LA CONSTRUCCIÓN DEL GABINETE DE LA PRIMERA GOBERNADORA DE PUEBLA

foto-martha-erika

Con la vuelta a la página, luego de los feroces y salvajes días en que se dedicó a defender jurídicamente su triunfo, la gobernadora electa, Martha Érika Alonso Hidalgo, por fin ha encontrado espacio para la reflexión sobre los hombres y las mujeres que la acompañarán en este histórico periodo, como la primera mujer que gobernará Puebla. Construye con paciencia, aunque con el reloj en contra, y con un análisis profundo su gabinete. Sabe bien que a partir del perfil de sus secretarios y secretarias, se verá su estilo propio, en el que para ella es indispensable marcar muy bien una diferencia con el pasado reciente, sobre todo con lo que fue el gobierno de su marido, el ex gobernador y actual senador Rafael Moreno Valle. Fuentes informadas apuntan, incluso, que Alonso Hidalgo busca equilibrio y tener paridad de género en su equipo de colaboradores, y que eso ha complicado la toma de decisiones. También el criterio de que ninguno de los que fueron secretarios con Moreno Valle -o solo uno, como excepción- pase a formar parte del nuevo gobierno.

La poblana tiene también claro que en el diseño de su cuerpo de colaboradores debe dejar absoluta certeza de que es ella quien manda, sin resquicio a las intromisiones.

En los nombres que ya se manejan, algunos como deseo, otros fruto del análisis y los más como especulación, podrían darse sorpresas.

Sin embargo, lo que sí es seguro es que su gobierno será de coalición, con la inclusión de personajes de los partidos que la apoyaron en la candidatura de Por Puebla al Frente, y no solamente del Partido Acción Nacional (PAN).

También de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Verde Ecologista de México (PVEM).

En ese ánimo, el priísta Enrique Doger Guerrero, quien se valora para la titularidad de la Secretaría de Salud , podría aparecer en la foto oficial. El ex candidato a la gubernatura estaba contemplado para la SEP, pero dicha dependencia será, al parecer, un infierno en vida dada la permanente intromisión de la renacida Elba Esther Gordillo y el proceso de descentralización a Puebla de la SEP federal a cargo de Esteban Moctezuma Barragán. A ver quién es el -o la- valiente que le entra a ese toro.

Los que están ya completamente firmes son Eduardo Tovilla Lara, para la Secretaría de Finanzas y Administración, y Alejandro Cañedo Priesca, para Turismo.

El primero tiene experiencia de más de tres décadas en esa área y participó en el equipo de transición.

El segundo dio resultados excepcionales en esa posición en los gobiernos municipales de Tony Gali y Luis Banck.

Precisamente el ex alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, tiene asegurada su participación en el gobierno de la panista, pero la posición que ocupará todavía está en análisis.

Podría ser el jefe de Oficina de la Gobernadora, titular de Desarrollo Social (Sedeso) o incluso Infraestructura, Movilidad y Transportes. A Infraestructura, empero, podría ir una pieza del propio Banck: David Aysa, quien tuvo esa misma posición pero en el ayuntamiento de Puebla y entregó buenos resultados.

Para Sedeso también se ha apuntado en las posibilidades al ex diputado local y ex director del Conalep Jesús Zaldívar, uno de los pocos panistas verdaderamente leales y cercanos a la gobernadora electa, aunque aquí nada está claro.

Para Seguridad Pública hay quienes mencionan a Fernando Rosales Solís, ex fiscal de Secuestros y Delitos de Alto Impacto en Puebla.

El ex coordinador de la campaña de Martha Érika Alonso, el panista Francisco, Franco, Rodríguez Álvarez está en la consideración para la titularidad de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial.

El nombre de Sandra Izcoa se maneja para la Dirección de Comunicación Social y Max Cortázar para una especie de vocería oficial, aunque en este caso por un breve periodo de tiempo pues su trabajo al lado del senador Moreno Valle tendrá pronto otra dimensión.

La lista es larga y las decisiones finales se pulen en el escritorio de Alonso Hidalgo.

Cuente también la posibilidad de sumarse al equipo alonsista a Susana Riestra en el área de Cultura, y el ex candidato del Partido Verde la gubernatura, Michel Chaín Carrillo, en la responsabilidad de medio ambiente.

Aún no está claro si dos muy cercanos al gobernador Tony Gali, como su hijo Tony Gali López y Xavier Albizuri Moret encontrarán acomodo en el gabinete.

No todos esos personajes irían a alguna de las 11 secretarías, que contempla la Ley Orgánica de la Administración Pública del estado de Puebla, sino a alguna subsecretaría, área específica o dependencia, según su especialización y experiencia. Aunque eso sí: habrá muchas mujeres, como rasgo distintivo del nuevo gobierno.

Lo único cierto es que Martha Érika Alonso definirá, desde la conformación de este gabinete, el estilo con el que gobernará el quinto estado más grande del país.

En su integración, incluso ya desde las especulaciones, se perfila un claro parteaguas con las dos anteriores administraciones.

Muchos son los interesados, pero contados los convidados.

La experiencia y capacidad cuentan tanto como la lealtad.

Que no haya duda.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply