LOS TRES MOMENTOS DE GALI: AGRADECIMIENTO, PROYECTO Y DESLINDE

TOMA DE PROTESTA . ANTONIO GALI

Al dar los primeros pasos en una administración que tiene prisa por dar resultados, que sabe de dónde viene y también a dónde va, Tony Gali Fayad dibujó en su rendición de protesta tres momentos y tres mensajes muy claros: que en él hay agradecimiento; que existe claridad en su proyecto, y que en su mandato habrá un cambio radical en el estilo de gobernar.

En el Auditorio Metropolitano, los tres tiempos de Gali se conjugaron sin dubitaciones: la gratitud, el seguimiento de la transformación del estado y el deslinde de Rafael Moreno Valle. Un deslinde prudente y elegante.

Este miércoles, por ejemplo, pudo convocar a muchos que, en otras condiciones, no hubieran asistido a la sesión solemne del Congreso para el cambio del titular del Poder Ejecutivo.

Reaparecieron algunos que se habían distanciado del poder público por diferencias directas o por desaprobar la forma de gobernar de Moreno Valle.

Las cejas alzadas ahora fueron de positiva sorpresa, cuando Tony Gali convocó a construir una Puebla “inclusiva y tolerante”, de consensos.

Con contundencia describió que buscará “generar un gobierno con identidad propia”.

“Muy cercano a la gente, humanista, incluyente, abierto…”.

“Puebla es demasiado grande. En esta casa plural y diversa cabemos todos”.

De ese tamaño fue el deslinde de Gali hacia el estilo de gobernar de su antecesor.

Así lo dijo para quienes lo supieron leer.

También para aquellos a quienes los nubla la crítica y el prejuicio.

En esas palabras, deja el anuncio de que, en estos 22 meses, ni él ni sus colaboradores tendrán espacio para las disputas.

Algunos en el PRI, en charlas en corto, ya comenzaron a extender un venturoso acuse de recibo a esas buenas intenciones.

Antes, tuvo un momento para despedir al amigo, al jefe político, y perfilar, también con un agradecimiento, a quien pudiera ser su sucesora.

“Doy gracias a mi querido amigo, el Gobernador Rafael Moreno Valle.

“Gracias por tu amistad verdadera y compartir conmigo tus experiencias siempre luminosas en este difícil transitar de la política.

“A Martha Erika Alonso de Moreno Valle, mi gratitud por su generosa amistad”.

Dejó pasar unos minutos y agregó:

“Quiero expresar mi reconocimiento a una gran mujer, promotora de la gran transformación que vive Puebla, sensible a las necesidades de los poblanos.

Martha Erika, gracias por tu enorme compromiso con el progreso de Puebla, de verdad, lo aprecio en el corazón”.

Lo dijo para que haya claridad hasta en aquellos que le juegan al “contrapeso” doméstico y berrinchudo.

Tony Gali marcó ayer una subrayada convocatoria a encontrar reconciliación.

Para quien y en donde se necesite.

Incluso, para quienes sienten que la necesitan, sin requerirla.

Para los excluidos y los auto-aislados.

Pintó también una gruesa línea divisoria en el estilo con su antecesor.

Sin embargo, en el tema de los resultados conservó lo que se ve esencial: la transformación de Puebla.

Se deslindó con claridad, pero sin desdén, sin jactancia y sin sumisión.

Halagó al ex gobernador con cuidadosa precisión y sin menospreciarse.

Marcó su proyecto.

Enumeró acciones y obras.

Anunció la importancia que tendrán en su administración la seguridad, los derechos humanos y el combate a la violencia contra las mujeres.

Se apuntó a la unidad con el presidente Enrique Peña Nieto contra Donald Trump y reiteró el apoyo estatal a los migrantes poblanos.

Hubo muchos mensajes.

Hay un nuevo gobernador.

Ayer dejó claro que navega en solitario.

Que es independiente.

Y que a él no lo opacan las sombras del pasado.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply