LA VENDETTA DEL PADRINO DE KARINA PÉREZ POPOCA

foto-xicale

Como en cualquier otra mafia, en la que gobierna actualmente el municipio conurbado de San Andrés Cholula, las diferencias irreconciliables terminan en agrias vendettas. La guadaña del rencor de su propio padrino cierne hoy sobre la cabeza de la presidenta municipal, Karina Pérez Popoca. Adán Xicale Huitle, supuesto “luchador social”, hoy “asesor jurídico honorario” y quien presume haber sido el “constructor” de la incipiente carrera política de la alcaldesa, busca cerrarle todas las puertas partidistas en Morena. De este modo, la dejaría sin posibilidades de conseguir, en 2021, la candidatura para su reelección o para cualquier otro cargo de representación popular. La revancha del antes “protector” es porque Karina corrió a su esposa, Sonia Juárez Tecpoyotl, de la Secretaría de Bienestar, presuntamente por “ladrona”. La jugada es simple: el aniquilamiento de la otrora aliada y cómplice, y ahora odiada enemiga.

Con más tablas, aunque igual sin clase, que su ahijada, Adán Xicale ha dedicado los últimos días a preparar la afiliación masiva, o al menos suma informal, de sus allegados al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Finalmente, y aquí es cuando se verá, siempre ha presumido que la fuerza social es de su propiedad y no de su antes protegida, Karina.

Fueron Adán y su hijo y actual síndico municipal, Josué Xicale, quienes apuntalaron desde la asociación civil Cholula Viva y Digna, la llegada de Pérez Popoca a la presidencia de San Andrés.

El propio Xicale papá sería ahora el alcalde, si no fuera por el tema de la paridad de género y la necesidad de que, en esa demarcación, la alianza Juntos Haremos Historia, fuera con una candidata mujer.

Pero, también como suele ocurrir en todas las mafias, el reparto del botín no dejó satisfecho al padrino.

Eso, a pesar de que su hijo Josué es el síndico; su esposa Sonia, hasta hace poco, titular de Bienestar, y que tiene por toda la nómina del ayuntamiento a sus incondicionales en condiciones de “burocracia dorada”.

Tampoco le gustó al Padrino Adán que su ahijada comenzara a volar con alas propias.

Que tomara, aunque equivocadas, sus propias decisiones.

Pero ha sido el despido de su esposa Sonia Juárez Tecpoyotl, quien fungía como titular de la Secretaría de Bienestar de San Andrés Cholula, el punto de rompimiento.

A pesar de que fue cesada por presuntos malos manejos y “robo hormiga”.

Esa fue la gota de hiel que derramó el vaso de tolerancia de Xicale.

De ahí la prontitud con que, desde el pasado fin de semana, el asesor jurídico “honorario” ha convocado a la conformación de nuevos comités seccionales de Morena.

Las juntas auxiliares en principio son el objetivo de su ataque político.

A sus allegados les ha pedido afiliarse a ese partido.

De eso modo, literalmente arrebatará a Pérez Popoca en las decisiones partidistas hacia el proceso local del año 2021.

Vía Whatsapp, Adán y su hijo llaman a la ruptura política con la presidenta municipal.

También ha realizado ya algunas reuniones con personal del ayuntamiento, en su casa del barrio de San Juan.

Claro, su plan podría tener un efecto real, pero no formal.

En principio, porque Morena no tiene abierta, desde principios de 2018, la posibilidad de recibir a nuevos afiliados.

Y también, porque cualquier comité que se pueda crear, deberá tener el aval de la dirigencia y los órganos estatales.

Los que ni siquiera existen estatutariamente por ahora.

Hay que recordar que el mismo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) es sustituto y no habrá uno formal hasta las elecciones internas.

Pero mientras tanto, las fichas de estos grupos, se mueven.

Y como en cualquier otra mafia, el resultado de sus vendettas dejará varios damnificados.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply