PUEBLA Y EL PAÍS, LA 4T Y EL ESTANCAMIENTO ECONÓMICO QUE AVIZORAN UN NEGRO 2020

foto-crisis

¿Está usted viendo disminuidos sus ingresos porque todo está constantemente más caro? ¿Anda sin efectivo? No es el único. Cada cual en su proporción en Puebla estamos igual. Sufrimos lo mismo. El estado y, de manera especial la capital, se están viendo afectados por el estancamiento económico, a partir de la llegada de la 4T a Palacio Nacional. No es tema de partidos, sino de realidades. De acuerdo con el Inegi, el crecimiento de la economía nacional fue de apenas 0.1 por ciento del PIB, en el primer semestre del lopezobradorismo. Sin embargo, a la entidad le fue peor: en el segundo trimestre de este 2019, ese indicador cayó en la misma proporción (0.1%), en relación con 2018. Los poblanos venimos de la más severa crisis política de la historia y ahora el panorama no está despejado en lo económico. ¡Vaya 2020 que se avizora!

En las sobremesas de todos los estratos el comentario es el mismo: “Puebla está muy mal”.

El malestar es democrático plenamente.

Nos toca a todos.

Todos lo estamos padeciendo.

Luego del agitado y agrio verano de 2018, que tuvo un luctuoso final en diciembre, parecía que ya nada podría salir peor.

Puebla y los poblanos venimos, no hay que olvidarlo, de una gravísima crisis política.

Una que será tema de los libros estudiantiles en el futuro próximo -tal vez hasta de documentales o series de TV-.

Y ya hay, ahora mismo, una crisis económica.

En la entidad, como reflejo del estancamiento del país con el lopezobradorismo, la obra pública está parada.

Y ese es el principal motor económico.

El detonador esencial e inmediato.

De unos meses por acá, nadie trae efectivo… o no mucho.

Del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), que en estos días se discute en la Cámara de Diputados, dependerá mucho lo que pueda pasar en el Ejercicio Fiscal 2020 en Puebla.

Debe quedar aprobado el próximo 15 de noviembre, a más tardar.

Se prevé que lleguen unos 100 mil millones de pesos en recursos ordinarios, gasto federalizado e ingresos propios.

De ahí dependerá que se puedan realizar, como ya se ha ofrecido, obras importantes y esas sean el punto de despegue de la economía estatal.

Sin embargo, el estado seguirá negativamente amarrado al gasto inercial que se espera en el país el próximo año.

Éste se plantea sin mucha inversión e incluso una baja de recursos para las obras emblemáticas del lopezobradorismo, como el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía.

El gobierno federal seguirá, por lo que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como Proyecto de PEF 2020, utilizando primordialmente el dinero público para financiar sus programas asistencialistas.

Esas becas y pensiones que no son productivos.

Que general el estancamiento y que proyectan un pobre crecimiento de apenas 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), si bien nos va.

Sin ser catastrofistas, hay que ser puntuales:

2020 no pinta bien para el país… y para Puebla tampoco.

EL JUNIOR DESOBEDIENTE

img-20191029-wa0009

Llamó mucho la atención en el acto que este martes realizó la dirigencia estatal de las Redes Sociales Progresistas (RSP), frente a la Junta local del Instituto Nacional Electoral (INE), la presencia de un novel personaje que uno esperaría que, por su sangre albiazul, debería estar en el Partido Acción Nacional (PAN).

Sin embargo, prefirió los brazos de la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, y del partido que está en proceso de obtener su registro.

Tomás Gabriel Fraile Otero, hijo del ex senador y hoy secretario general del Comité Directivo Estatal (CDE) panista, Francisco Antonio Fraile García, estuvo en primera fila con marinistas, ex aliancistas, dirigentes magisteriales y ex morenovallistas, para “exigir respeto a los derechos de los militantes progresistas”, como se hacen llamar los de las RSP.

El tema lleva a una ineludible pregunta:

¿Qué tan buen secretario general del PAN es Francisco Fraile, antes llamado “El Pastor”, que ni a su hijo puede retener en las filas panistas?

Obvio los padres y sus hijos son totalmente libres de elegir la carrera, ideología y demás, pero el caso de Tomás Gabriel no deja de llamar la atención.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply