QUIÉN ES QUIÉN DE LOS ASPIRANTES EN TWITTER (AÚN LA RED MÁS POLITIZADA)

imagen-redes1718

En un año, Martha Erika Alonso se convirtió en uno de los perfiles más competitivos en la blogósfera de entre quienes se sienten con méritos para ocupar alguna candidatura en el proceso electoral de este año.

En 2017, la panista incrementó hasta un 171 por ciento el promedio de las reacciones que generaron sus mensajes en Twitter, pues en el año que acaba de concluir tuvo un promedio de 152 reacciones (retuits y favoritos) por mensaje emitido, cuando en 2016 su registro era de 56 reacciones por tuit.

Con más de 12 mil 800 seguidores, la ex secretaria general del PAN estatal emite 7.6 mensajes en promedio al día. El 18 de diciembre pasado resultó el de mayor actividad (240 mensajes) con motivo del segundo informe de labores, que superó al primero, actividad registrada el 24 de enero del año pasado (120 tuits).

A partir del segundo semestre de 2017, la cuenta de Martha Erika Alonso, ya muy perfilada como candidata a Casa Puebla, registró más días con alta actividad, que promedia 39 mensajes por evento.

¿Qué tienen en las otras aceras?

Juan Carlos Latiri y Alejandro Armenta serían los aspirantes con una cantidad similar a la de la panista en cuanto a reacciones en sus mensajes enviados en Twitter.

El caso de Lastiri llama la atención. Y es que a pesar de ser el que tiene el promedio más alto de mensajes emitidos al día, con 8.4, así como una cantidad mayor de seguidores que el de Martha Erika, más de 28 mil 700, se quedó por debajo de la panista al promediar 137 reacciones por tuit.

El ex priista y ahora militante de MORENA, el marinista Alejandro Armenta, fue el tercero con mayor interacción en 2017. Con 8 mil 500 seguidores, sus mensajes obtuvieron un promedio de 123 reacciones, esto a pesar de que su tasa de tuits por día es de 5.6.

El presidente municipal de Puebla, Luis Banck, está por debajo de los tres anteriores, pero mantuvo un promedio de 57 reacciones por cada mensaje que emitió. Aunque el día con mayor actividad fue el de su cumpleaños, el 2 de septiembre, con más de 200 tuits, la mayoría de agradecimientos a las felicitaciones.

El tuiteo de Eduardo Rivera, otro de los aspirantes que ha tomado relevancia en las últimas semanas, es más alto que el de Armenta (nueve por día); sin embargo se encuentra por debajo en la cantidad de reacciones que sus mensajes obtienen, apenas 34 desde su cuenta en donde agrupa 85 mil seguidores.

Por otra parte, quien se perfila como el candidato fuerte de MORENA en el estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, cuenta con una gran cantidad de seguidores, más de 60 mil, pero las repercusiones de sus tuits se contabilizan en 27 en promedio.

En tanto, Víctor Giorgana apenas alcanzó a meterse al grupo de quienes consiguen más de 20 reacciones en sus mensajes, 21 para ser precisos, muy superior al registrado en 2016, que fue de nueve. El priista tiene más de 10 mil 700 followers.

Quienes han demostrado que sus mensajes en redes poco atraen a la audiencia tuitera, son personajes como Jorge Aguilar Chedraui (PAN), Nancy de la Sierra (Morena) y Enrique Doger (PRI), que en promedio generan por tuit 16 reacciones, muy por debajo de lo esperado en los candidatos.

Pero quien de plano se encuentra perdida es Paola Migoya, de quien ha trascendido sería la candidata de MORENA a la presidencia municipal de Puebla. Apenas cinco reacciones en promedio por mensaje que emite, las mismas que generó en 2016, es decir, no hubo crecimiento a pesar de sus esfuerzos por incrementar la cantidad de tuits por día, pues el año pasado eran tres y en este 2017 lo elevó a seis.

Dicen que para ser hay que parecer y ahora más que nunca se debe demostrar el músculo también en la red social más politizada de la actualidad.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply