LA “BATALLA BLANCA”, ENTRE LAS TRAICIONES Y LOS CHANTAJES (COMO ZAVALA EN 2010)

PRI . CONSEJO POLÍTICO MUNICIPAL

Desde 2010, cuando perdió por primera vez la gubernatura, el priísmo poblano no alcanza; es más, cada vez aparenta estar más lejos de recuperar la unidad, la disciplina y la lealtad.

Las traiciones y los chantajes que han ido enterrando al Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla se reflejan con énfasis ahora y hunden a la candidata a la minigubernatura, Blanca Alcalá Ruiz, quien se ve damnificada lo mismo por las disputas a nivel nacional (el pleito Osorio Chong vs Beltrones es de antología), que por las ambiciones de personajes locales.

En el horizonte nublado de la abanderada tricolor, ahora se ve venir la tormenta de la traición abierta del marinismo, pues el ex gobernador Mario Marín Torres ha dado la instrucción a sus seguidores de dejar sola a la senadora con licencia.

Marín, a diferencia de Javier López Zavala, Enrique Doger, Alberto Jiménez Merino y Alejandro Armenta, entre otros, no recibió el juego y la participación que esperaba, mucho menos las posiciones de poder que anhela.

Es más, no le ha sido entregada todavía, ni siquiera como una promesa, la rebanada que él espera, la más grande, de un pastel del que ya no quedan más que migajas.

Para consolidar su “Batalla Blanca” –quién habrá sido el genio que inventó el lamentable término-, Alcalá ha tenido que ceder mucho a los chantajes y se ha complicado el escenario al complacer a todos, a pesar de sus claras señales de deslealtad.

A Mario Marín y su “Corriente Marinista” no le cayó nada bien el deslinde que hizo la senadora, en donde incluso lo exhibió como quien la bloqueó para conseguir la postulación a la gubernatura de su partido en 2010. Por lo demás, un deslinde tardío –nada más se tardó seis años en decirlo- e inútil porque en la guerra de las percepciones, el nexo Alcalá-Marín quedó instalado con fuerza en el imaginario colectivo.

Marín ha representado el costo más alto para la campaña de Blanca. Su presencia la perjudicó descomunalmente desde el arranque y le creó muchos de los problemas que enfrenta, en tanto que con su ausencia busca anularla todavía más y restarle votos y apoyos.

Esto quedó en evidencia luego de que este miércoles, el periodista Alejandro Mondragón hizo público en Twitter una captura de pantalla en la que el secretario particular del góber precioso, el diputado federal suplente Ramón Fernández Solana, bajaba la instrucción a los marinistas de serle infieles a Alcalá.

En un mensaje de difusión vía Whatsapp, que soltó alrededor de las 10:00 horas, el suplente de Víctor Giorgana escribe:

“Amigos buen día me pide el Lic. Mario Marín que los salude de su parte y que les comenté que no vamos a participar en la CAMPAÑA hasta que no haya condiciones adecuadas para TODOS los que conformamos el EQUIPO.

“Gracias por su comprensión. Esperamos estos días a ver qué decisiones se toman y si son para ganar! Participaremos si NO no” (sic).

El mensaje es real y no, como se dijo por ahí, producto de una simulación para fingir un distanciamiento entre Alcalá y Marín, quien en verdad está muy enojado con la candidata que primero lo subió al barco y luego, cuando la periodista Lydia Cacho la exhibió como parte de la red de protectores del góber precioso, lo bajó “a coscorrones”, al estilo marinista. Es más, este es el mensaje completo que recibieron los integrantes de la “Corriente Marinista” vía el WhatsApp de Ramón Fernández Solana:

imagen-whatsapp

Esta reacción de Marín, a través de su secretario, contrasta con la versión, que manejan algunos integrantes del equipo blanquista, de que el propio ex mandatario había ofrecido ya no asistir a los actos proselitistas y hasta se había “pactado” el deslinde que hizo Alcalá.

La senadora está reeditando errores que le costaron caro al ex candidato a la gubernatura Javier López Zavala y que lo llevaron al naufragio.

Alcalá está repartiendo los “premios” antes de la carrera, como se ha podido ver en la entrega de delegaciones a Enrique Doger y al mismo Zavala; en la entrega de la supuesta coordinación de campaña a Alejandro Armenta, mejor actor de comedia que político; en el compromiso de hacer diputada, local o federal, a la pareja de Jiménez Merino, una jovencita sin méritos ni trabajo político, entre muchas otras.

