Los Calzones de Sor Beatriz

Mario Alberto Mejía


la-dama

Cuando salió a la luz pública que el Padre Othón (Bailleres) y su monaguillo Pablo (Fernández del Campo) pretendían introducir modificaciones a la Constitución del Estado de Puebla para “proteger la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, todos suponíamos que esa estrategia no era avalada ni por Beatriz Paredes Rangel, ni por el Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Suponíamos, sí, que el padrecito y su fiel monaguillo obedecían una señal salida de Casa Puebla en aras de llegar a acuerdos con los conservadores del Partido Acción Nacional.

En ese sentido: la diputada Rocío García Olmedo encabezó una lucha -que hasta la fecha sigue- para detener, sin éxito, la iniciativa e involucrar a quien se creía era una fiera defensora de los derechos de la mujer: Beatriz Paredes.

Incluso, Rocío mostró una carta, enviada por la dirigente nacional del PRI, en la que subliminalmente criticaba la iniciativa de Othón y Pablito.

Pasaron los días y seguimos creyendo en Beatriz Paredes y en su veto simulado.

Ayer, luego de leer a la muy respetable, aunque polémica, Marta Lamas (Proceso, número 1695) nos enteramos que Beatriz Paredes está muy lejos de cuestionar la multicitada modificación a la Constitución, una vez que es claro que ha venido dando línea a las bancadas priístas de otros estados de la república para que aprueben sin el menor miramiento lo que parece ser un blindaje en contra de la despenalización del aborto.

Marta Lamas nos revela que todo empezó en Sonora.

El 21 de octubre de 2008, panistas y priístas de la mano -como buenos padres de la iniciativa-, aprobaron lo que es ahora ley.

El 11 de noviembre, en Morelos, una diputada priísta y una diputada panista continuaron con la operación blindaje.

El 14 de diciembre, en Baja California, PRI y PAN, en votación secreta, dijeron algo así como “dale pa’ delante, papá”.

El 17 de febrero de este año, en Colima, ocurrió la mismo.

Y luego vinieron Puebla, el 12 de marzo; Jalisco, el 26 de marzo; Durango, el 7 de abril, y Nayarit, el 17 de abril.

Marta Lamas dice que hay otras iniciativas similares en Aguascalientes, Estado de México, Guanajuato, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz, Campeche y Quintana Roo.

Y todo con el aval de Sor Beatriz Paredes.

Según la escritora: el PRI entró a la defensa de la “familia” por una estrategia eminentemente electoral.

Y eso está por encima de la libertad de decisión que tienen las mujeres.

Al final del día queda claro que el Padre Othón y su monaguillo Pablo no actuaron por su cuenta.

(Eso sí habría sido noticia en tan serviles biografías).

Únicamente obedecieron, bajaron la cabeza y dijeron: “hágase, Señor, tu voluntad.

(Igualito que los monaguillos del Padre Maciel).

6 Responses to “Los Calzones de Sor Beatriz”

  1. TERRENCE says:


    Buy Viagra

    Buy Cheap Generic.Drugs Today!…

  2. neil says:

    congratulated@stimulants.moderns” rel=”nofollow”>.…

    thanks for information!!…

  3. Marc says:

    weakens@commemorated.melodramatic” rel=”nofollow”>.…

    tnx for info!!…

  4. francis says:

    fairs@fawning.hill” rel=”nofollow”>.…

    ñýíêñ çà èíôó….

  5. Ray says:

    distillers@faro.relies” rel=”nofollow”>.…

    áëàãîäàðþ!!…

  6. john says:

    meteorological@litigant.wadded” rel=”nofollow”>.…

    ñïñ çà èíôó….

Leave a Reply