Nicolás Aguilar, la historia de un sacerdote pederasta PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 21 de Abril de 2010 21:12
Carlos Gómez / Miguel Hernández
 
Han pasado 8 años y 7 meses desde que el sacerdote Nicolás Aguilar Rivera declaró ante el Juzgado Penal de Tehuacán por la orden de aprehensión que tiene en su contra y se dijo inocente de haber abusado sexualmente de menores de edad, y hasta la fecha las autoridades poblanas no han podido localizarlo y detenerlo para que enfrente el proceso penal.

Cabe recordar que en noviembre de 1997 los hermanos y menores de edad de nombres Sergio, Joaquín, Felipe y Efrén, denunciaron junto con sus padres que Nicolás Aguilar Rivera, el párroco de la iglesia de San Vicente Ferrer, de la junta auxiliar de San Nicolás Nenetzintla del municipio de Tehuacán, los había atacado sexualmente.

Pese a que se estima que más de 60 menores de edad de esa comunidad fueron violados por el sacerdote, en la Averiguación Previa 3497/1997/DRS de la Dirección Regional de Averiguaciones Previas, Zona Sur, sólo se incluyó la querella de los cuatro hermanos.  

Después de casi cuatro años de litigio y de que la Iglesia Católica encubrió al sacerdote y lo envió a Santa Clara Huiziltepec, el 13 de agosto de 2001 el entonces juez Primero de Defensa Social, Guillermo Ramírez Rodríguez, giró una orden de aprehensión contra el sacerdote Nicolás Aguilar por abusar sexualmente de los cuatro hermanos.

Desde esa fecha, el sacerdote sigue prófugo de la justicia y pese a su comparecencia en 2002 ante el Juzgado Penal de Tehuacán no fue detenido porque tramitó un amparo que posteriormente fue negado.

Cabe recordar que Norberto Rivera envió a Nicolás Aguilar a Los Ángeles, Estados Unidos, pese a las acusaciones en su contra y allá también violó a menores de edad, por lo que regresó a Puebla en donde sigue gozando de la impunidad, ya que desde hace más de 8 años no se ha presentado nuevamente ante las autoridades.

GOBIERNO ESTATAL NIEGA PROTECCIÓN
El secretario de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, negó que se esté encubriendo al ex cura, Nicolás Aguilar, debido a que el proceso sigue abierto y las investigaciones no se han detenido.

Por su parte, el procurador General de Justicia (PGJ), Rodolfo Igor Archundia Sierra, sostuvo que la Policía Ministerial no ha cesado en la búsqueda del ex sacerdote Nicolás Rivera Aguilar, ni tampoco han sido archivados los casos de abuso sexual que cometió en contra de un centenar de niños en décadas pasadas.

Comentó que las investigaciones continúan en la entidad, al mismo tiempo de negar que se omita perseguir al señalado, pese a los señalamientos de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) que ayer interpuso otra denuncia en la corte federal de Los Ángeles.

Archundia Sierra dijo que tienes órdenes de aprehensión desde hace muchos años y tienen en cumplirlas.


 

 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA, PUEBLA