Es esta repartición anticipada de posiciones y cotos de poder la que tiene enojado a Mario Marín, al grado de indicarle a sus huestes que dejen hundir el barco del PRI.

A Marín no le ha llegado todavía nada y siente que se le va de las manos la construcción, desde posiciones claves en la administración y en su partido, de su candidatura al Senado de la República en 2018. Está más chantajista que nunca, advierten fuentes de la campaña.

Marín falló con su candidato-títere, Jiménez Merino, con quien incluso quedó distanciado, y ahora nada le genera certeza de que él y su grupo serán tomados en cuenta por Alcalá.

Son las traiciones las que hundieron a López Zavala; son las traiciones las que están enterrando a Alcalá, aun cuando ni siquiera ha empezado la campaña.

EN TEHUACÁN TAMBIÉN SIMULAN

Hay más focos rojos y dudas en el apoyo que se supone recibe Blanca Alcalá. En Tehuacán, en donde la pareja de Ernestina Fernández Méndez y Álvaro Alatriste Hidalgo gobiernan el municipio, se ha dejado ver otra traición más, que se agazapa en la simulación.

Los Mostros, como se les ha bautizado por el apodo del ex alcalde y hoy presidente municipal de facto, aparentan apoyar a la senadora y hasta han puesto como cabeza de la operación, o al menos como el organizador del acto de respaldo del pasado 24 de febrero, al director de Cultura del Ayuntamiento, José Ovidio Ramón Román Ramos.

Sin embargo, las evidencias muestran otra cosa. De acuerdo con información publicada por el portal Central, al menos 15 funcionarios del Ayuntamiento de Tehuacán fueron despedidos en represalia por haber asistido precisamente a ese acto de apoyo a Alcalá del pasado 24 de febrero, sin consultar a la presidenta Ernestina Fernández.

La versión que ha trascendido es que Los Mostros, quienes en la interna priísta se la jugaron con el ya desactivado delegado del IMSS Enrique Doger, aún están esperando, al igual que Mario Marín, “saber qué les va a tocar”, antes de desplegar el apoyo a la candidata de su partido.

Ya en el pasado proceso federal, la pareja hizo de las suyas y descarriló la elección contra su partido.

No solamente dejaron sola a la candidata del PRI-PVEM, Geraldine González, muy pero muy cercana al subsecretario de Sedatu, el perverso Juan Carlos Lastiri Quiroz, sino que postularon por la vía independiente a su favorito, Jesús Amador Hernández Barbosa, quien por cierto está acusado de ser un golpeador de mujeres, como dimos a conocer, en su oportunidad, en este espacio (http://www.pueblaonline.com.mx/garganta_prof/?p=7455#.Vtd_q5×97IU).

El empecinamiento de Los Mostros terminó por favorecer al entonces abanderado del PAN Sergio Gómez Olivier, quien, a pesar de que no tenía muchas posibilidades de ganar, hoy ocupa una curul en San Lázaro.

¿Ernestina y Álvaro están chantajeando con repetirle la dosis al PRI y hundir a la candidata Alcalá en el segundo municipio más importante del estado? Pareciera que así es.

Como diría el clásico: mal y de malas termina la “Batalla Blanca” la etapa de las precampañas, a diferencia del virtual candidato de la megacoalición encabezada por el PAN, Tony Gali, quien sin ensuciarse las manos, y sobre todo sin errores, logró en menos de dos semanas consolidar su proyecto al interior del panismo poblano, visitar todas las regiones del estado, armar un equipo profesional, bien organizado y con reflejos, echar a andar la maquinaria electoral –que luce aceitada-, posicionarse de cara a la encuesta en que se basará la Comisión Permanente del Consejo Nacional del partido para elegir a su abanderado, y fijar las metas y estrategias de lo que será su campaña.

La tarde-noche de este miércoles, el ex alcalde cerró con un acto masivo en el salón Country en San Manuel, donde se declaró listo para recibir este jueves la constancia que lo acreditará como candidato de Acción Nacional a la minigubernatura, aunque también lo será de los partidos Nueva Alianza (PANAL), del Trabajo (PT), Social de Integración (PSI) y Compromiso por Puebla (CPP).

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply