AMLO, EL CAPITÁN SIN RUMBO, SIN TIMÓN Y SIN CREDIBILIDAD

foto-amlo1

La decepción sobre el desempeño de Andrés Manuel López Obrador como jefe de Estado y de Gobierno crece con pasos tan grandes y preocupantes, como la pandemia del Coronavirus, que a nivel nacional este lunes ya reportó 367 casos confirmados. Y es preocupante, porque quien se supone debe ser el líder del país ha sido incapaz de demostrarlo, de comportarse como tal, y eso genera un grave vacío institucional. En Puebla, en medio de la emergencia por el Covid-19, más de la mitad considera que el tabasqueño tiene “poco o nada” de capacidad para gobernar. No es una apreciación, sino una medición que realizó el Centro de Estudios Consultivos. La nave que es nuestro país atraviesa un tramo de feroz tormenta y, muy lamentablemente, el capitán ha perdido el rumbo, el timón y la credibilidad.

La gente no lo puede creer.

En la lógica común no cabe la idea de que el jefe de la nación incite a las personas a salir a las calles, sin protección, en medio de una pandemia que, aunque es todavía incipiente en México, en el mundo ha tapizado de muerte y dolor a varios países.

No se comprende.

En cambio, esta actitud irresponsable tiene su reflejo contundente en la aprobación del Presidente de la República, la que en el último mes ha tenido una baja súbita.

Este lapso coincide con sus erráticas decisiones y sus fatales declaraciones en torno a la emergencia sanitaria.

La caída de Andrés Manuel López Obrador comenzó casi con su primer día de gobierno.

Pero nunca tan subrayadamente rápido, como entre febrero y marzo de este 2020.

Desde la comodidad de los números históricos superiores a más de 80 por ciento de aprobación, a principios de su mandato, hoy López Obrador se ha desplomado a la reprobación casi mayoritaria.

De acuerdo con la #AMLOTrackingPoll de Consulta Mitofsky, la empresa de Roy Campos para diario El Economista, Andrés Manuel apenas tiene el aval de 51 por ciento de los consultados.

En febrero pasado tenía 55.6 puntos.

Es normal.

Como normal debe considerarse el crecimiento de la pandemia en el territorio nacional.

En su informe diario, la Secretaría de Salud señaló que, hasta este lunes 23 de marzo, se han registrado 4 defunciones.

Hay 367 casos confirmados y 826 sospechosos.

México aparece ya en rojo en el mapa mundial de la pandemia.

Estamos ya en Fase 2, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque el subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez lo negó.

Utilizó una rebuscadísima argumentación para decir que sí, pero aún no.

Pero que es inexorable.

En ese ritmo de rapidez de propagación del virus ha venido cayendo la popularidad del tabasqueño.

En Puebla se ve tan claro como en el país.

De acuerdo con la encuesta del Centro de Estudios Consultivos, del especialista Manuel Martínez, en el municipio capitalino, 51.3 por ciento de los habitantes considera que el Presidente tiene “poco o nada” de capacidad para gobernar.

imagen-1

También la mayoría, 18 por ciento para este caso, ve a la inseguridad es “el peor error o mala acción” que a realizado el gobierno lopezobradorista.

Incluso, este rubro sobrepasa al tema del avión presidencial, lo que ya es mucho decir.

imagen-2

Y con todo eso, aún alcanza el Presidente un nivel de 57.2 por ciento de aprobación entre los poblanos de la capital, aunque con sus consideraciones.

Lo “aprueba mucho” 13.3 por ciento.

Pero lo aprueba apenas “algo” 43.9 por ciento.

imagen-3

Es decir, la imagen, incluso la positiva, es muy frágil.

Así está hoy el país.

Frágil. Muy frágil.

Qué deseos de equivocarnos.

Qué ganas de que, incluso por encima de él, México salga adelante.

Qué ganas de que sea así.

Que pase la tormenta.

Que el capitán deje de navegar al pairo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply