EUKID A MANZANILLA: “A CHILLIDOS DE MARRANO, OÍDOS DE CARNICERO”

foto-manzanilla

Muy, muy mal y más que eso: enojado –un pecado capital en política- y descompuesto, se vio Fernando Manzanilla Prieto en la rueda de prensa que este jueves ofreció para despotricar contra el grupo morenovallista –al que perteneció hasta que así convino a sus intereses personales- y para exhibir su enorme molestia por la renuncia de un grupo de simpatizantes de MORENA y de operadores suyos que, al conocerlo tal y como es, salieron huyendo para sumarse a la campaña de la perredista Roxana Luna, de “Por Puebla al Frente”.

Lleno de un odio enfermizo, el mismo que lo agota y lo carcome en su propio infierno privado, el neomorenista intentó desviar los hechos con graves aseveraciones contra personajes como el diputado federal Eukid Castañón Herrera, demostrando una vez más que es el Raúl Salinas de Gortari de Puebla; sólo que en lugar de ser el hermano incómodo, es el cuñado incómodo. Y más que incómodo: el cuñado ingrato, que de eso, la ingratitud, pretende hacer carrera política.

Castañón Herrera contestó con un posicionamiento en el que, lejos de prestarse al juego vengativo, mezquino y reprobable de un hombre incongruente que vende “felicidad” a los poblanos pero vive en carne propia las consecuencias de sus rencores, dio una cachetada con guante blanco.

Eukid calificó como vergonzoso el show de Manzanilla, un show penoso que sólo “busca justificar lo que ya anticipan las encuestas publicadas esta semana, las cuales dan una clara ventaja a la candidata a gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo”.

Cabe resaltar que ha trascendido, a través de quienes en algún momento fueron colaboradores cercanos de Manzanilla, que su discurso de felicidad, no es más que una farsa, pues los malos tratos son una constante, situación que puede corroborarse con la forma misógina a la que se ha referido a sus contrincantes, especialmente Roxana Luna y la priísta Karina Romero.

(A nadie se le olvida que cuando fue secretario General de Gobierno de Rafael Moreno Valle, Manzanilla corrió de la peor manera a cinco de sus secretarios particulares debido precisamente a sus malos tratos y humillaciones; Raúl Castillo Ramírez, Luis Fernando Graham Verver, Fernando Gómez Castillo, Julio Méndez y Aldo Francisco Burelo pueden dar plena fe de la personalidad bipolar, y esquizofrénica, de este prepotente enano de tapanco con ansías de poder).

Pocos lo saben en Puebla, pero Manzanilla cayó de la gracia de Andrés Manuel López Obrador desde el momento en que, en una más de sus mentiras, intentó adjudicarse la liberación de Dulce María Silva, pareja sentimental del vocero del candidato presidencial, César Yáñez, el hombre más influyente sin duda en el tabasqueño, el mismo le cayó en la farsa y lo apartó de su entorno.

Tanto, que el cuñado del ex gobernador Rafael Moreno Valle no sólo no logró ser candidato de MORENA a gobernador, senador o presidente municipal de Puebla, posiciones que buscó hasta el cansancio golpeando sin miramientos –y hasta con crueldad- a Luis Miguel Barbosa, sino que tuvo que refugiarse en los brazos del Partido Encuentro Social (PES), que le obsequió una candidatura a diputado federal, que es para lo que le alcanzó su raquítico “capital” político.

La vileza de Manzanilla no tiene límites.

Tampoco su ambición.

Hoy pregona que si Barbosa es gobernador, él será el poder tras el trono, una especie de José Córdoba Montoya región 4, pues afirma que el ex perredista no sólo tiene serios problemas de salud, sino que carece de cuadros para hacer gobierno, por lo que habrá que llenar los vacíos de poder.

Manzanilla anda nervioso, muy nervioso; también molesto, muy molesto, y, por eso mismo, suelto de la boca.

Pero llenas de furia y odio, sus palabras son como rayas en el agua.

Ineficaces, indistinguibles, inconsistentes, incongruentes…

O como diría el propio Eukid Castañón: “A chillidos de marrano, oídos de carnicero”.

NATALE CAMBIA DE DUEÑO POR INDICACIÓN DE DON BELTRONE

La declinación del diputado local con licencia y candidato verdeecologista al Senado aún formal, pero desde ayer en declinación, Juan Carlos Natale López, por MORENA, debe leerse más allá de las consecuencias estrictamente locales y trascender a la descalificación por el evidente oportunismo de quien antes fue un siervo de Rafael Moreno Valle.

El anuncio de Natale, que terminó por absorber toda la atención del debate de los candidatos y candidatas a la Cámara Alta en segunda fórmula, fue además un mensaje muy claro de su dueño a nivel nacional, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

El ex dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se va a MORENA y con Andrés Manuel López Obrador, más que con Barbosa y los otros candidatos morenistas, por órdenes del tenebroso Don Beltrone, quien por lo que se ve ya le extendió los santos óleos a José Antonio Meade –y por tanto al presidente Enrique Peña Nieto-.

El sonorense ya antes había enviado a uno de los suyos, de los más apreciados en su equipo y quien fue su secretario particular, al bando lopezobradorista, al ex diputado federal y ex líder juvenil priísta, Canek Vázquez Góngora.

Que lo vea quien pueda verlo: Manlio se está cobrando las afrentas de hace dos años, cuando desde el mismo grupo de Enrique Peña Nieto se tejió la soga para su fracaso como presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “EUKID A MANZANILLA: “A CHILLIDOS DE MARRANO, OÍDOS DE CARNICERO””

  1. EUKID A MANZANILLA: “A CHILLIDOS DE MARRANO, OÍDOS DE CARNICERO” says:

    Stefan Valin…

    I found a great……

  2. EUKID A MANZANILLA: “A CHILLIDOS DE MARRANO, OÍDOS DE CARNICERO” says:

    Carry Madriz…

    I found a great……

Leave a Reply