LOS ROUNDS QUE VIENEN TRAS EL ARGUMENTO ARITMÉTICO DEL VOTO POR VOTO

foto-urnas

Luego del recuento voto por voto que comenzará este lunes y tras el resultado que arroje el escrutinio, vendrá un capítulo adicional en el litigio por la elección a la gubernatura de Puebla, sin importar cuál sea el “argumento aritmético”. Mientras MORENA ha descalificado a priori el resultado e insiste en la nulidad, el PAN y sus aliados se sienten seguros de que será ratificado el triunfo de la gobernadora electa, Martha Érika Alonso. En esta próxima etapa procesal ahora tocará también a ellos defenderse en la arena jurídico-electoral. Dentro de lo beneficioso que es este “comienzo del final”, no hay que perder de vista que vienen más episodios; habrá todavía más rounds.

Las históricas imágenes de este domingo, con el traslado de la paquetería electoral de Puebla a la Ciudad de México y Toluca, representan ángulos positivos para los dos bandos y para el futuro del estado.

Desde el jueves pasado en esas dos salas regionales se dispusieron los espacios para los trabajos del recuento de los 26 distritos electorales ordenado por el Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Con malestar de los trabajadores, por ejemplo en la Sala Regional de la capital del país -entre las avenidas División del Norte y Miguel Ángel de Quevedo-, fue cerrado el estacionamiento para colocar el mobiliario en el que se realizarán los trabajos.

Éstos podrían llevarse varios días, se prevé que de cuatro a cinco, hasta concluir con la apertura y escrutinio de los 7 mil 174 paquetes.

Este ejercicio por el resolutivo del TEPJF, según ha defendido el panismo e incluso ha previsto el mismo Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y su ex candidato, Luis Miguel Barbosa, podría dejar nuevamente números favorables a la gobernadora electa.

Hay que recordar que los barbosistas en Puebla y los morenistas en la Ciudad de México, en las cámaras del Congreso de la Unión y la dirigencia de ese partido, anunciaron la semana pasada que quieren forzosamente la nulidad.

Su argumento es que ya se perdió la “certeza” en la “cadena de custodia”, dicen, principalmente Barbosa, en esa paquetería, que esta misma tarde de domingo llegó a sus respectivos destinos, con el resguardo del Ejército.

Tras el agotador recuento en sesiones permanentes que realizarán los secretarios de estas respectivas salas regionales con la supervisión de los representantes de partidos y coaliciones, se levantará un acta circunstanciada.

Ésta será enviada a la Sala Superior, para que los resultados vuelvan a ser analizados y discutidos.

Y entonces, sin importar cuál será el “argumento aritmético”, se abrirá la etapa procesal en la que, ahora así, los panistas podrán defender el resultado que dio como ganadora con más de 4 por ciento a Martha Érika Alonso Hidalgo.

Eso que hasta ahora no han podido hacer Acción Nacional (PAN) y sus aliados, por mantenerse atados de manos, a la espera de que caminara la impugnación de MORENA y Barbosa.

Este es el “comienzo del final”, que dará certeza a Puebla y muy probablemente finiquitará los días de desazón e incertidumbre.

Ya en esta etapa no hay mancos.

La pelea jurídico-electoral (y sobre todo política) será pareja.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply