TONY GALI Y EL NADO SINCRONIZADO DE BLANCA, ROXANA Y ANA TERE

foto-gali-columna

Aunque las tres candidatas opositoras denuncian una supuesta elección de Estado y se dicen agredidas por la “misoginia” de su adversario, se ha perdido de vista que a Tony Gali le ha tocado lidiar en campo minado, y ha debido manejar muchos temas con guantes de seda y cuidado extremo, mientras sus adversarias del PRI-PVEM y PES, del PRD y la “independiente” parecieran realizar una labor coordinada, un nado sincronizado, contra el aliancista.

El abanderado del PAN, PANAL, PT, Compromiso por Puebla y PSI recibe embates simultáneos de sus adversarias: la priísta Blanca Alcalá, la perredista Roxana Luna y la “independiente” Ana Teresa Aranda. (El candidato de Morena, Abraham Quiroz, no se alinea con ellas, pero también se suma a la cargada antiGali).

En los hechos, las tres han dejado ver ya una estrategia en armonía para golpear, un día sí y el otro también, al ex alcalde de la capital, con argumentos que van desde el enriquecimiento inexplicable, del que ya lo exoneró la Procuraduría General de la República (PGR), hasta porque canta en sus actos proselitistas, lo que además gusta mucho a los asistentes y lo muestra cercano a la gente.

Basta ver el pautado del Instituto Nacional Electoral (INE), en el que ya están los nuevos spots de Roxana Luna, por ejemplo, para darse cuenta que en ésta, la primera semana de la segunda mitad de la campaña constitucional, a la perredista le ha tocado el papel de reprochar los supuestos “abusos y fallas” del gobierno de Rafael Moreno Valle y, con beligerancia, acusar a Tony Gali de enriquecerse a la mala.

También su coach, el senador mexiquense Luis Sánchez, que hace campaña a diario con ella, anunció el lunes que denunciará a Tony por enriquecimiento ilícito.

¿Pues qué no ese era tema del PRI?

¿Sincronía o coincidencia?

En política no hay coincidencias.

Mientras la ex diputada federal, mercader del encono, se le va a la yugular al candidato de la coalición “Sigamos Avanzando”, por debajo a Ana Teresa Aranda le ha tocado el papel de desacreditar la legitimidad del árbitro, el Instituto Estatal Electoral (IEE), del que pidió el cese de consejeros; ella sí formalmente y no como un amago, como hizo el PRI.

Ana Teresa, sin embargo, no alcanza a masificar su proselitismo y, más allá de las redes sociales, no se le ve.

Su estrategia es ir por el panismo tradicional de Puebla, para hacer un boquete a la coalición “Sigamos Avanzando”, lo que tampoco está logrando, a pesar de las constantes visitas que recibe, para asesoría y ayuda más allá del mero respaldo moral, del coordinador de los diputados federales del PRI por Puebla, Víctor Giorgana Jiménez, enlace con el primer círculo de Blanca Alcalá.

En este sincronizado ataque en grupo, quien aparentemente menos quiere sudar, ni mancharse los zapatos, o puesto en otros términos, avienta la piedra y esconde la mano, es la priísta.

Blanca Alcalá descalifica, sí presiona, pero también recula con prontitud cuando de la casa de campaña albiazul le responden sus retos bravucones y le sacan nueva ropa sucia del clóset.

Lo que hemos visto en los spots y en las declaraciones cotidianas por parte de las tres damas opositoras, se evidenciará más en el debate del próximo 12 de mayo.

Es más que previsible, porque ya está cantado, que Blanca, Roxana y Ana Tere sumarán esfuerzos para ir con todo sobre Tony Gali, pero con los mismos argumentos de hasta ahora, sin nada nuevo, sin esa bomba atómica tan prometida.

Que si su casa es muy ostentosa, que si es continuación del morenovallismo, que si los bares y restaurantes de sus hijos, que si la declaración 3de3, que si el antidoping y el polígrafo, todas esas acusaciones que han terminado en llamaradas que, ante la evidencia de su inconsistencia, terminan de inmediato en cenizas que ni siquiera manchan.

El próximo 12 de mayo veremos un escenario de todos contra Gali que, sin embargo, tiene bien calculado y medido, para contrarrestarlo, el equipo de la alianza que encabeza el PAN.

Habrá, de nuevo, un sospechoso nado sincronizado de Blanca, Roxana y Ana Tere, cuyo comportamiento empieza a alinerase para frenar de alguna forma, como sea, al puntero en las encuestas.

¿O alguien lo duda?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply