TARDE CARDIACA Y FINAL DE FOTOGRAFÍA EN EL ESTADO DE MÉXICO

foto-edomex

Manos que sudan desasosiego, rostros que no ocultan la perturbación, la mirada puesta en las cifras que irán llegando a cuentagotas con filo punzante, es parte de lo que vivirán los campamentos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), en sus respectivos hoteles de concentración en el Paseo Tollocan de la capital mexiquense, durante la jornada de este 4 de junio, en la elección más cerrada de la historia del Estado de México y posiblemente del país, incluso por encima de la presidencial de 2006. Es un proceso que tendrá un final de fotografía, con sobresaltos cardiacos y que perfilará -casi inequívocamente- el destino del camino a Los Pinos en 2018.

“Es un volado“, es la frase que –aseguran– el canciller y político mexiquense Luis Videgaray Caso dijo a sus cercanos hace unos días sobre la posibilidad de que gane el tricolor o que venza MORENA.

Son palabras precisas ante las reales posibilidades del priísta Alfredo del Mazo Maza, primo del presidente Enrique Peña Nieto, y la abanderada morenista Delfina Gómez Álvarez, hoy estandarte y orgullo del lopezobradorismo.

Las encuestas de El Universal, Reforma y El Financiero, recientemente publicadas, dan una ventaja mínima, de menos de dos puntos, en promedio, al hijo del ex gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo González (1981-1986).

Una superioridad que de tan minúscula es evidentemente frágil.

Quitado el margen de error de los estudios demoscópicos, se declara un empate técnico.

La coincidencia entre todas las encuestas, es que la pelea sólo es entre dos: PRI contra MORENA; MORENA contra PRI.

PRD y PAN, en realidad, son convidados de relleno y pelean por el tercer lugar, que los libre de la ignominia.

Hasta hoy, ya sin posibilidad de que se publiquen más análisis, prácticamente Elías Aguilar y su empresa Indicadores son los únicos que ha afirmado que ganará MORENA.

Es más, sitúa a Delfina Gómez con una ventaja de 11.2 por ciento sobre el ex alcalde de Huixquilucan.

Sí. Una cifra osada.

Un dato en el que Elías Aguilar, un viejo conocido del “círculo rojo” poblano, va en solitario.

Temerario, dirían algunos, con lo que se juega en buena medida la futura credibilidad.

En su argumentación, hay datos que vale la pena explorar.

Su estudio, asegura, cuenta con un nuevo algoritmo que revisa “la aspiración de cambio” de los potenciales votantes.

Suma el factor que arrojan las opiniones positivas y negativas de los candidatos y la expectativa de abstención.

Y, muy importante, considera la aprobación de la autoridad (el Presidente y el gobernador en funciones, ambos del PRI).

En 2011, cuando Eruviel Ávila se alzó ganador con una amplia ventaja, el gobernador saliente, Peña Nieto, estaba en las nubes de la aprobación: 74%.

Además, apenas 43% de los mexiquenses querían un cambio; menos de la mitad de los potenciales votantes, 44%, eran anti-priístas y el candidato tenía 39% de opiniones positivas.

En este 2017, las cifras son dramáticamente diferentes.

Peña Nieto como Presidente apenas suma 14% de aprobación en su tierra, en donde lo reprueba el 77% de sus paisanos encuestados.

Eruviel Ávila como gobernador apenas alcanza la aprobación de 23% y el candidato Del Mazo con trabajos se sitúa en 22% de opiniones positivas.

Encima, 90% de los mexiquenses está a favor de un cambio.

Los números de Indicadores, nos dicen, también han considerado los “problemas de movilidad” que entraña la naturaleza demográfica del Estado de México, cuyos habitantes de su zona conurbada nunca están en casa para ser encuestados.

Trabajan y desarrollan actividades en la capital del país y hacen de sus municipios mexiquenses “ciudades dormitorio”.

Un dato adicional, que en el análisis es atendible, está en que el PRI ha perdido su “base de lealtad”, hasta a la mitad.

La elección está muy cerrada e instalada en un escenario inédito para el Edomex, en el que lo mismo puede ganar MORENA que el PRI.

¿De qué dependerá el resultado final?

Hay muchos ingredientes, pero el nivel de participación en las urnas en este caso, como en ningún otro, jugará un papel definitorio.

Si vota 50% o menos de la Lista Nominal mexiquense que supera los 11.25 millones de potenciales votantes, es previsible que el PRI salga beneficiado.

En cambio, si sufraga más del 50%, por encima de los 5.625 millones de ciudadanos, entonces MORENA llevaría la buena estrella a su favor.

Este escenario también nos da avisos de lo que ocurrirá la noche de este domingo: que la candidata de MORENA y el candidato del PRI se declaren ganadores apenas horas, si no es que minutos, después del cierre de casillas.

También nos depara una certeza: un cúmulo de impugnaciones.

Lo más seguro es que habrá conflicto postelectoral, cualquiera que sea el resultado.

Eso parece inevitable.

ENCUESTA DE SALIDA DE INDICADORES EN PUEBLAONLINE

El domingo esté usted muy atento, pues Pueblaonline publicará en exclusiva la (polémica) encuesta de salida de Indicadores, a las 20:00 horas.

En esas cifras, tanto como en los rostros, en el nerviosismo y en la desazón de los protagonistas, se confirmará si Elías Aguilar tenía o no razón.

Lo esperamos sin falta.

EL INSUFRIBLE OPORTUNISMO DE LUCERO SALDAÑA

El pasado martes, en la Comisión Permanente del Senado, la poblana Lucero Saldaña presentó una iniciativa que –cosa curiosa- tiene la misma intención que una presentada por el diputado federal Eukid Castañón el 28 de febrero de este año en San Lázaro.

La modificación al artículo 19 de la Constitución busca aplicar prisión preventiva oficiosa a quienes cometan algún delito relacionado con el robo de combustible.

La iniciativa de Eukid Castañón ya está bajo análisis en la Comisión de Puntos Constitucionales e incluso el secretario de Gobernación, Miguel Àngel Osorio Chong, hizo un llamado el pasado 11 de mayo a los legisladores para concretar ya este tema.

Es más que evidente que Saldaña sólo quiere aprovechar la coyuntura de la “industria del huachicol” para lucrar políticamente.

Y es que, en esencia, su “gran propuesta” ya existe, y ningún sentido tiene presentar otra sobre el mismo tema y con el mismo objetivo.

No es la primera vez que la senadora hace gala de su oportunismo para intentar brillar a costa de lo que sea.

¿Y si mejor se pone a trabajar en otros asuntos de extrema urgencia e indispensable atención, en lugar de perder el tiempo duplicando burdamente los esfuerzos de los legisladores por el estado de Puebla?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply