EL ABOGADO PRIÍSTA DE LA CANDIDATA “INDEPENDIENTE”

foto-abogado1

En las últimas semanas, Víctor Édgar León Rueda ha cobrado notoriedad porque de fungir como “asesor jurídico” de la aspirante a candidata “independiente” a la minigubernatura de Puebla, Ana Teresa Aranda Orozco, se ha convertido de facto en una especie de furibundo vocero de la furibunda antimorenovallista. Pero quién es este curioso, y a veces folklórico, personaje. Cuál es su perfil. Cuáles son sus intereses y, sobre todo, sus antecedentes. Veamos:

León Rueda es abogado con la cédula 5714885, egresado de la Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla en 2008.

Presuntamente está ligado al grupo zavalista, al que se vinculó en el sexenio de Mario Marín Torres; de hecho,  se presume que ese vínculo sigue vigente y ha cobrado fuerza en el actual proceso electoral.

Como lo muestra la imagen de la base de datos del PRI, en el año 2014 se afilió a este instituto político -o lo afiliaron, como a tantos otros, pero de ser así, extrañamente el súper abogado que no deja ir una, no ha promovido ningún recurso legal para ser dado de baja-:

imagen-afiliacion

En el año 2009, León Rueda demandó al hijo de Mario Montero Serrano por supuesto tráfico de influencias, derivado de un caso en el que el hijo del secretario de Gobernación de entonces se vio involucrado.

En 2011, defendió a Pedro Baroja de Rosas, personaje cercano a la señora Aranda; es en ese momento que  inició la relación del abogado  y la ex funcionaria federal.

León Rueda fue también defensor de los policías que en 2008 golpearon y torturaron al entonces diputado local Pepe Momoxpan por órdenes de Esteban Gorgonio Merino Mendoza, edil de Tlacotepec de Porfirio Díaz.

Ante ello, el grupo gobernante marinista envió precisamente como asesor jurídico al abogado León Rueda para “sacarle las castañas del fuego” al presidente municipal, un dato elemental para entender los evidentes nexos entre la “independiente” y el “góber precioso”.

Como en su momento lo relató el ex regidor Carlos Ibáñez, Ana Teresa Aranda estableció fuertes vínculos con el grupo marinista-zavalista cuando Rafael Moreno Valle buscó la candidatura del PAN a la gubernatura, que le ganó a ella precisamente con amplia, amplísima ventaja; entonces, “La Doña” fue ariete del marinismo para tratar de frenar a Moreno Valle, lo que no logró; de ahí parte de su odio enfermizo hacia el habitante de Casa Puebla.

Se ha escrito muchas veces acerca del helicóptero y la maleta de dinero –mucho dinero- que ese grupo puso a disposición de la actual aspirante a candidata “independiente”.

Es él, León Rueda, quien original e irresponsablemente lucró con el accidente de Ana Teresa declarando a los medios de comunicación que “no descartaba un atentado”. “Atentado” que quiso atribuir a, por supuesto, Moreno Valle.

Después la señora Aranda le siguió el juego, pero hace unos días, Tony Sánchez Diego, conductor del vehículo en el que la ex secretaria federal de Desarrollo Social viajaba el pasado 6 de febrero, implícitamente reconoció su responsabilidad en el mismo y señaló a ambos  de lucrar políticamente con el tema.

El abogado es adicto a las declaraciones tronantes y en ocasiones sin sustento, sólo con el fin de atraer reflectores mediáticos, pero sin duda Léon Rueda es una hebra fundamental para desenmarañar la madeja del vínculo directo, directísimo, de Ana Teresa Aranda con el PRI.

Una relación hoy más viva que nunca, pues, a nombre de la “democracia”, la “justicia” y la “verdad”, la señora, bien asesorada por su abogado priísta, ha vuelto a ponerse a las órdenes del tricolor, como antaño, con el doble fin de satisfacer su sed de venganza y hacer el “trabajo sucio” a la candidata del PRI, Blanca Alcalá.

Creyendo, además, que los ciudadanos son tontos y que no se van a terminar dando cuenta de que aquello de candidata “independiente”, es el peor chiste jamás contado en la historia del estado de Puebla.

***

A unas horas del inicio de las campañas, en círculos morenovallistas empezó a trascender el fichaje de un connotado priísta con grandes y probados conocimientos en materia electoral, un personaje singular y de largo y afilado colmillo que fue desplazado por la candidata del PRI y que hoy trabajará para el candidato de la alianza “Sigamos Adelante”, Tony Gali Fayad.

Se trata de José Alarcón Hernández, a quien por órdenes de Blanca Alcalá recientemente quitaron de fea forma de la delegación de la SEP para entregársela a Carlos Barrientos de la Rosa, un cercano operador de la senadora con licencia.

Se habla de que Pepe Alarcón estaría por ser designado al frente del Colegio de Puebla, pero sólo como pretexto porque en realidad va a meterse de lleno a la campaña del ex alcalde capitalino.

¿Cuántos otros priístas van a sumarse a Tony Gali de forma abierta, como Alarcón, o encubierta en el transcurso de las campañas?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply