Corte Interamericana de Derechos Humanos, en caso poblano

Fernando Maldonado

En dos párrafos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pondrá a correr a las autoridades en materia de procuración de justicia en el estado de Puebla.

A partir del número de referencia P-974-05, el organismo de observación de garantías individuales para el hemisferio con sede en Washington, solicitó información al Estado Mexicano sobre el homicidio de Miguel Antonio Cuéllar Muñoz, un profesor universitario muerto por un grupo porril en 1989, en Puebla.

El documento firmado por el secretario Ejecutivo, Santiago A. Cantón establece que “Cumplo con informar a usted que mediante nota de la fecha se ha fijado un plazo de dos meses, contados desde la fecha de transmisión de la presente comunicación, presente sus observaciones, conforme el artículo del Reglamento de la CIDH”.

El plazo fatal vencería el próximo mes de septiembre, en virtud de que la comunicación está fechada el pasado 20 de julio y advierte que “la presente solicitud de información no constituye prejuzgamiento con relación a la decisión que la CIDH eventualmente adopte sobre la admisión de la petición”.

No solo se trata de un asunto que tiene como espacio natural la nota roja en los diarios. El crimen de Cuéllar Muñoz el 22 de diciembre de 1989 envuelve a actores de la clase política que viven aún sin castigo, al amparo del poder político.

La historia dice que a las 18:00 horas de aquélla tarde invernal, el profesor universitario llegó a cobrar su salario. Ya el edificio El Carolino había sido invadido por porros al servicio del régimen que buscaba por todos los medio echar a un rector incómodo como Samuel Malpica.

Con armas de fuego, en el interior del histórico inmueble se podían observar a Miguel Méndez y Arturo Loyola, hoy “activos” de la campaña de Compromiso por Puebla; a la cabeza de aquél comando estaba el ya fallecido, Alfonso Vélez Pliego.

Fueron por lo menos cinco procuradores de justicia los que pasaron por el edificio de la 31 Oriente y bulevar 5 de Mayo, sin que ninguno desempolvara la averiguación previa 5538/89, en el que obran pruebas documentales de la actuación de los ahora célebres personajes.

Desde Héctor Maldonado Villagómez hasta Rodolfo Igor Archundia, sin excepción todos asumieron como comportamiento el silencio y el inmovilismo ante un crimen que fue resultado de las pugnas de grupos antagónicos por el control de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Hoy que el destino parece haber alcanzado a los gatilleros de hace 20 años, y a la élite del poder, habrá que observar cuál es la actitud y comportamiento por un crimen que, hay que insistir, hace mucho salió de la sección de la nota roja de nuestro diarismo.

En el sótano…
La entrega de la Parabólica de ayer documentó el activismo de un modesto diario electrónico evangélico cuyo nombre es rhema.com.mx dirigido por Luís Jherson Hernández, que ayer mismo envió comunicación para deslindar a su medio y a él mismo de la presunción planteada: son panegíricos de Enrique Doger.

También dijeron que su directora editorial no es la colega Marisol Córdoba, aunque hasta ayer en la noche apareció en su directorio.

Más tarde recibí un correo electrónico del propio Jherson Ramírez, estrechamente vinculado con Fernando Rojas Cristerna en donde dice que siempre sí, habían publicado una nota firmada por Marisol Córdoba, con el título “La DEA investiga a Agüera y empresarios”.

Dice el director del medio de comunicación religioso: “Nosotros la reproducimos con el puro fin informativo y sin fines de calumnia”. Ajá.

ARTURO LUNA SILVA

DIRECTOR DE PERIODICO PUEBLA ON LINE

PRESENTE

Por medio de la presente le solicito a usted muy respetuosamente me publique esta carta aclaratoria que se refiere a la columna publicada el lunes 23 de Agosto del año en curso en su periódico digital puebla on line en donde  el periodista Fernando Maldonado en su columna “Parabólica” donde insinúa nexos del periódico rhema.com.mx con Enrique Doger y el mismo como herramienta de desprestigio y guerra sucia.

Quisiera aclarar ciertos puntos de la columna

1.- Dice Fernando Maldonado que nuestro portal “ha estado particularmente interesado en repercutir los por menores de la batalla entre los dos personajes” refiriéndose a Doger y Agüera. Nos gustaría que nos indicara en que notas hemos nosotros tomado partido a favor del primero y denigrando al segundo.

2.- La colaboración que cada martes hace el doctor Fernando Rojas Cristerna a nuestro medio es el intento de dar la voz de diversos líderes evangélicos y laicos sobre temas de interés social para la comunidad evangélica y la sociedad poblana en general. Estos espacios están abiertos tanto a líderes evangélicos como a líderes sociales y laicos.

3.- Los supuestos nexos que  asegura  Maldonado que tenemos con el ex rector Enrique Doger a través de Fernando Rojas nos gustaría que nos lo presentara ya que ésta acusación es  contra  nuestro periodismo  y sobre todo contra el nombre de las comunidades cristianas y evangélicas de Puebla y el país.

4.- Otro punto es que nos señala como  “un medio de comunicación de limitadísima consulta”, en este plano queremos señalar que el INEGI en su último censo nacional arroja que el porcentaje de evangélicos en Puebla asciende al 4.3 porciento de la población total y en el próximo año cuando se den a conocer los resultados de este 2010 la cifra supere el 9 porciento. No estamos limitados en presentar información local, no podemos ser un medio local desde el punto de vista que nuestro medio está en la red, al alcance de todos, contamos con información nacional e internacional de interés general y evangélica.

5.- Asimismo queremos enfatizar que jamás ha trabajado para este medio Marisol Córdoba  Torres como  jefa editorial y este medio no tiene ningún contacto comercial ni laboral  con esta reportera.

Respetuosamente
Lic. Luis Jershon Hernández García
Director General de rhema.com.mx

http://twitter.com/fmaldonado15

Leave a Reply