APUNTES SOBRE EL PLAN DE REACTIVACIÓN ECONÓMICA DEL GOBIERNO DE PUEBLA

foto-plan

Por encima de la inmovilidad del gobierno federal, la administración estatal arrancó un Plan de Reactivación Económica, con apoyos fiscales y créditos, para auxiliar al asfixiado sector empresarial, desde el más pequeño hasta el más grande, por la emergencia por el Covid-19. También incluye la postergación en el pago de derechos, para los contribuyentes en general. La estrategia del gobierno de Miguel Barbosa fue bien recibida por los empresarios. En términos reales, hay que reconocer que este planteamiento es preciso y, desde las facultades de Poder Ejecutivo del estado, pone énfasis en lo urgente tanto como en lo importante. Equilibra la ayuda a los menos favorecidos con el respaldo a los generadores de empleos. Aludiendo a la alegoría, centra el rumbo de este barco, en el que vamos todos. Apenas este domingo el Banco Mundial alertó que la economía mexicana caerá 6% este año por los daños que dejará la contingencia. Si en Palacio Nacional no reaccionan, era obligado que aquí sí lo hicieran.

Hace una semana que el gobierno de Puebla comenzó a entregar paquetes alimentarios e higiénicos.

Este domingo, presentó su plan de apoyo a empresarios y a los contribuyentes locales.

Desde que pequeños hasta los grandes.

También créditos para empresas y personas físicas con actividad empresarial.

Se evidencia la visión de que se debe cuidar el alimento diario, como pensar en el futuro próximo.

En los empleos que necesitarán los poblanos.

El paquete de acciones fue bien recibido por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Coparmex y la Canirac.

Lo ven como “un respiro” y una “buena señal”.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del CCE saludó el plan.

“Reconozco la voluntad del gobernador @MBarbosaMX por atender al llamado de los #SectoresProductivos del estado, al otorgar estímulos económicos para procurar el empleo y las empresas en #Puebla por la llegada del #COVID19. ¡Es importante seguir trabajando de forma conjunta!”, escribió en Twitter.

imagen-cce

Hay que recordar que sólo tres impuestos cobra la administración estatal, en función del pacto federal.

Éstos de plano han sido condonados o postergados.

No se cobrará Impuesto Sobre Nómina (ISN) a las microempresas (de uno a 10 trabajadores) de abril a diciembre.

Las compañías con plantilla de 11 a los 50 empleados, tendrán hasta 50 por ciento de descuento, de abril a septiembre.

Las demás, con 51 trabajadores o más, podrán pagar hasta julio.

Los impuestos Sobre Servicios de Hospedaje y Juegos con Apuestas y Sorteos se condonan de abril a diciembre de este año.

Será hasta el 30 de septiembre la fecha límite para pagar el control vehicular y hasta esa fecha se pospone el reemplacamiento.

También se otorgarán créditos de hasta 5 millones de pesos para pequeñas y medianas empresas, y mujeres y jóvenes empresarios.

La visión de aquí, ojalá la tuvieran allá.

Frente a la Plaza de la Constitución.

Donde tantas ocasiones prometieron un México mejor.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply