Muere un niño ahogado en una cisterna de la Central de Abasto

El Sol de Puebla / Redacción | Publicado el Domingo, 08 de Agosto de 2010 08:21

Dramático descubrimiento del cadáver de un menor de escasos 6 años de edad, fue el que realizaron comerciantes de la Central de Abasto, dentro de una cisterna a la cual fue enviado probablemente por sus padres para sacar agua y accidentalmente cayó y murió ahogado.

El pequeño fue descubierto alrededor de la una de la madrugada del sábado, después de que empleados de la Central de Abasto se acercaron al estanque de agua para realizar la limpieza de sus respectivas áreas, cuando se llevaron la sorpresa de su vida al ver el cuerpecito del menor dentro de la cisterna. En el interior también se encontró una cubeta y un lazo, por lo que se presume que el menor al pretender sacar agua, resbaló accidentalmente.

De inmediato dieron aviso a las autoridades policíacas, a los bomberos y también al agente del Ministerio Público para que tomaran conocimiento de los hechos.

Fue personal de Bomberos los encargados de realizar el rescate del pequeño dentro de la cisterna ubicada en la nave "C" número 76 con esquina nave "B", en presencia del fiscal, quien tras encabezar las diligencias de levantamiento de cadáver junto con sus peritos, después ordenó a personal del Servicio Médico Forense (Semefo) el traslado del cuerpo al anfiteatro municipal.

Ahí el médico legista que realizó la autopsia de rigor, confirmó que la causa del deceso se debió a asfixia por sumersión al caer a la citada cisterna.

Cabe señalar que inicialmente el menor fue registrado como el desconocido número 84, pero más tarde los propios comerciantes lo identificaron con el nombre de Carlos Martínez Gómez, agregando que se encontraba extraviado desde hace 3 días e incluso habían colocado anuncios en la Central, con su fotografía y datos para tratar de localizarlo.

Los hechos fueron integrados bajo la constancia número 301/2010/ en la Agencia Especializada en la Investigación de Homicidios.



Email
comments powered by Disqus
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA, PUEBLA