LA PGR, EL OPERATIVO “TINACO AZUL” Y LA BATALLA DE PUEBLA

foto-tinaco-azul

Las suspicacias que ha generado la entrega masiva de tinacos azules en esta capital y otros puntos del estado, a unas semanas del inicio de las campañas rumbo a la minigubernatura, ya rebasaron el ámbito local y amenazan con convertirse en uno de los puntos más álgidos y polémicos de la denominada Batalla de Puebla.

Las primeras señales de que el tema va a sacar chispas se vieron este miércoles durante la sesión privada de la Comisión de Desarrollo Social del Cabildo de Puebla, donde se reveló que la Procuraduría General de la República (PGR) ya realizó una primera visita a la entidad para revisar con lupa el “Operativo Tinaco Azul” y constatar que no se esté cometiendo un delito de carácter electoral.

El dato duro trascendió luego de que el asunto causó un encontronazo entre el regidor y presidente de la citada Comisión de Desarrollo Social, Xabier Albizuri –uno de los hombres más cercanos al candidato de la coalición “Sigamos Adelante”, el ex alcalde Tony Gali Fayad-, y la regidora Karina Romero Alcalá, hija de la candidata del PRI-PVEM, la senadora con licencia Blanca Alcalá Ruiz.

Según las fuentes, Karina Romero, quien es integrante de dicha Comisión, le reclamó a Albizuri por el hecho de que se esté pidiendo copia de la credencial del INE a los miles de beneficiarios de los famosos tinacos, de mil 100 litros cada uno, con las leyendas “Acciones que Transforman” y “Ciudad del Progreso”, y para los cuales el ayuntamiento de Puebla invirtió 21 millones de pesos y el gobierno estatal otros 21 millones de pesos.

También le exigió que le explicara por qué sólo ha acudido a las entregas de los Rotoplas la diputada federal del PAN, la morenovallista Genoveva Huerta, pudiendo invitar a, por ejemplo, la también diputada federal Graciela Palomares, del PRI, ambas legisladoras por distritos de la capital poblana.

En respuesta, Xabier Albizuri dijo que la credencial de elector la piden por normativa del gobierno federal, que el programa de beneficios no se maneja ni manejará electoralmente y que, prueba de ello, es que este mismo miércoles había llegado la mismísima PGR a la entrega de tinacos en una colonia de la ciudad de Puebla, pero los agentes no vieron nada fuera de orden y como vinieron, se marcharon.

Lo que no se dijo durante la reunión de los integrantes de la Comisión de Desarrollo Social, es que la presencia de la PGR no es casual ni producto de un error, sino consecuencia directa del punto de acuerdo que la pasada semana los senadores del PRI presentaron para que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) investigue si se está incurriendo en desvío de recursos públicos o en actos anticipados de campaña mediante el operativo “Tinaco Azul”.

Las fuentes aseguran que no será la primera ni la última vez que la PGR ponga atención en el proceso electoral en Puebla, y más de forma tan ágil y expedita.

Y es que si bien hay suficientes elementos y hechos para dar validez a la socorrida teoría de que existe una especie de acuerdo entre la Secretaría de Gobernación y Casa Puebla para la derrota del PRI en el estado, una parte del gobierno federal cree y piensa otra cosa, y actúa y actuará de otra forma a lo largo de los siguientes tres meses.

Se trata evidentemente de la parte del gobierno federal a donde sí llegan los tentáculos de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón, ellos sí más que interesados en el triunfo de Blanca Alcalá por múltiples, y muy conocidas, razones.

¿O me equivoco?

gar_pro@hotmail.com

One Response to “LA PGR, EL OPERATIVO “TINACO AZUL” Y LA BATALLA DE PUEBLA”

  1. [...] le conté aquí el 9 de marzo de 2016 (http://www.pueblaonline.com.mx/garganta_prof/?p=8196#.WHV38CmFBjo), el “Operativo Tinaco Azul” causó la intervención de la PGR a través de la [...]

Leave a Reply