Inexplicable la fortuna del hijo de Enrique Doger Guerrero

Intolerancia / Enrique Núñez | Publicado el Jueves, 19 de Agosto de 2010 07:24

En medio de las muchas historias que hoy circulan de Enrique Doger, una que no puede quedarse en el tintero, es la forma en la que edificó el restaurante-bar La Floridita.

De entrada, se debe señalar que el inmueble en el que hoy funciona este lugar, fue comprado como terreno por Nahim Doger García por más de 10 millones de pesos; esta operación fue negociada por Maclovio Hernández.

Una vez concretada la millonaria operación, los Doger iniciaron la construcción de este restaurante-bar, el cual requirió de otros 10 millones de pesos para ser abierto al público.

Existe documentación que avala la millonaria inversión, la cual genera serias dudas sobre el origen de estos recursos.

¿Cómo demostrar que un joven de apenas 20 años, logró obtener más de millón y medio de dólares para invertirlos en un restaurante?

Por cierto, que quien reveló el proyecto del bar La Floridita fue el columnista Rodolfo Ruiz en su columna “La corte de los milagros”, el 8 de marzo de 2007.

Esto fue lo que se publicó en esa fecha:

“Que presionado por las denuncias y escándalos en que se ha visto envuelto su padre, el presidente municipal de Puebla, Nahim Doger García se deshizo hace unos días de dos de sus compañeros, que eran parte de su estructura de negocios, bajo el supuesto de haber cometido imperdonables indiscreciones.

Y quizás sí, pues gracias a ellos, hoy se sabe que Nahim Doger viajó a mediados de diciembre con un grupo de amigos a Cuba, y que lo hizo a todo lujo, con limosina y chofer, para conocer a detalle uno de los lugares favoritos del fallecido escritor estadunidense Ernest Hemingway, el bar Floridita, célebre en todo el mundo por el sabor de su daiquirí.

Los despedidos no sólo fueron amigos de viaje y colegas de generación de Nahim en la UDLA, sino sus camaradas de correrías, negocios y cursos de capacitación en Guadalajara y la ciudad de México.”

Tras la cita, debo decir que existen documentos que confirman esta operación y que revelan que la riqueza de la familia Doger es injustificable.

Sobra decir, que en sus tiempos de gloria como rector y alcalde, jamás imaginó que hoy estaría metido en serios aprietos legales.

Pero la historia de La Floridita, es pecata minuta comparada con toda la información que está por venir.

Habrá que estar pendientes.

PD. Feliz cumpleaños doctor.

Email
comments powered by Disqus
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA, PUEBLA