyó con el registro de Blanca Alcalá como precandidata única del Revolucionario Institucional a la minigubernatura de Puebla.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply